El Rally de Castelli tuvo una excitante definición

Ariel Robbiani y Federico Devoto, tuvieron a su cargo una función más de sus mejores repertorios. Al igual que el año pasado, volvieron a exhibir la gran paridad que hay entre ambos. En el acto inaugural del Rally en Castelli, la diferencia fue de sólo un segundo a favor de Devoto en casi 120 kilómetros de carrera.

Fue tal la paridad que en la primera jornada, Devoto ganó tres de los cuatro tramos y en el segundo día de carrera, fue Robbiani el que se quedó con tres parciales, dejando el restante para el ganador de la general.

En las etapas, la primera fue para el piloto de Chivilcoy, la restante para el actual bicampeón, que además demostró una rápida adaptación al Citroën DS3 Maxi Rally, en su primera carrera sobre este tipo de autos. En la tercera posición quedó Claudio Robustelli, navegado por Fernando Mussano, aportándole su experiencia internacional, a la adaptación del piloto platense al Peugeot 208 Maxi Rally.

Nombres conocidos

Eduardo Lonati se fue triunfador en la N4 Light, luego de hacer la gran diferencia en la primera etapa, para hoy salir algo más tranquilo, a bordo de su Subaru. Cesar Liberatore, tuvo complicaciones mecánicas durante gran parte de la carrera, pero las pudo sortear, para arribar en la segunda ubicación, mientras que tercero fue el local, Federico Longhi.

Paulo Soria se quedó con el triunfo, en un debut soñado en la clase Junior, superando en una carrera muy emotiva y luchada al último campeón de la divisional, Esteban Bilbao, que quedó a trece segundos, tras ganar la etapa del domingo.

Eduardo Durante sigue su racha triunfal en la clase A y desde Castelli se llevó una victoria de punta a punta, para anotar su nombre entre los máximos exponentes al título para esta temporada.

Ariel Scafati, otro piloto que se cambió de clase y triunfó, fue quien se quedó con todos los puntos en juego del fin de semana en la R3T, imponiéndose con el flamante Audi A3, que eligió para dar el salto desde la divisional N3.
Juan Eluchans logró su primer triunfo en el rally, en esta fecha inicial, disputada en Castelli, tras imponerse en la clase A Light, a bordo de su VW Gol.

Cárcano se anotó

En la clase N3, Pablo Carcano comenzó de manera exitosa su camino al quinto título en la divisional. El piloto de Tandil ganó a bordo del VW Gol del Isidro Rally, con Juan José Cerri reemplazando al joven Enzo Cárcano en la butaca derecha. El monarca de la divisional, debió trabajar intensamente, porque Alfredo Davila, haciendo su presentación con un Peugeot 206, finalizó a sólo 5 segundos, como primer escolta. El podio lo completó el ingeniero de Trenque Lauquén Aníbal Mendiburo, que en esta oportunidad participó a bordo de un Seat Ibiza, tras la rotura en la previa, del “206”, con el que habitualmente compite.

El resto de los grupos

Lucha sin tregua es lo que entregaron Francisco Sanz y Pedro Ochoa, en la batalla por la victoria en la N2. Sanz, por primera vez, en su corta trayectoria, subió al escalón más alto del podio, el de Castelli radicado en Tandil lo siguió a 5.8 segundos, completando el podio Mario Llinas.

En la divisional N1, Marina Goicoechea marcó el camino durante gran parte del fin de semana para obtener con tranquilidad, la primera conquista del 2017, seguida por el balcarceño Martín Nucciarone y “Seba” Minasso, a sólo 8 segundos del balcarceño. Luego clasificaron Manuel Sánchez, y el tandilense Juan Carlos Ceschi con el Chevrolet Corsa, navegado por “Guille” Conforti el excopiloto del “Tano” Pernía en el Turismo Carretera.

Matías Guzmán, uno de los referentes de la clase ZM, ganó la cita castellense, escoltado por Diego Prina, y Ariel Magro en la tercera colocación.

Para el segundo capítulo de la temporada, habrá que esperar hasta los días 6 y 7 de mayo. ¿El lugar? Muy posiblemente Balcarce, ya que sólo restan cerrar mínimos detalles, para que el Mar y Sierras vuelva a la ciudad serrana.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario