En cuatro meses Eycon pondrá en marcha el estacionamiento y el boleto electrónico

De este modo, el Gobierno culmina todo el proceso de contratación para la puesta en marcha del nuevo sistema y su mantenimiento por cinco años, tiempo en el que se invertirá una suma aproximada de 17 millones de pesos.
En la rúbrica, acompañaron al jefe comunal, el secretario de Legal y Técnica, Atilio Della Maggiora; el secretario de Gobierno, Matías Civale; junto al jefe de Gabinete, Marcos Nicolini; y de la firma adjudicataria, sus titulares Juan, Cristian y Claudio Curcio.
Al inicio de su presentación, Juan Curcio, presidente de Eycon SA, informó que la empresa actualmente se encuentra radicada en Bahía Blanca y ofrece un sistema de pago electrónico a través de “una tarjeta de proximidad”, que lo más importante es que “el dinero deja de ser efectivo para estar dentro de la tarjeta”, resaltó.
En principio, adelantó que en Tandil este novedoso sistema “se va a utilizar para el estacionamiento medido, instalado en un plazo en 2 meses, y luego el transporte público de pasajeros, en un plazo de 4 meses de implementación”.
Advirtió que la instalación va a hacerse gradualmente, lo que ofrecerá una serie de ventajas, entre las que remarcó que “por ejemplo, va a permitir que no sólo utilicemos las tarjetas como método de pago, sino además para saber dónde están las unidades. En la ciudad de Bahía Blanca, los usuarios tienen una página web, en donde pueden seleccionar la línea que les interesa y pueden conocer la ubicación. Esto hace que el tiempo de espera sea menor, aprovecha al máximo todo lo que tenga que hacer y pueda saber dónde está el colectivo. Mientras que para aquellos usuarios que tienen un teléfono móvil de tipo inteligente pueden hacer lo mismo, pero desde su teléfono celular. Para aquellos usuarios que tienen un teléfono móvil pero de rango bajo, pueden hacer la misma consulta por SMS”.
Por otro lado, explicó que “el dinero se almacena en la tarjeta de proximidad” que será acercada a los distintos dispositivos disponibles para su utilización. Subrayó que el mecanismo es muy sencillo: “Sólo tengo que acercar la tarjeta al dispositivo y de ahí se produce la transacción. En el caso de que tenga la tarjeta en la billetera es exactamente lo mismo, no necesita tener contacto”.
 
Estacionamiento
medido
 
En el caso del estacionamiento medido, indicó que “vamos a tener un parquímetro en cada una de las cuadras, el usuario va a acercarse al momento de estacionar, va a anunciar el ingreso al sistema y luego, cuando se retire, tendrá que previamente acercarse hasta el parquímetro, acercar la tarjeta y se va a hacer el descuento del tiempo que estuvo estacionado”.
“El sistema prevé diferentes tarifas con diferentes horarios y todo ese tipo de cosas para incentivar el ordenamiento del tránsito, que una persona no ocupe un lugar y deje el auto todo el día estacionado, sino que a medida que va transcurriendo el tiempo, sea más costoso”, advirtió Curcio.
 
Las tarjetas y
sus recargas
 
En el caso de aquellas personas que utilicen el sistema de estacionamiento medido y que además sean usuarios del transporte público de pasajeros, aclaró que pueden utilizar la misma tarjeta. “Si el auto está en el service y ese día no tengo vehículo, y me voy a mover en el transporte público, la misma tarjeta que había cargado me sirve para los dos. Lo mismo para el usuario del transporte público que compra un auto y desde ahora es usuario del sistema de estacionamiento medido”, explicó.
Por otro lado, detalló que “existen dos tipos de puestos de recargas: un puesto de recarga autónomo para aquellos comercios, sobre todo de la periferia, donde no hay conexión a Internet o es un puesto que no tiene computadora. En estos casos, el puesto de recarga funciona de manera autónoma, un posnet y una impresora, el usuario acerca la tarjeta, el kiosquero indica el monto y automáticamente pasa el saldo de la tarjeta”. 
En tanto, para los kioscos que están más tecnificados, señaló que “existe un puesto de recarga que es un lector USB, que se conecta a una computadora, se instala un software y así como hoy en día hacen carga virtual o pago fácil, pueden recargar la tarjeta en este tipo de comercios”.
“Están contemplados aproximadamente 50 puestos de recarga autónomos y 50 de tipo USB. La carga de crédito que se haga sirve para cualquiera de los dos usos”, dijo.
 
Robo o extravío
de tarjeta
 
Por otro lado, Curcio indicó que en el caso de extravío o robo de la tarjeta utilizada para el transporte público “uno no pierde el dinero, puede concurrir a las oficinas donde se va a controlar el uso del sistema, va a presentar todos sus datos y le van a reintegrar la tarjeta con el dinero que tenía. Lo que sí seguramente tiene que pagar el costo del contenedor, del plástico, pero si tenía 200 pesos dentro de la tarjeta no es que pierde el dinero. Si me roban la tarjeta, voy a denunciar el robo y esa tarjeta va a ser invalidada cuando otra persona la quiera utilizar, cuando la acerque al lector va a quedar invalidada y ya nunca más se va a poner utilizar”.
En tanto, en el caso de los estudiantes escolares aseguró que “van a tener una única tarjeta para el pago de los abonos y para utilizarla, por ejemplo, durante los fines de semana que no están contemplados en lo que es el sistema de abonos”.
 
El control
del servicio
 
Tras explicar el sencillo funcionamiento en cada caso, resaltó el sistema de GPS que tiene cada una de las unidades, “sirve a los usuarios para ver dónde está el colectivo, pero también sirve desde el punto de vista del control del servicio, para la Municipalidad, para saber las frecuencias, el tiempo que hacen, las velocidades, la cantidad de pasajeros que suben, en qué paradas. Esto para el análisis de cómo está funcionando el sistema. Esta información que hoy para poder recolectarla hay que enviar a alguien para que pueda hacerlo y, además, tengo el calendario que me permite analizar esto mismo cualquier día hacia atrás, entonces –consideró Curcio- para la toma de decisiones es algo muy importante, la cantidad de kilómetros que recorrió, la cantidad de pasajeros, las velocidades, el tiempo que tardamos desde el inicio hasta el fin del recorrido, me parece que esta información para la mejora de la calidad del transporte es muy importante”, resaltó.
Por último, sobre el control del transporte público, indicó que “para los inspectores hay un dispositivo de mano que les permite subir a la unidad, configurar cuál de ellas va a inspeccionar y le va a requerir la tarjeta a cada uno de los usuarios. Este equipo hace un sonido si el pasajero abonó el pasaje y si no hace un sonido de error y ahí puede sancionarlo”.
En tanto, los inspectores del sistema de estacionamiento medido “tienen una impresora para imprimir las actas de infracción y un teléfono, el inspector ingresa las patentes de la cuadra, las envía al sistema y el sistema le devuelve qué usuarios no tienen el ingreso al estacionamiento, para esos usuarios, imprimen la infracción y se la dejan en el parabrisas”. u
 
EL INTENDENTE MIGUEL LUNGHI
“Es un Municipio que
avanza hacia el futuro”
 
Por su parte, en el marco de la presentación, el intendente Miguel Lunghi subrayó sobre la implementación del sistema que “estamos muy contentos, es un Municipio que avanza hacia el futuro, va a ser algo muy importante para todos, tanto para el usuario como también para las empresas”.
En tal sentido, recalcó que “el chofer no va a tener que estar controlando el vuelto, preocupándose por el pasajero en el sentido económico, sino que va a estar sentado y cómodo, y también por supuesto el pasajero va a tener una comodidad que es la tarjeta, va a tener un dinero cargado y que lo va a poder usar”.
En tanto, en el caso del estacionamiento medido, el jefe comunal explicó que “va a estacionar con la tarjeta no teniendo que buscar el papel para poner el horario o tener que estar con el teléfono celular mandando un mensaje para poder poner un horario que va a estar estacionando”.
Por lo tanto, evaluó que “esto es el futuro y por supuesto, la empresa es muy seria” que va a garantizar el camino para “que tengamos un tránsito mucho mejor, más controlado, y también saber el movimiento de cada unidad, en el sentido de la cantidad de gente que sube, de tiempo que tarda el recorrido, todo eso va a quedar marcado y vamos a hacer estudios que nos va a ayudar a mejorar todo lo que sea el transporte público de Tandil. Lo que sí espero que lo consoliden lo antes posible y estén rápidamente puestas todas las máquinas en las unidades”. u 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario