El primer bebé de 2016, León Villanueva Romanelli

Ayer, a las 9.10 de la mañana, nació el primer bebé del año nuevo, León Villanueva Romanelli, en la Nueva Clínica Chacabuco. Mientras él dormía, sus padres Martín Villanueva y Virginia Romanelli compartieron cómo vivieron la especial llegada de su tercer hijo, hermano de Benicio y Mora.
Tras llamar a la puerta de la habitación 311 del tercer piso del centro asistencial de la calle Chacabuco 340, Martín atendió a El Eco de Tandil y muy amablemente junto a su mujer se dispusieron a contar cómo transitaron las horas previas al parto y, ya por la mañana, la llegada del nuevo integrante de la familia.
Sentada con León en brazos, la madre por tercera vez, de 31 años, relató que alrededor de las 10 del 31 de diciembre comenzó ya con trabajo de parto y llegaron a la clínica a las 20, con “muchas contracciones, pero por algunos inconvenientes no podía tener un parto natural”, afirmó.
Virginia pasó “toda la noche” en la clínica, a las 8.15 ya la llevaron al quirófano y a las 9.10, finalmente, nació León por cesárea. “Pesó 3,2 kilos y mide 50 centímetros”, detalló.
En uno de los momentos más importantes de sus vidas, informaron que León tiene dos hermanitos, Mora, de 6 años, y Benicio de tan sólo 3. “La verdad es que no nos esperábamos que naciera hoy, lo decíamos en broma, que tal vez nacía el 1 o el 31, pero no lo pensamos nunca, es más, quedó todo el asado en casa para comer. Así que ahora cuando volvamos, hay que hacerlo”, dijo la madre mientras se reía.
Emocionada, expresó que “es el mejor recibimiento de año, el mejor regalo que nos pudo dar para comenzarlo. Elegimos llamarlo León porque desde que Mora estaba en la panza, queríamos ponerle León y al final terminó siendo una nena. A Benicio también queríamos ponerle Benicio León y le quedó Benicio, y el tercero -como va a ser el último- le quedó León”.

“Nos atendieron
muy bien”

Por último, remarcó “la gran labor de todo el cuerpo médico, de la partera Julia y del doctor Luciano Cervi. En realidad mi médico es Santiago Amestoy, pero él tuvo que viajar de urgencia por un problema familiar. La verdad es que nos atendieron todos muy bien, las enfermeras impecables, estaban brindando y acá con nosotros. Estamos felices”. __res_3loc1

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario