El voto del campo

El voto del campo volvió a ser mayoritariamente favorable a Mauricio Macri y se evidenció en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, La Pampa, Santa Fe, entre otras regiones, donde están las cuencas lecheras y las economías regionales, que desde hace tiempo vienen cuestionando duramente las políticas agropecuarias del gobierno kirchnerista.
La tendencia estuvo clara desde el principio con los números provisorios y se afianzó a medida que avanzó el escrutinio en el principal territorio agropecuario de la Argentina, Buenos Aires.
Un ejemplo es la sexta sección electoral con 22 partidos que sufrieron inundaciones, sequías y promesas de desarrollo como Guaminí, Puan, Tornquist y Villarino.
En la cuenca lechera de Santa Fe, en el Departamento Castellanos donde se encuentra la ciudad de Rafaela con el 80 por ciento de las mesas escrutadas la diferencia a favor de Cambiemos era de 36.1 puntos.
Mientras que en Villa María (Córdoba), el otro reducto de los tamberos argentinos, el intendente Eduardo Accastello reconoció minutos después de las 19:30 horas que la alianza Cambiemos volvió a imponerse en esa ciudad, para ganar ampliamente el balotaje por el 60 por ciento de los votos.
En Mendoza, aún cuando se esperaba un voto de los viñateros favorable a Scioli, los números dieron otro resultado con 18 puntos de diferencia a favor de Macri y así lo reflejaron distritos vitivinícolas como Maipú y Luján: en este último reducto de la economía regional mendocina el líder de Cambiemos ganó con casi 61 por ciento de los sufragios.
En la Zona Núcleo Sur bonaerense productiva de la Argentina, ubicada en la segunda sección electoral con ciudades sojeras como Pergamino, Ramallo, Rojas, Salto, San Andrés de Giles y San Antonio de Areco los números oscilaron siempre en el 53 por ciento para Mauricio Macri.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario