El trigo de la zona comienza a sufrir la rigurosidad del clima

De acuerdo al panorama agrícola semanal emitido el viernes por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, durante la semana pasada hubo ?condiciones desfavorables (que) complicaron la evolución del trigo en el centro sur bonaerense?, entre las que se mencionaron elevadas temperaturas, ausencia de lluvias, baja humedad atmosférica y jornadas ventosas, las que  arrebataron al cereal ocasionando pérdidas de rinde.
En el sudoeste afectó el llenado de los granos, ocasionando pérdidas en su peso y mayor disminución en los rindes, mientras que en el sudeste afectó la floración y la formación de granos, situación agravada por el aumento del riesgo sanitario (pulgón de la espiga y roya).
El informe indica que la ?helada negra? del domingo 16 afectó masivamente al centro norte y algunas áreas puntuales del oeste de Buenos Aires, sudoeste de Santa Fe, el sudeste de Córdoba y San Luis.
Sumando tales factores al menor nivel de tecnología aplicado al cultivo, ?parece poco probable que el tamaño de la cosecha alcance las 10,5 millones de toneladas acercándose ahora a un estimado tentativo de diez millones de toneladas? y ?no se descarta que si las condiciones ambientales siguen desfavorables en la cuenca triguera del sudeste la proyección pueda ser aún menor?.
La producción prevista sería la menor de las últimas 12 campañas agrícolas (en la cosecha 1995/96 se produjeron 9,44 millones de toneladas).
Al analizar una amplia región del sudeste que incluye Necochea, General Alvarado, Lobería, Tres Arroyos, San Cayetano, Tandil y Balcarce, la Bolsa de Cereales afirmó que ?los técnicos señalan que en estas regiones los rendimientos serían 20 por ciento inferiores a los promedios zonales? y que ?el diferencial sería mayor hacia el oeste de la región?.

Otros cultivos

La helada mencionada provocó daños de considerable relevancia en el cultivo de maíz y con el 25 por ciento de las coberturas pendientes con destino diciembre, la superficie a sembrar con grano comercial se ubica tentativamente en 2.640.000 hectáreas, que podrían tener un recorte en las próximas semanas.
A nivel nacional estaban cubiertos casi el 80 por ciento de los lotes destinados a girasol, proyectándose una superficie de 2.210.000 hectáreas, un 18,15 por ciento menor al área implantada durante la campaña precedente.
Por otra parte, se prevé la siembra de 18,2 millones de hectáreas con soja, de la cual ya se cultivó el 46,3 por ciento.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario