El volumen de producción de Metalúrgica cayó un 30 por ciento durante este año

Desde la firma aguardan un 2013 en el que esta situación mejore y una de las primeras posibilidades surge de las reuniones entre proveedores y terminales que promueve el Gobierno a través del Ministerio de Industria, en pos de la integración de la producción nacional.
Representantes de Metalúrgica Tandil participaron esta semana de un encuentro entre proveedores y terminales, encabezado por la ministra Débora Giorgi.
Estuvieron presentes, además, las fundidoras Paraná Metal, Megafund, Esferoldai y las empresas John Deere, CNH, Agco y Claas Argentina.
Giorgi remarcó que “el objetivo para 2013 es una integración nacional de entre el 55 y el 60 por ciento para la maquinaria agrícola” y  advirtió que “la fundición es un sector estratégico, por lo que es importante potenciar las inversiones a largo plazo, desarrollar las nuevas tecnologías y afianzar la sustitución de importaciones”.
En la reunión, que marcó la continuidad de las rondas que se iniciaron a principios de 2012, se analizaron los “avances sobre los pedidos de cotización de esas terminales de maquinaria agrícola y las respuestas sobre el resultado en que se encuentran”, manifestó Iacovone.
El gerente informó que Metalúrgica Tandil es “la única empresa que ya tiene un acuerdo con una de las empresas terminales, que es Agco, a la que va a producirle dos piezas, unas 1.300 piezas de cada una, que no es un volumen grande, pero ayuda a fomentar esta política de nacionalizar piezas”.
Iacovone indicó que este seguimiento “potencia, ayuda y nos da algo de aire para el futuro de la empresa”.
“Estas reuniones llevan a cabo un seguimiento exhaustivo. La idea es que las terminales tengan cada vez más productos nacionales y menos importados”, agregó.
Durante los meses de enero y febrero, representantes de John Deere, Ivecco y Agrale arribarán a esta ciudad con el objetivo de avanzar en posibles negocios con Metalúrgica Tandil.
En referencia a las estimaciones sobre 2013, el gerente indicó que la empresa lo observa “con la misma situación recesiva industrial a nivel mundial, potenciada por Brasil para nuestro caso”, pero pone expectativas en que “estas políticas de nacionalización del Gobierno a nosotros nos favorezcan rotundamente”.
Añadió que “el hecho de la competitividad nos había dejado casi fuera de mercado”, pero reparó en que “si bien muchas veces tenemos que pelear los precios, tenemos la gran ayuda de que la producción nacional tiene un gran peso y un gran aporte de mejoras de proceso impulsadas por inversiones para mejorar nuestra competitividad. Esto nos da un aire positivo para lo que viene en 2013”.
 
Retiros
 
Como consecuencia de la falta de demanda, la empresa decidió en mayo pasar de tres a dos turnos de trabajo diarios.
La merma en la producción también trajo aparejada la reducción de personal en forma de retiros voluntarios, un aspecto en el que hizo hincapié el secretario general de la UOM local, Carlos Romano, que tildó a los casos como “despidos encubiertos”.
“Una de las alternativas que surgió fueron los acuerdos de retiro, favorables a las personas, para quienes estaban cerca de jubilarse. Eso se inició así y luego escuchamos que había gente que también quería acordar, aunque no estaba próxima a jubilarse, y también lo consideramos”, señaló Iacovone.
El gerente admitió que estos retiros “no fueron reemplazados en su totalidad, aunque sí hubo incorporaciones”.
“Si mañana conseguimos trabajo y levanta la producción, la idea es volver a los tres turnos, a trabajar fuertemente y volver a contratar gente”, sostuvo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario