El proyecto oficial sufre retrasos en Diputados en medio de la búsqueda de adherentes

Si bien el kirchnerismo esperaba darle dictamen a la norma modificada del Poder Ejecutivo, la redacción sin concluir de la medida, la negociación de las leyes complementarias y las conversaciones con la Casa Rosada, con los dirigentes agropecuarios y los indecisos desencadenaron el prematuro ingreso a un cuarto intermedio hasta mañana a las 10.
Mientras el plenario analizaba la medida que pretende ratificar las retenciones móviles a la exportación de granos, el bloque oficialista volvió a librar una nueva batalla privada, a fin de poder sumar algunos votos de último momento, ante los constantes fantasmas de la falta de número. “Queremos sumar voluntades”, comentó un diputado kirchnerista a Noticias Argentinas, aunque garantizó que el dictamen saldrá sin tocar la polémica resolución 125 que elevó las alícuotas de las retenciones móviles.
Uno de los temas centrales para esa búsqueda de adherentes es aumentar el universo de productores beneficiados por reintegros a quienes produzcan hasta 1000 toneladas anuales de soja, ya que inicialmente se compensará hasta los que produzcan 750 toneladas. Además, también se busca obtener un aval de la mesa de enlace de las entidades agropecuarias, pero pese a que las negociaciones entre las partes siguen, hasta esta noche el acuerdo no parecía palpable. Los argumentos que brindó la bancada oficial para explicar el paso a cuarto intermedio no fueron profundos, aunque el bloque intentó minimizar la jugada, al destacar que este jueves se conseguiría el dictamen de las comisiones.
“Mañana tenemos dictamen sí o sí, en algún momento del día”, afirmaron voceros oficiales, y se esperanzaron en conseguir el respaldo del Espacio Sí, de Eduardo Macaluse, quien a última hora se puso a trabajar en un proyecto propio. Voceros del bloque que encabeza el ex ARI Autónomo confirmaron que la medida en la que trabajan es similar a la del FpV, pero con una diferencia en el tope para las compensaciones, el que superaría lo establecido por el oficialismo, pero se mantendría dentro de las 1500 toneladas.
El objetivo de los dirigidos por Maculuse es llegar a un acuerdo en cuanto al número de toneladas con el bloque K, algo que le brindaría al Gobierno nacional 9 votos decisivos a la hora de exponer la propuesta legislativa en el recinto. A la vez, el FpV también intentará seducir al Espacio Sí con la Ley de Arrendamiento y Warrants (certificados de garantías para el pequeño productor hasta que recibe los reintegros de parte del exportador), dos medidas solicitadas por ese bloque.
“Estamos tratando de acaparar a los que aún están deshojando la margarita, que sí, que no”, deslizaron fuentes oficiales, y agregaron: “no presentamos el dictamen de mayoría hoy porque seguimos negociando con otros partidos políticos y con entidades sectoriales”. Además, voceros del jefe de la bancada del FpV, Agustín Rossi, confirmaron que mañana solicitarán “una sesión especial para el viernes”, jornada en la que se llevarán al recinto todas las normas a las que pretenden darle despacho de comisión: Retenciones, Ley de Arrendamiento y Warrants.
En tanto, las negociaciones del FpV tuvieron su correlato fuera del Congreso, con sendas reuniones entre la mesa chica del bloque y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y entre referentes del Gobierno nacional y el ex gobernador Jorge Obeid – uno de los díscolos- en la Quinta de Olivos. La idea oficial es girar las medidas al Senado esta semana -aunque el viernes se tengan que sesionar hasta la madrugada-, ante la dificultad que tendrían la próxima para poder llevar las normas al recinto, teniendo el cuenta el feriado del 9 de Julio. Según explicó el titular de Agricultura, Alberto Cantero, el análisis se reanudará este jueves a las 10:00, cuando al plenario de Agricultura y Presupuesto se sume la comisión de Legislación General, con el objetivo de darle dictamen a las normas complementarias que acompañan el proyecto oficial.
Por su parte, los bloques opositores reiteraron su pedido de suspender las retenciones por 150 días, en tanto que reclamaron al oficialismo que haga público su dictamen de mayoría, a fin de poder analizarlo en profundidad. “Queremos el proyecto en nuestras manos para poder saber de qué se trata”, enfatizó la diputada Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica, en el marco del plenario, cuando aún no estaba cerrada la norma oficial.
En tanto, los bloques de la UCR, el PRO y la CC aguardaban la presentación formal del proyecto de ley final del oficialismo, aunque ya adelantaron que podrían insistir con un despacho de minoría, lejos del que promueve la Casa Rosada.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario