El patrón de las sierras

Diego Castañino ganó ocho ediciones en el circuito La Cascada. “Estaba concentrado y quería ganar la primera carrera de la fase campeonato”, manifestaba el hombre de la Base Aérea, luego de finalizar el combate en Tandil.

Las sierras casi le pertenecen, la química del “tri”con el panorámico trazado es conocida. Por eso, cuando el tiempo dio respiros, no tardó en aparecer otro logro a la estadística.

“El auto es sólido, estoy tranquilo con el funcionamiento. El combo esta bien. Feliz por el momento, con los resultados. Obvio que esto entusiasma. La presión de ganar ya me la saqué, vamos a seguir peleando. El resto de las carreras será muy dura, habrá lucha en todas”, ponía énfasis Castañino.

“La carrera en La Cascada fue dura, había autos que iban muy bien, Pablo (Buduba) y el Mataco (López Islas) tenían gran ritmo, difícil de superar. La prefinal nos complicó en parte, hicimos tres o cuatro vueltas más lentas, quedando para largar en el tercer cajón de partida”, analizaba el serrano, agregando sus sensaciones de la vuelta final. “En la última vuelta, observando que Pablo (Buduba) tenía algunos problemas con los frenos, vi que se corrió su auto hacia afuera, y pude mandarme en el hueco. Fue un momento difícil, pero los dos logramos salir de la situación”, explicaba el tricampeón.

El próximo capítulo de APAC será la carrera especial con invitados en la Villa Don Bosco: “Abocados a la carrera especial en Tandil, estaremos con Lucas Bayala. Papá (Carlos) y Ricardo Méndez están trabajando en los motores, y el grupo de trabajo en el chasis. Ahora tenemos más actividad con dos autos. Entusiasmados con el debut de Pablo (Castañino) en la clase “B”. Vamos a tener tres meses intensos, y no podemos relajarnos.  El objetivo es continuar por este camino, seguir evolucionando y sumar bien en La Cascada”, le comentaba Castañino a Vértigo Motorsport.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario