El subsecretario de Salud Mental provincial apoyó el trabajo que se realiza en Tandil

En diálogo con El Eco de Tandil, Carlos Sanguinetti manifestó que todo lo que se haga para profundizar lo que la ley de salud mental está planteando “son situaciones que tenemos que volver a ver y trabajar”.

En apoyo al área de salud mental local, el funcionario afirmó que Tandil es un ejemplo “ya que desde siempre tuvo una estructura de salud mental de las que se puede sentir orgulloso; así como también el del trabajo de un CPA”.

Adelantó que junto al director de Salud Mental local, Luciano Grasso, firmarán un convenio a través de una propuesta denominada “Servicios integrados”; por la cual el Municipio pondría todos los servicios de salud mental y Provincia los servicios de trabajo territorial que tienen con el CPA para abrirlo a los barrios.

“El CPA tiene que dejar de ser una estructura rígida y debe salir al barrio, por lo que con esta expansión territorial y un servicio poderoso de salud mental como tiene este Municipio, se podrá avanzar”, argumentó Sanguinetti. Además especificó que en el camino encontrarán resistencias como en cualquier cambio, pero aquí hay una sistematización de más de 120 años de aquellos que sostuvieron un régimen de salud mental basado en el encierro, la judicialización, en la medicalización “conformando un sistema represivo. Sabemos que es una propuesta que está centrada en la restitución de derechos donde la gente tiene el derecho a decidir cómo quiere ser asistido en su salud mental”.

 

Habilitación

 

Por su parte, Luciano Grasso ante las suposiciones por las cuales indicaban que las molestias por parte de la Asociación de Psiquiatras se debía a que él era psicólogo, el funcionario reconoció que la nueva ley viene a ‘democratizar’ la salud mental en lo que tiene que ver con la horizontalización de las disciplinas.

Puntualmente manifestó que esto no es caprichoso sino que tiene que ver no con un posicionamiento de poder de otros sectores en detrimento de la psiquiatría sino que hay un basamento teórico conceptual y paradigmático que la salud mental y el sufrimiento psíquico es complejo y multidimensional. “Por lo tanto muchas profesiones tienen que estar actuando de manera horizontal y esto no es llevado sólo a la clínica sino a la organización de las políticas públicas y las gestiones en salud”.

Además indicó que la ley también habilita a cualquier profesional de grado idóneo en buscar la integralidad de las prácticas, a estar a cargo de servicios de salud mental o direcciones.

“Podrá molestar o no, pero son conjeturas; lo importante es que si existe un trasfondo que tiene que ver con algún movimiento en detrimento de los logros que va llevando adelante la ley de salud mental e implementación real de una herramienta tan importante, es fundamental que la comunidad lo sepa”. 

 

El abordaje de las adicciones en los barrios

El Centro Provincial de Atención a las Adicciones (CPA) Tandil realizó una jornada denominada “Tramando Barrio. Construyendo abordajes frente al consumo problemático de sustancias en el escenario barrial y comunitario”. El programa busca promover y acompañar a los equipos de trabajo territorial en la construcción de estrategias de abordaje colectivo en la ciudad.

La directora del CPA Tandil, María Edith Erro, explicó que el encuentro dio cuenta de todo lo que se puede hacer con las distintas instituciones barriales y los referentes de los barrios, sobre todo cuando el tema de consumo de drogas es cada vez mayor, más complejo y una sola institución no puede solucionar todos los problemas. La realidad con la que se encuentran es que hoy el consumo se ve naturalizado y en edades más tempranas donde los chicos comienzan a consumir alrededor de los 13 ó 14 años, y todas las sustancias, por lo que el alcohol es cada vez mayor.

Frente a esto, la idea es trabajar de manera colectiva para que se pueda sumar toda la gente que se encuentre en este problema, que lo haya atravesado o que le preocupe como solución a su barrio.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario