El Sindicato de Municipales, en desacuerdo con la cesantía de los dos agentes de Habilitaciones

La denuncia fue realizada por Alejandra Marcieri, la directora de Habilitaciones, a partir de testimonios de ciudadanos que habrían admitido irregularidades al momento de tramitar el carnet de conducir, a mediados del 2012. 

Al hacerse pública la resolución del Ejecutivo, la secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT), Cecilia Soto, dialogó con El Eco de Tandily manifestó el desacuerdo del gremio ante esta medida.

“En este caso en particular teníamos un dictamen diferenciado con el Ejecutivo porque no coincidíamos con lo que el instructor sumariante daba que es la cesantía”, destacó.

Soto explicó que la Junta de Disciplina donde se toman estas decisiones, es consultiva, por lo que participan dos miembros del Ejecutivo y dos del Sindicato. El mecanismo es que, en estos casos, la última palabra la tiene el Intendente quien define con los dos dictámenes diferenciados “pero siempre define con el del Ejecutivo y en ningún momento se estimó nuestro dictamen sobre por qué no estaba bien la cesantía”.

 

Dictamen del Sindicato

 

Soto también confirmó que el expediente se inició con denuncias de Alejandra Marcieri, pero de puño y letra realizadas por ella, en el que le hacía firmar al damnificado. Sin embargo, desde el Sindicato denunciaron que luego, cuando los llamaba la Dirección de Asuntos Legales “veíamos que no era la misma y había un cambio”.

Otra cosa que vieron es que el trámite había salido aprobado, entonces el primer paso es el Dique y el último es la puerta de la Terminal; por lo que “no se sabe qué pasa en el medio”.

Además manifestaron que el psicólogo tampoco fue llamado a declarar cuando era clave, ya que uno de los hombres que estuvo manejando al lado del compañero porque el psicólogo le había puesto un año y quería saber si estaba bien, no lo pudieron identificar en la foto y con nombre decían un tal Javier, pero hay dos personas con el mismo nombre en la Terminal.

“Por lo tanto la cesantía no era sustentable porque no tienen pruebas fehacientes. Para nosotros el dictamen fue que hubo una serie de responsabilidades al dejar los papeles firmados, sabiendo que es un lugar abierto que entraba todo el mundo; por eso eran necesarios unos días de sanción, pero no esto”, resaltó la secretaria gremial.

 

Los trabajadores

 

En relación a los dos trabajadores, Soto indicó que uno de ellos estaba con disponibilidad absoluta, que significa que permanece en la casa, se le retira lo que es presentismo y bonificaciones durante un año y medio, cuando la ley marca 90 días de disponibilidad. El otro, tenía disponibilidad relativa que es fuera del lugar de trabajo, pero en otro sector.

Destacó que el problema de estos trabajadores es que tienen muchos años de antigüedad, uno 17 y el otro 20 años; por lo que el arma legal ahora la tienen ellos; pero de ahí hasta que se expida la Justicia están sin trabajo y uno de ellos es un hombre que supera los 50 años de edad. Luego de cinco años, pueden pedir la reincorporación.

 

Otro caso

 

Por otra parte, hay un tercer sumario que está pendiente y que desde el STMT solicitaron que anexaran a éste para poder resolverlo ya que son los tres sumarios por la misma causa. Según lo que manifestó Soto, en este tercero hay falsificación de firma y sello “entonces era importante unir todos para ver qué responsabilidad tenía cada uno”.

Además agregó que desde la Dirección los papeles salían en blanco, los trabajadores firmaban el práctico en el Dique y los dejaban firmados; entonces “nosotros veíamos ese grado de responsabilidad con una sanción pero no con una cesantía, porque de las denuncias ninguna fueron comprobadas”, añadió. Por lo que a raíz de esto que pasó y de lo que marcaron desde el Sindicato, desde la Dirección ya salen los papeles troquelados y sellados.

Por último, resaltó que retiraron los dos miembros de la Junta de Disciplina hasta tanto se evalúen sus dictámenes. “Si nos ponemos de acuerdo, está todo bien porque hay un sólo dictamen; pero si hay uno diferenciado, el nuestro no se tiene en cuenta y nosotros justificamos cada punto de los sumarios que son muy extensos. Frente a esto es preferible retirarnos y ejercer una fuerza gremial afuera a perder un mes leyendo el sumario y que no se considere”, concluyó Soto. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario