El senador Carlos Fernández confía en que se instalará en Tandil la tercera defensoría oficial

En el marco de un nuevo impulso en las acciones para lograr la instalación en Tandil de una defensoría oficial del Fuero Criminal y Correccional, concursada en marzo de 2014, el vicepresidente primero de la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Fernández, retomó las gestiones en pos de resolver un planteo impulsado por los actores judiciales en función de la cantidad de causas y el índice de litigiosidad en comparación con los otros distritos que integran el Departamento Judicial de Azul.

El legislador, que venía trabajando en el tema a partir de la preocupación expresada por las entidades del sector, mantuvo este lunes una reunión con el defensor general del Departamento, Diego Lucas Fernández, y ayer con el subsecretario de Justicia bonaerense, Adrián Grassi.

En ese sentido aseguró que la iniciativa estaba entre los temas de agenda e indicó que estos encuentros se desarrollaron en consonancia con la inquietud que manifestaron los actores judiciales locales frente a los rumores de presiones para que el cargo se sustancie en la localidad de Azul, cabecera del Departamento.

Como se informó en estas páginas, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, una resolución mediante la cual le solicita al Ministerio de Justicia “una de las sedes para el cargo de defensor oficial ante el Fuero Criminal y Correccional que se sustancia mediante concurso número 1880, cuyas ternas fueron votadas por el Consejo de la Magistratura en fecha 11 de marzo de 2014, quede radicada en la ciudad de Tandil”.

En la actualidad la ciudad cuenta con dos defensores oficiales, mientras que Azul dispone de, al menos, cinco. La diferencia es relevante al considerar que Tandil recibe la mitad de todas las causas que acumula el Departamento Judicial, que también está integrado por Bolívar, General Alvear, General Lamadrid, Juárez, Laprida, Las Flores, Olavarría, Rauch y Tapalqué.

“Para Tandil”

“Todo indica que va para Tandil”, consideró el legislador rechazando las especulaciones en función de las reuniones que mantuvo en las últimas horas, en las que pudo exponer los argumentos que sustentan el pedido.

En diálogo con El Eco de Tandil el legislador repasó que durante el encuentro en Tandil con el defensor del Departamento Judicial de Azul abordaron el escenario actual y la posibilidad de que podía instalarse en otro distrito “y me dijo que su opinión era que la defensoría vaya para Tandil a partir de la cantidad de casos por atender, el desbalance entre las dos defensorías y las fiscalías y la necesidad clara y contundente”.

Luego mantuvo una audiencia con el subsecretario de Justicia a quien “le expliqué toda la situación, le pedí que mirara la casuística, se manifestó absolutamente proclive a la argumentación que expuse y me dijo que me quedara tranquilo que iba a actuar en consecuencia”.

Confesó que la sensación que le transmitió es que parecía que el trámite se encontraba definido por lo que arriesgó que podría designarse un tercer cargo de defensor oficial ante el Fuero Criminal y Correccional.

En caso de avanzar con el expediente se iniciará un proceso para designar al abogado a cargo de una terna de aspirantes.

Presiones

A propósito de las presiones Fernández, que citó que mañana mantendrá una audiencia con el titular del Colegio de Abogados de Azul, Sergio Gustavo Volante, rechazó las sospechas al considerar que “no creo que haya un planteo de esta naturaleza”, y que si lo hubiera “está obturado”.

Y en esa línea, en relación a la designación del Fiscal General, que quedó en manos de un abogado azuleño en detrimento del tandilense propuesto para el cargo. “Fue una decisión política”, ratificó en función de los resultados.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario