En la metalmecánica tandilense anticipan un 2009 con menos demanda por la crisis

El empresario y dirigente industrial tandilense Omar Farah se sumó ayer a las advertencias que desde el sector privado plantean de cara a un 2009 que mostrará menores niveles de actividad, en una economía nacional afectada por factores internos y por la crisis financiera internacional que, en este caso, ya afecta a las grandes terminales industriales que operan en este territorio.
?Hasta ahora venimos con la inercia propia de estos años de actividad que hemos tenido, completando este año a entender en términos normales? le dijo a Multimedios El Eco el industrial, aunque anticipó que el panorama para 2009 ya proyecta incertidumbre en ámbitos productivos.
?Lo que ya estamos viendo es que esta restricción de fondos, que no es un problema de la pequeña y mediana donde no nos abastecemos de ello sino de capital propio, está repercutiendo directamente en las empresas que nos compran productos y contratan nuestros servicios?, advirtió al analizar el proceso que prevén de cara al año entrante.
Por ello, indicó que estarán ante un escenario de ?caída de la demanda de los productos que se avizora ya con una suspensión por un año de los proyectos que estaban lanzados, como vehículos nuevos en Argentina?.
Puntualmente, el industrial describió qué señales concretas tuvieron ?hace 10 días, cuando recibimos la suspensión de un proyecto de desarrollo de una marca que se haría el año que viene, que se trasladó a 2010?.
Del mismo modo, reseñó que la proyección los lleva a pensar en la conclusión de demandas pautadas a diciembre de 2008, pero ya desde enero es otra la situación.
?Todo programa que sale en julio de reprogramación del autopartismo argentino está cumpliendo su ciclo en el lanzamiento y ya estamos recibiendo el corte de los pedidos, como consecuencia de la falta de financiación de las automotrices más importantes del mundo?, entendió.
Y le sumó que eso ?repercute en nosotros, puntualmente, en la no financiación de proyectos y en la suspensión de los lanzamientos que se preveían para 2009. Creo que hasta fin de año vamos a llegar en condiciones normales, pero ahí vamos a comenzar a notar este problema que desde el norte va a repercutir en la Argentina y en Tandil de manera muy especial?.

Los cambios en la
relación con Brasil

Sobre la devaluación del real brasileño, que preocupa a los industriales argentinos en términos de competitividad, Farah indicó que ?también desde Brasil va a bajar la cantidad de proyectos demandados de piezas, todas las autorizaciones de terminales en la Argentina dependen de ellos, y su devaluación nos va a repercutir por la baja de producción que van a tener?.
Ahí sí la financiación de capitales internacionales juega su papel: ?Las grandes automotrices hacen todo a través de crédito, porque sino sería imposible solventar el costo de lanzamiento de nuevas unidades?.
Como consecuencia, anticipó que eso afectará la cadena de pagos hacia abajo en las pequeñas y medianas plantas que no acceden a crédito: ?Directa o indirectamente hará achicar la cantidad de horas que se está trabajando. Hoy estamos con extras, pero a partir de ahí estamos viendo que, con suerte, vamos a mantener el horario normal de trabajo, si es que el año comienza a ponerse en marcha?.
Generalmente es entre octubre y diciembre de cada año cuando las grandes industrias piden cotización para el ciclo siguiente: ?No vemos que se esté moviendo como lo veníamos sintiendo y eso es lo que preocupa?.
Por último, trazó un desalentador panorama, en particular, para la economía tandilense: ?Pensemos que estamos ante precios internacionales de los cereales en baja, la construcción, se ve en la calle, se frena a nivel nacional y Tandil no es ajena, y derivado el sector automotriz también con todo esto: tenemos las tres principales actividades de la ciudad en problemas?.

Piden medidas tendientes
a recuperar competitividad

La Asociación de Fábricas Argentinas de Autocomponentes (AFAC) advirtió que los planes de suspensión de producción por parte de las automotrices instaladas en el país afectarán a 1.100 puestos de trabajo en el sector. Desde la entidad aseguraron que ya hubo firmas que presentaron pedidos para abrir procedimientos de crisis en el Ministerio de Trabajo.
Desde AFAC se advirtió que el modelo automotor argentino ?está sustentado en la exportación? y que por ello ?resulta indispensable e impostergable la urgente aplicación de medidas tendientes a recuperar la competitividad?.
El mercado automotor global es uno de los primeros en sentir el impacto de la crisis financiera internacional en la economía real. Desde París, donde realizan una de las mayores exposiciones anuales del sector, las grandes automotrices plantearon un panorama sombrío, de recortes en la producción y despidos.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario