En la Capital, las herencias vacantes se duplicaron en el transcurso de este año

El trámite de denuncia y resolución judicial resultaba engorroso y podía demandar varios años. Desde diciembre del año pasado la Procuración porteña propuso agilizar esos procesos y de acuerdo a sus estadísticas los resultados parciales son alentadores.
“En la medida en que se agilice el trámite, es más dinero que ingresa en las arcas de la ciudad. Además, con estas medidas, intentamos evitar un delito como el de las mafias que se apropian de esas herencias vacantes”, explicó al diario La Nación el procurador porteño, Pablo Tonelli.
En el 2007 ingresaron 2.000.000 de pesos por las subastas de herencias vacantes y este año, hasta noviembre, el monto ascendió a 3.850.000 pesos. El dinero o las propiedades que pudieran destinarse a un fin educativo son derivadas al Ministerio de Educación porteño.
También existe un litigio que repatriaría un depósito de 600.000 dólares que se encuetra en Nueva York, en los Estados Unidos. El caso es el de un ciudadano porteño fallecido hace 20 años y no tenía herederos. La ciudad, por su parte, reclamó un depósito en efectivo.
“No podía ser que se le exigiera al denunciante la partida de defunción de la persona que dejaba la herencia vacante. Nosotros mismos nos poníamos un palo en la rueda”, destacó Tonelli. Actualmente la partida de defunción la solicita la Procuración al Registro Civil.
También se presentó un proyecto de ley para que deje de ser obligatorio el aporte de los datos personales completos del causante y el detalle de los bienes componentes de la herencia supuestamente vacante.
El denunciante tiene derecho al 10% del valor líquido de los bienes denunciados.
“En muchas ocasiones, el denunciante no percibió ese beneficio porque el trámite se prolongaba demasiado”, agregó el funcionario.
El gobierno firmó un convenio con el sindicato de trabajadores de edificios para difundir los beneficios de la denuncia ante la existencia de una herencia vacante y se eliminaron de las subastas públicas, que se hacen en el Banco Ciudad, la compra por comisión.
“La oferta tiene que hacerla la persona interesada. Puede estar con un asesor al lado. Así se evita que intervengan asociaciones que después salen a vender el inmueble inmediatamente”, explicó Tonelli.
Cuando se hace una oferta ganadora, se firma el boleto de compraventa con la tenencia precaria del inmueble, evitando de esa forma el pago de expensas de la unidad por parte del Gobierno porteño.
También se firmó un convenio con el Registro de la Propiedad Inmueble, que depende de la Nación, para que rápidamente se envíen los datos de la propiedad denunciada, y con la Fiscalía de Estado de la provincia de Buenos Aires, para acordar los litigios en que la persona fallecida tuviera propiedades en los dos distritos.
“Aunque parezca mentira, sólo se envía un mail ante una denuncia de herencia vacante y a los 10 días el Registro nos envía la información del inmueble”, dijo el funcionario.
La denuncia de herencia vacante debe realizarse en la Mesa de Entradas de la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Uruguay 440/446, por escrito y dirigirse al procurador general de la ciudad de Buenos Aires con la firma del denunciante.
La misma deberá contener nombre y apellido del fallecido, la fecha y lugar del deceso, la naturaleza de los bienes y circunstancias que acrediten su ubicación y valor presunto. En caso de que existieran varios denunciantes de un mismo caso, en principio se considerará beneficiario a quien lo hubiera denunciado en primer término. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario