En ajustada final, el escocés Murray privó a Del Potro de su primera gran consagración

Juan Martín Del Potro no pudo conseguir ayer su primer Masters 1000, dado que el escocés Andy Murray, desde hoy número 2 del ranking mundial que elabora la ATP, lo superó por 6-7 (4), 7-6 (3) y 6-1, en la final de Montreal, certamen disputado sobre canchas de cemento.
Tras ganar el primer set, el tandilense dilapidó la oportunidad de cerrar el pleito a su favor en el segundo capítulo, resuelto también en el tie break.
El tercero no presentó equivalencias, dado que Del Potro sufrió una marcada merma física, luego de haber disputado una semana atrás la final de Washington bajo una altísima temperatura y afrontado ayer su quinto partido en días consecutivos en este certamen canadiense.
Así, el pupilo de Franco Davín desperdició la chance de volver a ser el número 5 del mundo, objetivo que hubiese alcanzado en caso de superar al británico. Continúa sexto.

Dominio desde el saque

Durante el primer set no se registraron quiebres. El tandilense comenzó muy impreciso, fallando de manera recurrente con su revés y permitiendo que el europeo ejerciera cierto predominio en los puntos prolongados.
De todas maneras, su servicio le permitió subsistir, ya sea logrando winners o asumiendo el protagonismo del punto.
En los juegos de saque de Murray, poco pudo hacer Del Potro, que en todo el set no consiguió ganar más de dos puntos en el mismo game.
En contrapartida, el escocés dio mayor pelea con el servicio de su rival y en el sexto juego llegó a propiciar un break point, salvado por el tandilense a través de la eficacia de su saque.
La resolución de ese primer capítulo se trasladó al tie break, lapso en el cual, al igual que en la parte anterior del set, hubo predominio de quien estaba en el saque.
De hecho, a Del Potro le bastó con ganar sólo un punto desde la devolución para obtener la primera diferencia considerable en el match, terminada de consumar con un ace y un drive al centro de la cancha tras una devolución ?vendida?.

Otro tie break

El británico encontró en el primer juego del segundo set el primer quiebre del match, lo que, dentro de la tendencia registrada, lucía como una diferencia apreciable.
No obstante, en el game siguiente Del Potro pudo responder de la misma manera, quedándose con el servicio de Murray por primera vez en el partido.
Luego, como en el primer capítulo, el campeón era quien más cerca se encontraba de lograr el quiebre, desperdiciando tres break points, mientras con su servicio no atravesaba sobresaltos.
Pero el tandilense pudo llevar la definición a un nuevo tie break, quedando a tiro de la consagración. Y si bien sabía que tenía ante sí una inmejorable ocasión, también era consciente de que entregar esa chance podría costarle muy caro, dado que no le quedaría demasiado resto físico de cara a un eventual tercer set.
Y la oportunidad se le terminaría escurriendo. Murray se mostró sumamente enfocado en esa definición, haciendo valer sus recursos defensivos y moviendo a Del Potro cuando podía pegar cómodo.
El tandilense incurrió en algunas imprecisiones y su adversario estableció la paridad en el match, a través de un amplio 7-3 en el tie break.

Definición holgada

El último set del torneo resiste el análisis, dado que Del Potro lo disputó en inferioridad física y prácticamente no presentó batalla.
Sobre la parte epilogante del segundo set había pedido atención médica (por una molestia en la zona lumbar) y antes del inicio del tercero buscó algo de respiro yendo a su vestuario. Y cuando retornó al court quedó claro que no podría sobreponerse al desgaste acumulado en los últimos días.
Murray aprovechó al máximo el hecho de tener un rival condicionado, y en un abrir y cerrar de ojos abrochó dos quiebres para adelantarse 4-0.
Un pequeño atisbo de reacción emergió del tandilense al recuperar un break. Pero sería sólo un espejismo, porque sin inconvenientes el británico se apoderó de los dos juegos siguientes para transformarse en el campeón del Masters 1000 canadiense.

Ahora, Cincinnati

Luego de caer en la final de Montreal, Del Potro competirá esta semana en un nuevo torneo de la serie Masters. Será en Cincinnati, Estados Unidos, escenario del séptimo certamen de esta jerarquía en lo que va de la temporada.
Por ser el sexto preclasificado, el tandilense debutará directamente en la segunda ronda, enfrentándose con el ganador del choque que hoy sostendrán el español Feliciano López y el austríaco Jurgen Melzer.
Los otros dos argentinos con un lugar en el cuadro principal son José Acasuso, que debutará frente al polaco Lucasz Kubot y Martín Vassallo Argüello, cuyo rival de primera vuelta será el alemán Benjamin Becker.
El torneo estadounidense se disputa sobre canchas de cemento y repartirá en premios 3 millones de dólares. El máximo favorito a quedarse con el título es el suizo Roger Federer, que debutará en segunda ronda ante el ganador del match que sostendrán Acasuso y Kubot.
Mientras que el último campeón es Andy Murray.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario