El PRO reunió su primera asamblea nacional y puso distancia de los dichos de Carrió



En el hotel Sheraton Libertador, Macri fue ungido presidente de la asamblea nacional partidaria y pidió a sus dirigentes "recargar baterías y estar listos para emprender la recta final", y dijo estar "convencido" de que van "a ganar".



Además de agradecer al presidente del PRO, Humberto Schiavoni, quien se encargó de la construcción del partido en todas las provincias donde aún restaba hacerlo, Macri se envalentonó y consideró que están encarando "una épica del cambio, la más grande del último medio siglo".



Acompañado por toda la cúpula del partido, como Gabriela Michetti, Marcos Peña, Patricia Bullrich, Marcos Peña y Federico Pinedo, entre otros, Macri se retiró sin responder preguntas, tras una jornada en la que decidió dar a conocer el calendario electoral para designar a su sucesor al frente de la Ciudad.



Quien fue elegido como vocero de la ocasión fue Rodríguez Larreta, y consultado por los medios sobre el cronograma de los comicios, respondió: "Las elecciones son en fechas similares a las de las veces anteriores. En la Ciudad siempre fueron elecciones separadas de la nacional y favorece la autonomía porteña".



"Yo voy a participar de las PASO, y también anunciaron lo mismo (Cristian) Ritondo y (Diego) Santilli", señaló, sin mencionar a quien aún resta definirse: Gabriela Michetti.



Preguntado por los dichos de la diputada Elisa Carrió, el funcionario porteño dijo que "en este momento la prioridad es la consolidación del PRO" y que "llegado el caso, las PASO pueden ser una buena herramienta" para definir acuerdos electorales.



En declaraciones a los medios, Carrió reiteró varias veces que en abril próximo ya será posible formalizar un acuerdo de un frente electoral entre ella, Ernesto Sanz (UCR) y Macri, algo a lo que desde el Pro buscan poner paños fríos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario