En junio, el agresor había sufrido un asalto y corrió a los ladrones con una cuchilla

El miércoles 29 de junio pasado, cerca de las 20.50, Saldubehere sufrió un asalto en su carnicería situada en Portugal 1092. En esa ocasión, corrió a los asaltantes con una cuchilla pero se tropezó, lo que les dio la posibilidad de fugarse en una moto.

Tras vivir esa situación, Omar Saldubehere le contó a El Eco de Tandil que “me escondí detrás de las exhibidoras y ellos no sabían qué iba a hacer yo. Agarré una cuchilla y les dije: ‘Tomá plata, yo les voy a dar’, y los corrí hasta la esquina de Portugal y Liniers. Casi los agarro, pero me tropecé y por eso no los pude agarrar”.

photo4loc1

Durante el relato, sostuvo que los dos ladrones le apuntaron con “una pistola calibre 32. Me dijeron que me quedara quieto porque me iban a quemar y en ningún momento les di bolilla. Me tiré detrás de la heladera, ahí agarré la cuchilla y los saqué. Cuando me vieron, emprendieron a la calle. Y les tiré con otra cuchilla que tengo y por eso se rompió el vidrio”.

En esa ocasión, expresó que “podrán decir que estoy loco, sí, estaré loco, pero si me sacan las cosas, las voy a defender. Mis hijos se sientan a la mesa y tienen la comida, pero porque trabajo; no porque salgo a robar. Entonces, no puede ser que pase esto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario