El Partido Justicialista define su conducción con la vista puesta en las próximas elecciones

El Partido Justicialista local definirá hoy su conducción, en consonancia con lo que ocurrirá en el resto de la provincia de Buenos Aires, de cara a las legislativas de 2009 y las generales de 2011.
El peronismo serrano se debatirá entre las figuras de José Rubén Sentís, el actual presidente, y el concejal Raúl Escudero, que en la previa representan dos modelos opuestos en cuanto a sus líneas rectoras: el ex funcionario de la Anses fue la máxima voz local del Gobierno K durante el extenso conflicto agrícola; el empresario mutualista, en cambio, no comulga con el kirchnerismo y una de sus puntas de lanza durante la campaña fue la propuesta de un partido ?abierto, sin letras en la sede?, como él mismo lo manifestó.
Esta no es la primera vez que el destino los enfrenta en el seno del partido. En la cabeza de Sentís aún resuena la derrota en 2005, cuando no quiso darle a Escudero un espacio de vanguardia en la lista de concejales (incluso lo tildó de ?piantavotos?), y el natural de Azucena se impuso en la interna contra el oficialismo partidario.
En ese aspecto, la situación es similar. El actual conductor adujo ?una integración fuerte con doce sectores internos del justicialismo?, con quienes coincidió ?en las ideas básicas para continuar el trabajo y profundizarlo?. En síntesis, tiene otra vez (inherente a cualquier oficialismo) el aparato a su favor.
La relanzada Juventud Peronista y los gremios, más las figuras de Roberto Mouillerón (antes de su ruptura con los Kirchner brindó el apoyo), Néstor Auza y los legisladores K de la Quinta Sección electoral bendijeron la Lista 2 de los nombres tandilenses.
Las cartas del mutualista son Marcelo Cifuentes, Javier Levigna (ambos de tendencia antikirchnerista) y Jorge San Miguel, que a priori se inclinaba por la lista del oficialismo, aunque su salida del Oceba lo habría volcado por los que buscan arrebatarle la conducción a los K. Sin manifestaciones públicas, aunque nada menos que con la presencia en el acto que el titular de Amemt hizo en el club Defensa, el grueso del sanmiguelismo también echó sus cartas por Escudero.

Las lecturas
de la derrota

Más allá de que Sentís levanta que el peronismo de Tandil ganó cuatro elecciones generales en el ´85, ´87, ?89 y 2001, Escudero lanzó permanentemente en sus discursos que quiere romper ?con este radicalismo vecinalista que nos tiene de hijos?.
De 2003 a esta parte pasaron tres elecciones: con las tres se quedó el lunghismo, pero sin dudas el golpe más fuerte fue el del año pasado, con un candidato que el partido improvisó y en el que la conducción tuvo poca injerencia en el armado de las listas.
Con una Intendencia firme, el golpe acentuó aún más las divisiones partidarias y Escudero es uno de los que cargó contra Sentís por esto, a pesar de que ahora cuenta con el apoyo de Marcelo Cifuentes, el candidato que el sello del Frente para la Victoria ?mandó al muere? en octubre del año pasado.
?El mismo que ahora habla de la formación de cuadros e intervención en el armado de listas es el que en 2007 no tuvo injerencia en la elección de los concejales. Entonces, ¿de qué estamos hablando??, cuestionó Escudero en un tramo de su campaña.
La respuesta de Sentís no se hizo esperar: ?Raúl (Escudero) ha formado un bloque unipersonal. Yo me pregunto, ¿cómo puede pretender conducir al conjunto del justicialismo si no puede articular su trabajo con siete concejales más? Es muy difícil poder dar el ejemplo desde ahí?. *

La contienda

Son cerca de 7 mil afiliados (distribuidos en 15 mesas en Tandil, 2 en Vela y 2 en Gardey) los que están en condiciones de votar en estos comicios, que marcarán un quiebre en el justicialismo local. En esta localidad, las urnas estarán habilitadas en la Escuela Normal, entre las 8 y las 18.
Tandil será uno de los 35 distritos bonaerenses que no acató el llamado a una lista de unidad y dirimirá su conducción partidaria en esta interna. ?Me bajo sólo si me lo pide Perón?, habría dicho Sentís, en relación a resignar la conducción del PJ en una nómina única.
Por eso, de los primeros nombres que se lanzaron luego que Néstor Kirchner normalizara el partido a nivel nacional, sólo quedaron las voluntades de Sentís y Escudero, que salen hoy a la palestra a disputarse la conducción. Al menos por este domingo, los destinos del PJ estarán en manos sólo de sus adherentes. Una vez más la elección, el escenario de cara a los comicios generales irá develando su incógnita. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario