El Sindicato de Peones de Taxis advirtió que irá por ?la vía legal? al no respetarse la normativa vigente

En diálogo con El Eco de Tandil, explicó que “hemos luchado el año pasado por una modificatoria en la ordenanza que tenía plena vigencia legal, una vez que se aprobara, que fue el 27 de septiembre. La ordenanza les daba 60 días corridos a los titulares para regularizar la situación de los trabajadores”.

“Acá en Tandil parece que cada funcionario toma las leyes nacionales, provinciales y municipales -las ordenanzas- a libre interpretación, porque se siguen extendiendo los plazos, el plazo ya está vencido, pero se les estaba notificando desde Tránsito del Municipio a los titulares -casi vencido el plazo- que se les volvía a dar 60 días corridos y eso no funcionaba así”, manifestó Larsen.

Mientras tanto, el titular gremial señaló que “los organismos que tienen que velar por los trabajadores, ya sea el Ministerio de Trabajo de la Nación, de la Provincia o la AFIP, que estuvieron haciendo los operativos, parece que lo único que les está interesando es la recaudación y no el interés principal que es la registración y el bienestar del trabajador”.

En este sentido, argumentó que “desde los ministerios se les efectúan multas que tardan un año en volver, pero mientras tanto el trabajador sigue en negro y siguen desprotegidos. En el momento de pagar, tienen que pagar pero el trabajador fue dado de baja”.

Ante “esta situación de desprotección” que están sufriendo los choferes -describió- “el sindicato ha resuelto con el cuerpo directivo convocar a sus abogados y a partir de que termine la feria judicial empezar a hacer intimaciones a los titulares de las licencias de taxis -los cuales ya tenemos relevados, que son 130 a 150 trabajadores- que sabemos que están trabajando. Los vamos a intimar para que se pongan de acuerdo a la normativa que tenemos”.

“Vamos a empezar a exigir que se cumpla con las leyes nacionales, provinciales y la ordenanza municipal, que exige la registración del alta temprana del trabajador” porque, según aseguró, hasta el momento en Tandil “tenemos un porcentaje muy bajo” de trabajadores regularizados.

 

Respetar las ordenanzas

“Lo que vamos a empezar a exigir ahora es que se respeten las ordenanzas porque si hubo un Concejo Deliberante que las deliberó y que las aprobó, mínimamente les vamos a exigir a los funcionarios que tienen que hacer aplicar esas ordenanzas, que lo hagan. De lo contrario, estudiaremos la forma de demandar por incumplimiento de sus funciones públicas a los que no hagan respetar las ordenanzas municipales”, advirtió Larsen.

Aclaró desde el sindicato que “estamos continuamente yendo al Municipio, hemos hablado con distintos funcionarios, le hemos ofrecido la colaboración del sindicato para los controles, para lo que pudieran disponer ellos y hasta ahora no nos han convocado para nada, es decir, no hay una voluntad política de solucionar el tema del blanqueo de los trabajadores y la legalidad de respetar las ordenanzas”.

Por esta razón, ratificó que “la comisión directiva del Sindicato de Peones de Taxis de Tandil ha resuelto ir por la vía legal con los abogados del gremio, y estamos esperando que termine la feria judicial para empezar a iniciar las acciones”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario