“En esta semana se volverá a trabajar en el San Martín”, dijo Edgardo Vázquez

La historia de las nuevas tribunas para incrementar la capacidad del Estadio General San Martín pasó a convertirse en una novela que está pronta a cumplir dos años y en la que en todo el lapso transcurrido sólo se ha logrado levantar un cuarto de una nueva grada. Con la política metida de lleno durante el 2015, las dos tribunas tuvieron un enorme retraso del que nadie parece querer hacerse cargo.
Todo se inició después del 29 de abril de 2014, día que Santamarina se coronaba campeón del entonces llamado Argentino A y ascendía a la segunda división del fútbol argentino. Un gran logro deportivo que despertaría la pasión del tandilense autóctono (es aquel que acude solo a finales) y permitiría un masivo acompañamiento en cada presentación como local, algo que nunca sucedió como se soñaba.
Por aquel tiempo, ese primer torneo en la B Nacional que jugaría el aurinegro, tenía el aliciente que por decisión de Julio Grondona permitiría el ascenso a Primera división de un total de 10 equipos, debido a que se quería establecer y aún está en vigencia el único campeonato del mundo que reúne a 30 equipos.
El intendente Miguel Lunghi preparó un homenaje en su despacho a los flamantes campeones, aunque el objetivo principal era el golpe de efecto que daría cuando anunciara lo que tenía preparado.
Fue así que se saludó al plantel, se les entregó un medalla a modo de recuerdo y emergió el Intendente para felicitar a los campeones y comunicar que el Municipio por única vez aportaría una cifra de 2.800.000 pesos para la ampliación del San Martín, monto que recuperaría con el crédito que nunca fue otorgado por la Provincia de 16 millones.

Novela

A partir de ese mismo instante se generó lo que se asemeja a una novela que aún no ofrece su capítulo final.
Del monto inicial se solicitó un adelanto de 600 mil pesos para mejorar el sector de prensa y colocar butacas en la tribuna Luis Alberto Mestelán. Ese primer campeonato llegó a su fin sin novedades de las tribunas.
El debate que se planteó fue el de las bases y según contaron los protagonistas de ese momento, el Municipio daba las tribunas, la Liga Tandilense se encargaba del costo del traslado y era Santamarina el que aportaría las bases para que se armen las dos nuevas estructuras.
Las bases originaron otro tiempo de retraso, básicamente porque al no disponer de dinero se hacía complicado poder contratar a alguien que ejecutara la obra.
Mientras tanto el Municipio, a modo de presión, trasladaba desde Buenos Aires a Tandil algunas piezas de las tribunas y las depositaba en distintos sectores del propio San Martín, dejando en claro que el material estaba pero que aún no se podía ensamblar.
Luego de muchos meses, en el último tramo de la temporada 2015 se pudo concretar la culminación de los trabajos correspondientes a las bases, lo que hacía presagiar que en el inicio de un nuevo torneo de fútbol correspondiente a este año, la principal cancha de la ciudad tendría la incorporación de las dos tribunas.
Lo imaginado aún no se concretará. Habrá que tener paciencia, porque los tiempos se siguieron extendiendo.

Fechas

Este Diario habló con el ingeniero Sebastián García de la empresa Edgardo Vázquez, ni bien empezó el armado de la primera tribuna ubicada sobre la calle Brandsen. En ese entonces expresaba entre otras consideraciones que “hemos empezado con el montaje de la tribuna, son los primeros trabajos de movilización porque hay bastante desparramo de piezas, las que hay que ordenar para poder armar. Se pierde tiempo porque si hubiésemos tenido certezas desde un primer momento que las íbamos a montar nosotros, hubiéramos reparado en donde dejar unas y otras piezas. En su momento sólo hacíamos los fletes de las piezas y no teníamos datos de las ubicaciones y la ingeniería”.
Todo el tiempo transcurrido desde aquel anuncio que se entregaría el dinero para las tribunas hasta la fecha, hay que decir que hubo cambios en la política tanto en Provincia como en Nación, que terminaron afectando la economía de los municipios.

Mario Civalieri

El jefe de Gabinete municipal, Mario Civalleri, habló de lo que muchos se preguntan: para cuándo finalmente estarán las tribunas del San Martín prometidas hace mucho tiempo atrás.
El funcionario indicó que “venimos con algún atraso, las bases se terminaron hace unos cuatro meses y hubo que esperar primero el tiempo de fragüe del hormigón. Logramos acordar un inicio de obras con Edgardo Vázquez y se empezaron los trabajos que luego hubo que discontinuarlo”.
Agregó que “la Municipalidad tenía algunos compromisos de pagos y en el marco de las dificultades financieras, que son de público conocimiento, no se ha podido pagar. El arquitecto Roberto Guadagna le llevó una propuesta a Vázquez, reunión en la que participó también Horacio Morrone como presidente de la Liga Tandilense. Hubo buena predisposición por parte de la empresa, como siempre, y en el transcurso de esta semana se retomarán las tareas que habían comenzado. El primer objetivo será terminar para fin de mes la tribuna de calle Brandsen y posteriormente la restante que da a la avenida Rivadavia”.
Remarcó que “hicimos todos los esfuerzos para retomar la obra en un momento donde lamentablemente hemos terminado el 2015 y comenzado el 2016 con dificultades financieras”.

Edgardo Vázquez

El empresario Edgardo Vázquez tuvo la amabilidad de atender a este Diario en la jornada de ayer. La empresa es parte importante de Tandil, estando presentes en los principales eventos que han acontecido en la ciudad. Ahora, una vez más una obra de magnitud como la instalación de las tribunas en el Estadio requiere de la experiencia de una empresa tandilense para garantizar el trabajo a realizar.
Vázquez, si bien en principio se mostró reticente a brindar detalles, con el correr de los minutos de la conversación telefónica dejó algunas precisiones.
Expresó que “principalmente queremos lo mejor para el Estadio de Tandil y queremos que un equipo de la ciudad nos siga representando en la segunda categoría del fútbol argentino”.
En cuanto a la obra ya iniciada manifestó que “la información que usted tiene es la correcta. Mantuvimos una reunión con Guadagna y Morrone donde se acordó retomar las tareas. Sucede que la empresa Edgardo Vázquez está en lo que se denomina temporada alta, con mucho trabajo y no se le podía dar continuidad al armado de las tribunas como se debe, porque hubo muchos días con torneos organizados y partidos en el Estadio”.
Puntualizó que “en el transcurso de esta semana se volverá a trabajar en el San Martín donde dejaremos culminada la tribuna que da a la calle Brandsen, unos días antes de fin de mes, pero estará terminada”.
De esta manera el empresario despejó las dudas que había en torno a saber si al menos una tribuna podría ser utilizada en el nuevo certamen de la B Nacional, que se inicia el 30 de enero, con la presentación de local del equipo aurinegro recibiendo a Juventud Unida de San Luis.
Se sabe que cuando Vázquez le pone fecha a algo, dedica el tiempo y el profesionalismo a cumplir con la palabra empeñada.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario