El plantel del Centro de Neumotisiología realizó un abrazo simbólico en defensa de la institución

Con el apoyo de referentes sociales, sindicales, políticos, vecinos y pacientes, los profesionales del Centro de Neumotisiología realizaron ayer un abrazo simbólico en defensa de la institución ubicada en avenida España 101. Allí, a través de un comunicado, ratificaron su postura en rechazo a la reorientación que se le pretende dar.
El conflicto, que ya lleva varios días, continúa sin resolverse, a pesar de que autoridades provinciales y municipales ya confirmaron públicamente que, a partir del convenio rubricado el año pasado, el servicio se transformará en un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

Así fue como, a pesar de las inclemencias climáticas y lejos de bajar los brazos en su lucha, los trabajadores decidieron salir a la calle y visibilizar el reclamo que alzaron días atrás a partir de la notificación del traslado a distintas áreas comunales de seis de los profesionales que prestan servicios en el lugar.

Hasta allí, se acercó en su apoyo cerca de un centenar de personas, entre ellos, el concejal del Frente para la Victoria, Rogelio Iparraguirre; el referente del Partido Humanista, Rody Cachela; la concejal mandato cumplido, Stella Maris “Cacha” Cena; el secretario general de Suteba Tandil, Hugo González; la presidenta de la Asociación Civil Terapia Para Niños Tandil, Sandra Bruno, pacientes y vecinos.

En la oportunidad, en representación de sus compañeros del Centro de Neumotisiología, Sergio Borda, explicó brevemente cuáles son las razones del conflicto que se originó en el servicio para luego dar lectura al comunicado confeccionado por todo el equipo.

Los servicios
que prestan

En el escrito, los profesionales ratificaron que ya hace tiempo que han puesto en marcha las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, convencidos de que es mejor prevenir que curar.

Por ello, destacaron que hace mucho tiempo que en el centro se realizan “los cursos de cesación tabáquica, grupo de tratamiento y prevención de la obesidad, colesterol y triglicéridos, contando con médicos cardiólogos que se encargan, además de las patologías inherentes a su especialidad, de la realización de ergometrías”.

Resaltaron además que realizan detección y tratamiento de apneas del sueño, contando con un polisomnólogo, aclarando que “éste es uno de los dos centros públicos que existen en la provincia”.

Seguidamente, precisaron que “todas estas patologías crónicas prevalentes son tratadas en forma integral porque además del seguimiento médico y nutricional, se realiza rehabilitación y ejercicio físico para lo que se cuenta con una licenciada en nutrición, un kinesiólogo, un profesor de educación física, una terapista ocupacional y un gimnasio totalmente equipado, respaldado todo esto con el tratamiento psicológico que requiera, según la etapa en que se encuentre de la enfermedad. Además, hay un médico clínico que trata a los pacientes con diabetes”.

Por otra parte, los profesionales del Centro de Neumotisiología indicaron que el servicio se ocupa de las enfermedades respiratorias agudas, incluida la tuberculosis. Dentro de otras patologías respiratorias agudas, atienden: neumonías, bronquitis, sinusitis, cuadros infecciosos de la vía aérea superior, bronquiolitis, síndromes gripales, presentes en todo el año, pero que se acentúan en temporada invernal.

“Todo esto –aseguraron- apoyado por la realización de exámenes complementarios, ya que contamos con espirómetros, equipo de Rayos X y un Laboratorio de Análisis Clínicos. Se atienden pacientes sin discriminación de edad, para esto existe un servicio de pediatría que cuenta con un neumonólogo, una fonoaudióloga y una psicóloga”.

“No a la pérdida
del servicio”

Por todo ello, los profesionales expresaron: “decimos no a la pérdida del Servicio de Neumotisiología que brinda atención a toda la comunidad de las patologías agudas porque sabemos hacerlo, lo hacemos bien y los resultados están a la vista con tan solo ver las estadísticas de tuberculosis; decimos no a la discriminación de la atención por rango etario: el convenio entre la Provincia y el Municipio deja de lado la atención de los menores de 40 años, los cuales pasarán a engrosar la larga lista de espera para turnos en el Hospital y en los centros de Salud periféricos; decimos no a la centralización que plantean cuando en todos los ámbitos se habla de descentralizar para descongestionar a los hospitales que están sobrecargados de trabajo. Porque la salud pública se sostiene gracias a los trabajadores –defendieron- ya sean provinciales o municipales, quienes con los escasos recursos que aporta el Estado hacemos malabares para poder seguir brindando una atención digna a la comunidad”.

Y, al cierre, dijeron sí a “la integración porque también queremos una salud pública igualitaria y equitativa para todos los tandilenses, pero sin perder lo que ya está funcionando bien. Sí a todo lo que sea para sumar y mejorar; y no a restar y dividir”.

El abrazo
simbólico

Tras la lectura del comunicado, las más de cien personas presentes –entre profesionales del servicio y quienes fueron a acompañarlos en su reclamo- se organizaron en una larga fila que rodeó el edificio de España 101 para realizar finalmente un abrazo simbólico a la institución. Tras un fuerte aplauso, cinco de los trabajadores -en representación de todo el equipo- izaron la bandera argentina y, junto a ellos, todos entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario