El proyecto Pampares cierra el 2016 con una obra de teatro abierta a la comunidad

Desde hace 12 años que la Sala Abierta de Lectura cuenta el proyecto itinerante Pampares el cual trabaja en distintas zonas de la ciudad como 25 de Mayo, Maggiori, San Juan, Arco Iris y actualmente lo hace en La Movediza.

La semana pasada realizaron la muestra final de los talleres con los niños de la barriada y sus familias; mientras que este viernes lo harán con la comunidad en general.

La invitación es para una obra de teatro que tiene como eje el libro “El diario del capitán Arsenio” de Pablo Bernasconi. Las entradas pueden retirarse en la Sala de Lectura a partir de hoy.

Luján Groh, Lucía Martín, Roxana Giménez y Rosana Goyeneche del proyecto Pampares dialogaron con El Eco de Tandil sobre lo que fue el 2016 y lo que se viene para el cierre del año.

-¿Cómo definirían al proyecto Pampares?
LG: -Es un proyecto que, a diferencia de los otros de la Sala, es de intervención comunitaria y social. Trabaja la promoción de la lectura pero en un sentido más amplio y con distintos lenguajes artísticos. Además se trabaja desde múltiples ejes, por un lado con los niños de 6 años en adelante a través de talleres gratuitos, pero también se entiende que ese chico vive en una comunidad, con una familia y con distintas instituciones.
Esa mirada amplia tiene que ver con la promoción de la lectura pero del mundo y de sí mismo. Desde cada lenguaje se presenta una diversidad de discursos y miradas para que los chicos empiecen a pensar qué es lo que a ellos les gusta y por dónde va su propia mirada.
LC: -Vamos al barrio con el Bibliomovil que es un poco sinónimo de que llegaron los talleres ya que se hacen préstamos de libros. Cada día que hay un taller, los chicos tienen la posibilidad de llevarse un libro nuevo para leerlo en la semana y luego devolverlo.

-¿Con cuáles talleres trabajan?
RGO: -Tenemos talleres de lectura, cerámica y teatro. Tienen que ver con ofrecer distintos lenguajes artísticos pero siempre relacionados con esta concepción amplia del taller de lectura de tal forma de ser el facilitador del encuentro con los libros, la lectura y los niños; por lo que las propuestas apuntan a poder acercarlos a este mundo. Siempre tratamos de relacionar las actividades de cada uno de los talleres con salidas que tengan que ver con lo educativo, recreativo y cultural.
RGI: -Yo estoy a cargo del taller de cerámica y a diferencia de los otros, nosotros trabajamos con un objeto como es la pasta. Este año fue el de transitar una experiencia para explorar, saber de qué se trata y que se pueden hacer cosas que perduran. Costó mucho entender que, a diferencia de otros lenguajes, en un mismo día se resuelve sino que es necesario aprender el proceso para esperar que se seque y la necesidad del horneado. La experiencia final fue de poder cocinar las piezas y la lectura estaba todo el tiempo atravesada para poder leer las imágenes y ver de qué manera nos enriquecemos de todo esto para poder trabajar la cerámica.
LC: -Por mi parte dicto el taller de teatro y para nosotros el Bibliomovil fue un insumo muy necesario ya que pusimos el eje en poder expresar con el cuerpo, usarlo como herramienta y poder contarle algo a los otros. En esta disciplina también trabajamos con procesos y es necesario entender que el cuerpo se prepara para actuar, luego lo pongo en acción y busco la mejor manera de hacerlo. Los chicos de teatro son los más grandes, tienen entre 10 y 13 años.

-¿Cómo los recibe la comunidad?
RGO: -Propiamente con los talleres es el tercer año que estamos en el barrio y es todo un proceso de trabajo para que se puedan apropiar del proyecto con chicos que pasaron por diferentes talleres y lenguajes. Esto mismo pasa con la comunidad, tanto con las familias u otras instituciones que es fundamental poder generar un intercambio con otros actores que están interviniendo permanentemente con ellos.
LG: -En este barrio en particular, tuvimos un recorrido favorable en ese sentido ya que hemos logrado intercambios con continuidad y fluidos a tal punto de no superponer actividades e inclusive de coordinar algunas. Es muy importante anclar y abrir caminos a los chicos que transitan por Pampares con otros referentes de la comunidad en ese territorio; incluso tenemos respuesta de propuestas que les llevamos.
Este año trabajamos en conjunto con el Museo de Bellas Artes de Tandil (Mumbat) quienes convocaron a Fundación Osde para traer al autor Pablo Bernasconi. Para nosotros fue una experiencia nueva el poder coordinar con otras instituciones, pero además llevamos las invitaciones a referentes del barrio quienes tomar esta propuesta de trabajar con el autor en sus espacios propios por lo que llegan a la visita del museo de una forma distinta.
Lo que intentamos es replicar lo que hacemos en Pampares que es una forma de trabajo muy comprometida con lo que se hace en este sentido que el chico conozca lo que va a hacer porque le da más recursos, lo ayuda a construir su mirada y a tener opiniones.
En ese marco, en una de las actividades de verano del 2014, una de las nenas se fascinó con un libro de Pablo Bernasconi. Ese mismo año fuimos a la Feria del Libro con la Sala de Lectura y nos cruzamos con el autor y no dudamos un minuto en contarle de Pampares y de esta nena Nadia por lo que quedó abierta la conversación. Finalmente logramos hacer el contacto, nos confirmó que podía venir a brindar un taller y ofreció la muestra que estuvo en el Mumbat.
RGO: -Por eso hay que estar atento a estas pequeñas cosas que dicen los chicos en los talleres porque esto se generó dos años después y pusimos todo de nosotros para poder lograrlo. Estas son las cosas que movilizan a los chicos y son las que realmente generan impacto en ellos.
LG: -Y esta bueno que puedan ver que las cosas se pueden lograr y que es producto de trabajo en equipo.

-¿Cómo será el cierre del proyecto Pampares?
LG: -En primera instancia, el viernes 25 fue la muestra cierre de las actividades de todos los talleres donde tenemos la posibilidad de que los chicos muestren todo lo que hicieron durante el año. Los talleres tienen en común una producción ya que son anuales en lo que se trabaja la continuidad y, de alguna forma, este cierre habla de llegar a fin de año con la posibilidad de mostrarlo principalmente a la familia.
RGO: -Y también que les sirva para ser consciente de ese proceso, poder mirar hacia atrás y ver todo lo que pudieron lograr y lo que transitaron. Por eso se hizo una muestra estática con las producciones de cerámica así como también se proyectaron algunas fotos de lo que se hizo en el año, entrega de certificados y algún regalo simbólico que tiene que ver con este proceso.
LG: -Por otro lado, siempre a fin de año intentamos hacer un cierre con alguna actividad especial ya sea musical o de teatro. En esta oportunidad, es una obra de teatro abierta a toda la comunidad en relación al trabajo con el autor que tuvimos este año. Es una obra que trabaja con distintos recursos y que tiene el mismo perfil del proyecto en el sentido que no se subestima para nada al espectador
LC: -Toma como eje el libro “El diario del capitán Arsenio” de Pablo Bernasconi y, a partir de muñecos, recrear la historia. Es una compañía de teatro de La Plata y se va a realizar este viernes a las 18 en el teatro La Fábrica, Pinto 390.
LG: -La invitación es para toda la comunidad, las entradas son gratuitas y se pueden retirar a partir de hoy en la Sala Abierta de Lectura, sita en Chacabuco 729, de 9 a 12 y de 15.30 a 19.30 hasta que se llene la sala.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario