En el corazón de la familia

El semillero de pilotos sigue sorprendiendo, mostrando una evolución y desarrollo notable esta temporada. La cantera está en pleno apogeo, pero no hay que dormirse en los laureles. El dinamismo que exigen estos tiempos y el automovilismo en general, requiere una superación permanente. La batalla en suelo tandilense resultó atractiva, con muchas alternativas y golpes de escena. Las realizaciones y los guarismos muestran detalles llamativos. Ciento doce vehículos y una convocatoria que sorprende a propios y extraños. El karting Regional ha levantado vuelo, demostrando que trabajando con seriedad y transparencia, se accede al objetivo. En poco tiempo, le fueron encontrando la vuelta a los circuitos, mejoraron visiblemente los vehículos y se ha forjado un reglamento coherente, conciliando con preparadores, pilotos y directivos una categoría accesible y sin costos onerosos.
El éxito del semillero es insoslayable. El grupo humano es el activo o el capital más valioso que cuenta esta divisional,  una cantera de chicos con perfil definido, jóvenes talentosos y pilotos con llamativa experiencia y en continuo crecimiento  comparten muchos fines de semana, generando cálidas jornadas en familia, disfrutando de una vocación muy particular.

Se sacaron chispas

Monitoreando la fiesta serrana, la escuelita exhibió quince máquinas en pista y el jovencito Zinetti ?facturó? por tercera vez en la temporada, quedando detrás los ?vecinos? Tomás Alvarez y Franco Villabrille Neila, accediendo al sitio soñado, luego de redondear ambos un floreciente ?weekend?. Jonatan Zarzábal, Franco Barbieri y Marcelo Barresi fueron actores para tener en cuenta en los combates que se avecinan. Llegaba el buen tiempo para ?Fede?Luján Malisia en los Pre Juniors, dueño del sábado y de su serie, hizo todo redondito en la definición, para sacarse la mochila de encima con un horizonte ahora más despejado. Otra buena entrega de Tomás Bruno, al igual que Juan Martín Anuncibay, mientras Franco Islas y Tomás Infantino, fueron aspirantes con gran proyección.
Los juniors jugarán todas las cartas a cambiar el destino, con Marcos Barresi al frente de la trinchera, pero Mateo Leunda siempre está y aunque no tuvo esos días elegidos, puso condiciones y sumó fuerte. Raúl Pisani redondeó un lindo despliegue para subir al podio. En los Master, Juan Bueti pudo superar a Lantaño, el líder del torneo, en otra entretenida propuesta. Los veloces dragones ?acopiaron? 26 máquinas y el ?Lorito? Herrera los aplastó, para afirmarse en las estadísticas, mientras Bibiloni y Luquez aportaron lo suyo detrás del campeón. La fuerte escuadra de Directos, con 26 autos en la Villa Don Bosco, entregó un duelo vibrante, por momentos ardoroso y accidentado. Los Melo ?Brothers?, hicieron tabla raza para quedarse con las series y una final a puro rendimiento. Salvador, Sergio Alonso, Iribarren y José Iturralde conformaron un lote con actitud, sangre caliente y con protagonismo en los diecisiete capítulos.
Con un parque ?centenario? se vienen nuevas instancias para esta ?fábrica de talentos?, una Pre-Juniors bien sustentada, el grupo juniors en permanente evolución, la consolidación y calidad de los cajeros, y  el ?staff? mayoritario de directos,  que asombra y conmueve en cada batalla.
No hay dudas que el karting es una opción cautivante y ha ganado un espacio dentro del automovilismo regional. Categoría emblemática, con experimentados pilotos que parecían relegados subidos a la consideración otra vez en un volver a vivir difícil de imaginar un tiempo atrás.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario