“El principal conflicto que tenemos hoy es la droga”, alertó la concejal Alexander

La concejal del Bloque Justicialista y titular de la Comisión de Derechos Humanos, Garantías y Seguridad, Corina Alexander, aseguró que el principal conflicto hoy en los barrios es “la circulación de drogas”. La edil propuso que el Ejecutivo cree una “oficina”, dependiente de la Secretaría de Protección Ciudadana, en pos de atender y dar respuestas frente a esta problemática.
Además, criticó la falta de “claridad” en cuanto a la afectación de los fondos para la seguridad y exigió al Municipio que agilice los plazos para poder visualizar pronto acciones concretas tendientes a disminuir la inseguridad en las calles de Tandil.
Por otro lado, compartió los resultados de un sondeo que efectuó en abril pasado a vecinos y comerciantes de distintos barrios para conocer el grado de satisfacción en torno al funcionamiento de la Policía de Prevención Local.
En diálogo con El Eco de Tandil, planteó -en principio- que si bien actualmente hay en la nueva fuerza un equipo de quince o veinte policías dedicado a atender temas de violencia intrafamiliar y de género, “habría que evaluar la posibilidad de formar dos o tres equipos más, o al menos dos, para atender otras conflictividades”.
En ese sentido, expuso que “no hay nada en la Secretaría de Protección Ciudadana, ninguna oficina ni visualización de construcción institucional que nos hable a toda la ciudadanía de que va a existir un área que se va a dedicar a los conflictos que hoy existen en la ciudad con las drogas, que es el principal que tenemos”.
Problemática a la que se suma por estos meses “una situación de crisis social”, que se está comenzando a ver en diversos sectores, describió la concejal.
Por lo tanto, Alexander afirmó que “para ser transparentes y desterrar esto hay que tener reglas claras y hoy no se ven. Y es ahí donde tiene que funcionar la secretaría que se creó para seguridad en el Municipio, en la que se puedan poner reglas claras entre los ciudadanos y las distintas fuerzas o actores que tienen que funcionar en el tema de la seguridad”.

La realidad en los barrios

Relató que hay barrios, como Villa Aguirre, en los que hay mucha circulación de la droga “con chicos muy chiquitos” involucrados. Entonces, consideró que el Estado en su conjunto tiene que dar respuestas y funcionar en relación a ello.
Y, en el marco de este complejo contexto, indicó que el principal problema son “los circuitos de drogas” porque lanzó que muchos de los ilícitos “están vinculados a la circulación de dinero para comprar droga y tienen que ver con cada vez más chicos chiquitos a quienes los van metiendo”.

La preocupación de las familias

En lo personal, Alexander contó que había hablado con muchas madres que tienen esta problemática con sus hijos y que realmente “no pueden con la situación”. Ante esto, insistió en que es muy necesario que “exista un departamento al que puedan ir a asesorarse, porque esas familias viven con mucho dolor que sus chicos ingresen a un circuito de droga”.
Enfatizó que se trata de una problemática que atraviesa a todas las clases sociales. Si bien en las más humildes se ve de una forma “muy cruel”, aclaró que también conoce mamás que la han ido a ver porque sus hijos son adictos y “no saben cómo hacer”, porque “no les alcanza el CPA ni las herramientas que existen”.

El fortalecimiento de acciones

Por lo tanto, la legisladora destacó que “la Secretaría de Protección Ciudadana es un lugar a fortalecer, sobre todo en la protección de la adolescencia y niñez también”.
Advirtió que ella, solo yendo a visitar a las familias y charlando con las madres, se enteró de “puntos de venta de drogas”, que garantizó que está corroborando y que hará, llegado el caso, la denuncia correspondiente.
En consecuencia, insistió por último en que es importante que institucionalmente se cree “un departamento” para que esté al tanto de todo lo que ocurre en distintos barrios de la ciudad. u

Reclamos por más presencia de la Policía Local en los barrios

Por otro lado, la concejal del justicialismo Corina Alexander compartió los resultados de una encuesta telefónica que realizó en abril a cien vecinos y comerciantes de distintos barrios de Tandil para conocer el grado de satisfacción que tienen sobre el funcionamiento de la Policía de Prevención Local.
Explicó que el objetivo fue obtener “datos concretos y directos” que provinieran de la gente, a la que se le consultó, entre otras cosas, si percibe más o menos seguridad en la ciudad y si hay diferencia entre el centro y los distintos barrios en ese sentido; si cree -en caso de contestar que observa más seguridad- que tiene relación con la presencia de la nueva fuerza; si nota una respuesta eficaz en casos de inseguridad y disturbios; en qué momento del día nota más la presencia policial en su zona; con qué frecuencia pasa por su cuadra; y si modificaría algo de su funcionamiento.
Las respuestas fueron segmentadas por cuadra. En el caso de los vecinos de la calle Lisandro de la Torre al 2300, sugirieron que estén las 24 horas, ya que “hay muchos y podrían hacer guardias en distintos puntos o patrullajes”.
En Entre Ríos al 400 propusieron que pasen con más frecuencia y llamen “al orden a los muchachos que andan haciendo piruetas en las motos y sin cascos, con ruidos molestos”, mientras que en esa misma calle, pero a la altura del 600, sugirieron que “deberían dispersarlos más porque he visto que en menos de cien metros hay tres parejas de policías”.
En tanto, en 9 de Julio al 300 los vecinos pidieron “más presencia por cuadra, sobre todo al atardecer, o por lo menos más rondas o patrullajes más seguido”. También en esa calle, pero a la altura del 500, se dijeron conformes con la Policía Local, pero deslizaron que agregarían “más presencia a la salida de colegios y boliches”.
En Paz al 900, aseguraron que hay “muchos en el centro y tendrían que andar con más frecuencia en los barrios”, mientras que en Maipú al 100 también reclamaron más recorridos y mayor frecuencia, como así también que las cámaras de vigilancia “funcionen mejor en las calles”. u

Resultados por zona

Zona 1 (Villa Italia Norte): De diez llamados realizados, siete personas piensan que la Policía Local pasa por el barrio con frecuencia y que la situación está controlada; dos no contestaron; y una no está de acuerdo con el funcionamiento de la Policía Local.
Zona 2 (Las Tunitas): De once llamados realizados, una persona contestó que la Policía Local pasa por el barrio con frecuencia; y las otras diez afirmaron que pasa con muy poca frecuencia o por algunos lugares directamente no pasa. Algunos vecinos solicitaron patrullaje nocturno por la zona y más de siete dijeron haber sufrido hechos delictivos. Y una gran cantidad de vecinos manifestó su preocupación por el tema de la droga.
Zona 3 (Palermo): De doce llamados telefónicos, tres personas manifestaron que la Policía Local por el barrio no pasa con frecuencia. Nueve vecinos comentaron que pasa con frecuencia y que la situación está controlada, pero el resto dijo que sufre hechos delictivos y que está en desacuerdo con el cobro de la Tasa de Protección Ciudadana.
Zona 4 (La Movediza y Villa Laza): De diez llamados, todas las personas consultadas se dijeron de acuerdo con la Policía Local y que pasa con frecuencia, pero aseguraron que han sufrido en el último tiempo algunos hechos delictivos; sienten que la situación está controlada y sienten tranquilidad.
Zona 5 (El Tropezón): De diez comunicaciones, tres manifestaron su conformidad con la Policía Local y además consideraron que pasan con frecuencia por el barrio teniendo la situación controlada, pero advirtieron que han sufrido también algunos hechos delictivos en la zona. El resto consideró que la situación no mejora y que la Policía Local no pasa con frecuencia y que sufrió hechos delictivos. Una vecina afirmó que no está de acuerdo con el cobro de la Tasa de Seguridad por parte de la Municipalidad. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario