El titular de Tránsito cree que la onda verde evitará ?que sea un calvario? llegar al Cristo

Tras su implementación sobre las avenidas Marconi y España, el director de Tránsito Mario Montani respaldó la aplicación de la onda verde en semáforos y aseguró, entre otras cosas, que evitará que ?sea un calvario llegar al Calvario?, en referencia a la importante cantidad de autos que ingresan desde la Ruta Nacional 226 en línea recta a ese emblemático paseo.
?La onda verde se inicia de Balbín a Santamarina en Marconi y allí siguiendo por España es el otro tramo, es decir que va a estar aplicándose de manera permanente en esos dos tramos? anunció ayer Montani, en referencia a la línea recta que comienza en el ingreso más importante por Ruta Nacional 226 y culmina en el Monte Calvario.
Tras la calibración de los semáforos ubicados en esa zona, el titular de Tránsito explicó que les va ?a llevar algunos días ajustarlo, con un objetivo que se podría definir de manera sencilla desde el sentido común?.
Al respecto, señaló que ?los tandilenses estamos acostumbrados a manejarnos por cualquier calle menos por las avenidas, para evitar los semáforos, porque todo el mundo está acostumbrado a hacerlo?.
A partir de ese fenómeno, buscan ?lograr que tengamos una vía rápida por las avenidas, para que la gente deje de usar las calles más angostas y así transitar con cierta tranquilidad por las más anchas?.
Para el funcionario eso permitirá ?desagotar el tránsito por las calles y sobre todo el centro, con menos temores de encontrase con embotellamientos?.
Ya se realizaron, por ejemplo, modificaciones en el recorrido de la línea 504 que ya no puede girar a la izquierda desde avenida Marconi por 11 de Septiembre: ?Se desvió el recorrido hasta Garibaldi y hace el mismo recorrido pero en línea recta por esa calle?, detalló Montani.
Sobre el avance de la medida, el funcionario anticipó que ?la idea es que todas las avenidas cuenten con este mecanismo, para lograr que la gente de Tandil entienda que le conviene ir por avenidas porque circulará más rápido?.
Ese es el objetivo según reiteró: ?Porque hasta ahora era un calvario llegar al Calvario, valga la redundancia y el juego de palabras, pero realmente esa es la sensación cuando uno tiene un semáforo en verde, el otro en rojo, donde la gente se la pasa esquivándolos?.
En una segunda etapa la modificación contemplará que a través de una conexión en internet les permita a los profesionales medir la densidad del tránsito para ir regulando los tiempos de la onda verde.
?Estaremos mirando la concentración para agilizar o demorar la circulación? indicó al respecto Montani, quien ayer junto al intendente Miguel Lunghi y otros funcionarios estuvo durante la presentación de la modificación.

 

Inversión y característica
Con una inversión estimada en unos 100.000 pesos, la iniciativa permite interconectar los dispositivos situados en los 13 cruces, realizar el monitoreo permanente de cada artefacto desde una central de control y adaptarles posteriormente la nueva tecnología que desarrolla actualmente un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicén.
El mecanismo de ?onda verde? -que funciona a una velocidad de 40 kilómetros por hora- permitirá agilizar el intenso tráfico por esas avenidas, facilitando además las salidas vehiculares del microcentro de la ciudad, de acuerdo a los lineamientos del Plan de Movilidad Sostenible, el estudio integral del tránsito realizado por la Universidad Nacional del Centro por encargo del Municipio.
La iniciativa de investigación y desarrollo de un software especial y un prototipo de semáforo inteligente es llevada a cabo un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicén y del Conicet, con el financiamiento de la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica de la Nación, el Municipio y la Universidad.

 

Tiempos de verde óptimos

El grupo de trabajo está conformado por profesionales del Conicet y de las universidades de Tandil y Rosario, junto a investigadores franceses pertenecientes al Instituto de Investigación del Transporte, del Ministerio de Transporte de Francia.
Los objetivos centrales son obtener una herramienta de software que permita calcular tiempos de verde óptimos para reducir la congestión global o facilitar una arteria de comunicación. Y a la vez desarrollar un prototipo de semáforo que pueda implementar esos controles calculados.
El plazo de culminación del proyecto son dos años, a partir de lo cual estará disponible el software y el prototipo de semáforo terminado para comenzar a implementar el sistema en distintos puntos de la ciudad.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario