En Ayacucho, Independiente se regaló un debut exitoso de la mano de un Casas descomunal

Fue 1-0, con gol de Olaechea. Descollante actuación del arquero, que detuvo un penal

Independiente consiguió un importantísimo triunfo en su debut en el torneo Federal C por 1 a 0 ante Atlético en Ayacucho, con un gol conseguido a los 6 minutos del complemento por Agustín Olaechea de cabeza tras tomar un centro pasado desde la izquierda. El equipo de Gerardo Villar fue claramente superado por el local que convirtió a Gonzalo Casas en la gran figura del juego, incluso atajando un penal cuando se moría el partido al goleador Julián Aguirre. Ahora, recibirá al conjunto de Labardén que también ganó ayer ante Independiente de Dolores 2 a 1 en Maipú.

Los 90 minutos no le fueron nada favorables a Independiente. Cumplió una producción muy floja en su debut y Atlético, sin tener armas de profundidad, le llegó y mucho. Fueron no menos de siete u ocho chances claras que tuvo el equipo ayacuchense contra apenas dos de Independiente, una de ellas la que se concretó en las cuerdas.
La idea de Villar fue tener la pelota a través de sus dos volantes
centrales como lo fueron los experimentados Valerio y Harguindeguy. Pero estos perdieron por la movilidad del mediocampo de Ayacucho. Allí, Montalivet por derecha superó claramente a Olaechea y cuando llegaba al fondo, Gorosito, de flojo trabajo (fue cambiado en el entretiempo por Krüger), sufría horrores con la velocidad del delantero bajado a volantear.

Juan Ignacio Turri estuvo muy solo para afrontar la tarea de luchar contra los centrales Atela y Trama, quienes le ganaron en la mayoría de los tiros. Y cuando el morrudo centro delantero pudo hacer pie, Villar, de flojo partido, no apareció nunca para ser su descarga. Tampoco se sumaban en ataque Gonzalo Turri ni Olaechea. La única vez que el volante por la derecha pisó área contraria fue para señalar a los 6 minutos del complemento el único gol del partido.

Mientras tanto, Casas tapaba aquí, tapaba allá, se revolcaba por un lado y volaba hacia el otro. Con las manos, con el pecho o las piernas, siempre el “1” apagaba los incendios de una defensa que no la pasó nunca bien. Petersen pudo proyectarse pero sin peso ofensivo. Pereyra estuvo firme, mostrando su habitual juego, pero Camio salía lejos y dividía cada arremetida.

La ventaja en el tanteador hizo pensar que Independiente jugaría más tranquilo, calmo, paciente pero nada de eso ocurrió. Atlético siguió dominando las acciones. Cuando el encuentro se desinflaba y el rojinegro se traía tres puntos a Tandil, una falta de Krüger sobre Montalivet tras haber perdido la pelota sobre el costado del área, obligó a Claudio Cabrelli, de buen trabajo, a pitar la pena máxima. Y como no podía ser de otra forma, fiel a lo que venía siendo la calurosa tarde en Ayacucho, ya con luz artificial, Casas le contuvo el fuerte remate al caño izquierdo a Aguirre para ahogar los gritos ayacuchenses.

El pitazo llegó y los tres puntos viajaron para Tandil aunque poco sacó Villar de positivo de su incursión a la vecina ciudad. Sólo la victoria, porque a nivel colectivo e individual, sólo Casas aprobó y con una nota bien, bien alta.

ATLÉTICO 0-INDEPENDIENTE 1

(6) Franco Thomas

(6) Tomás Aymo
(6) Alejandro Atela
(5) Franco Trama
(6) Maximiliano Sauco

(8) Mariano Montalivet
(7) Juan Pablo Ledesma
(5) Mariano Larragneguy
(5) Iñaki Oillataguerre

(6) Gastón Olavarrieta
(7) Julián Aguirre

Fernando Aguiar

Gonzalo Casas (10)

Matías Petersen (6)
Laureano Pereyra (6)
Martín Camio (5)
Nicolás Gorosito (4)

Agustín Olaechea (5)
Agustín Harguindeguy (5)
Rodolfo Valerio (6)
Gonzalo Turri (5)

Maximiliano Villar (5)
Juan Turri (6)

Gerardo Villar

Cancha: estadio Municipal de Ayacucho. Arbitro: Claudio Cabrelli
(7). Gol: ST: 6’ Olaechea (I). Cambios: en Atlético Ayacucho: ST: 31’ Nicolás Barrutia por Oillataquerre y 35’ Jonathan Larraule por Olavarrieta. En Independiente: Gerardo Krüger por Gorosito (5) y Rodrigo Baquero por Valerio. Incidencia: ST: 43’ Casas (I) le detuvo un penal a Aguirre (AA).

La figura

Gonzalo Casas

Desde el primer minuto se mostró sólido. Estuvo atento de aire y por bajo, contuvo mano a manos y remates a quemarropa. Cuando ya se perfilaba como la clara figura de la cancha y se llevaba la ovación, no le alcanzó con eso y le contuvo un penal al goleador Julián Aguirre, para reforzar más aún su notable trabajo y ser el único motivo por el cual Independiente se trajo los tres puntos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario