En defensa del arte

 En nombre de pintores consultados de nuestro medio y amigos de esta distinguida artista de las artes plásticas de Tandil (fallecida en el año 2000), Elizabet Cater Golla, en su tiempo benefactora y colaboradora de nuestro Museo de Bellas Artes, solicito a Ud. la publicación de esta nota.  
Hace 10 años nuestra amiga pintora construyó un mural de grandes dimensiones, sobre tela, con motivos de apoyo a los más necesitados del mundo (tuve la oportunidad de contemplar ese trabajo) sin distingos de razas y credos, siendo colocado al frente del altar de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús de Juan N. Fernández.
En estos tiempos se están realizando refacciones en la iglesia, desde ya considero que la medida tomada es una necesidad en bien del edificio de esa institución religiosa, pero ahí viene el problema que nos convoca a actuar: quieren retirar el mural aludido en esta nota, sin darle un destino o lugar prefijado.
Personalmente considero que el mural tendría que ubicarse en un lugar destacado en la misma iglesia, como merece una obra de arte.
Por este motivo solicito a artistas y colegas que conocieron a esta artista, y también a nuestros artistas que siempre considero atentos ante estos problemas, a que actúen personalmente o en grupo en defensa de salvar una obra de arte como si fuera nuestra propia obra, porque si dejamos pasar estos hechos, mañana nuestra propia obra puede correr el mismo destino.
Puntualizo un recuerdo: cuando Ernesto Valor era director de nuestro Museo de Bellas Artes, Elizabeth Cater Golla aportó importantes valores destinados a financiar la adquisición de numerosos volúmenes a la biblioteca especial de nuestro museo. De otra forma no se podría contar con ese material tan importante para el desarrollo de nuestra reciente formación de la biblioteca, en estos tiempos.

         Antonio Risso
         LE 5.385.416

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario