El titular de Economía anticipó que las tasas sufrirán una suba del 33 por ciento en promedio

Mientras sigue vigente la prórroga por 14 días aprobada por el Legislativo durante la sesión del jueves pasado, la Secretaría de Economía ultima detalles para elevar el proyecto de ordenanza del Presupuesto 2017 para la Administración Central, el Concejo Deliberante y el ente descentralizado Sistema Integrado de Salud Pública. En principio, y según anticipó el titular del área, se prevé un presupuesto consolidado de 1.350 millones de pesos aproximadamente, cifra que será ajustada en función de los fondos que ingresarán de Provincia con respecto a lo pautado.

El secretario de Economía de la comuna, Daniel Binando, adelantó que “el presupuesto del ejercicio en curso es de 1.125 millones y nos iríamos a 1.350 millones ahora”, un número “acorde” a una ciudad como Tandil.

En diálogo con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM) el funcionario apuntó también que las tasas se incrementarán para el próximo ejercicio y estimó que se acercará al índice inflacionario de este año. Así, estimó que los tributos comunales sufrirán subas que rondarán, en promedio, el “32 y el 33 por ciento”, porcentaje que no incidirá en todos los sectores por igual. En tanto, remarcó que, a pesar del incremento impositivo que se aplicó durante este año, la cobrabilidad se mantuvo “en los niveles históricos”.

En esa marco, y ante los cuestionamientos por la demora en la elevación de la ordenanza madre al Concejo Deliberante, el secretario se excusó en la prórroga solicitada al expresar que servirá para poder lograr un cálculo de recursos “lo más ajustado posible” a lo que es la realidad local.

También hizo alusión a las declaraciones que realizó la concejal del Frente Renovador, Beatriz Fernández, defendiendo la modalidad de gasto en función de lo recaudado y acorde a los proyectos en materia de seguridad, a la vez que brindó detalles sobre la metodología de trabajo en una de las áreas troncales.

Lo recaudado
y lo invertido

En respuesta a las declaraciones que realizó la legisladora tandilense, el secretario sentenció que “lo que expresa es una foto de toda la película del tema de seguridad pero la foto la ha visto sin los anteojos puestos”, centrándose en los recursos que hasta el momento ingresaron al Estado.

En la edición de ayer este Diario reflejó el planteo que efectuó la concejal massista en relación a los recursos para seguridad, que advirtió que a los 70 millones de pesos estimados para Protección Ciudadana todavía restan sumar 11 millones que llegarán en diciembre del Fondo de Endeudamiento Provincial.

Así, de los más de 80 millones calculados para 2016, se invirtieron 25 millones (16 en sueldos) y se espera que se concreten obras de iluminación por otros dos millones de pesos y la compra de 200 cámaras por 8 millones antes de que termine este año.

Para aclarar lo expuesto por la edil, Binando explicó que los fondos de seguridad ingresan a las arcas comunales por dos vías, una referida al endeudamiento del gobierno de María Eugenia Vidal, (a Tandil le asignaron 31 millones, de los cuales llegaron 22 millones de pesos), y otra vinculada a la recaudación por la tasa de Protección Ciudadana.
En cuanto al tributo aclaró que desde mediados de año lo recaudado dejó de ser un fondo de libre disponibilidad para quedar afectado únicamente al área de seguridad, a partir de una intervención de la oposición.

“Y si se suma lo de libre disponibilidad, los 18 millones de la primera mitad del año, más lo que recaudamos desde junio hasta el 30 de septiembre, que es cuando hace el análisis, y lo que nos mandaron de Provincia, totalizan 57 millones de pesos y hemos ejecutado 42 millones de pesos al 31 de octubre”, precisó.

Así, difirió de la modalidad expuesta por la concejal -entre lo proyectado y lo invertido- y se centró en lo recolectado y en lo gastado hasta el momento. “Y en esto tenemos proyectos”, defendió.

Proyectos
de inversión

A más datos sobre la inversión de los recursos, Binando repasó que se encuentra abierto el proceso de licitación para la adquisición de diez camionetas Volkswagen Amarok, de 20 motocicletas adicionales para la policía y de 200 cámaras de seguridad que se incorporarán al Centro de Monitoreo, en el marco de una iniciativa que conlleva un estudio “muy profundo” a partir de la presentación realizada por tres oferentes.

A ello sumó los aportes para colaborar con las fuerzas de seguridad en combustible, reparaciones de vehículos, mantenimiento, entre otros.

“Es lógico que de lo recaudado nos esté sobrando porque hay un montón de proyectos que estamos tratando de cerrar”, para los cuales será necesario también prever la infraestructura necesaria, reconoció.

Entonces justificó, ante los cuestionamientos de Fernández, que es necesario ser “muy cautelosos con los proyectos, planificarlos bien y saber cómo están”, y llamó a “no mezclar los términos”. Por el contrario, sugirió establecer “cuánto hemos recaudado hasta ahora, cuánto hemos gastado y cuánto en proyectos en ejecución”.

En definitiva, el secretario criticó el discurso de la referente del massismo que ocupa una banca en el Concejo y pidió seriedad y mirar “todos los proyectos que el secretario de Protección Ciudadana desarrolló, que son de largo plazo”.

Planificación

Así, y en relación a las partidas que no se llegaron a invertir en el actual ejercicio, Binando explicó que “el 31 de diciembre no se nos termina la vida. Son fondos afectados que el 1 de enero siguen estando afectados, no es que desaparecen”.

En definitiva, enfatizó que resulta necesario realizar una “buena inversión en infraestructura en seguridad, a conciencia, y mantenerlo”, circunstancia que demanda “planificación”.

“Tenemos que ver cómo va a seguir la recaudación, el mantenimiento la estructura de apoyo que necesita dar un Municipio en materia de seguridad”, insistió Binando.

Frenos a la
ansiedad

Por otro lado, el secretario de Economía avanzó sobre la modalidad de trabajo en el área que dirige y la lógica de funcionamiento y reconoció que “tengo charlas diarias y hasta a veces me peleo con Atilio Della Maggiora”, su par de Protección Ciudadana.

Si bien aseguró que la relación personal “está intacta”, contó que las discusiones se dan en función de la demanda “por todo lo que quiere avanzar” frente a recursos que ingresan “en forma parcial”.

“Igual que el Intendente, (Della Maggiora) tiene mucha ansiedad y los dos me presionan muchísimo, pero tengo que tener cierto control porque no puedo generar demasiado déficit en lo que significa el manejo integral del Municipio”, justificó.

En ese sentido aseguró que, en medio de una situación “muy especial”, es necesario mirar el contexto, que demanda una postura más “reflexiva” en función del ingreso del dinero y de la inversión para hacerlo de la mejor manera posible. “Y eso es actuar con cautela”, ratificó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario