En los primeros meses del año se realizará la licitación para implementar el boleto electrónico

El subsecretario de Vinculación y Comunicación Institucional del Municipio, Mauricio Acosta, indicó que “no tenemos la fecha exacta pero sí está claro que está en el Presupuesto 2014, así que durante el año se va a implementar. La decisión política está porque hay una partida destinada para eso”.
Señaló que en este momento están en una etapa de diagnóstico, analizando modelos de cómo funciona en distintas ciudades y poniéndose al tanto de la cuestión jurídica. “A partir de eso, los primeros meses de 2014 se hará un llamado a licitación pública para la provisión del sistema y la adquisición de toda la tecnología”, sostuvo. 
Con ese fin, funcionarios municipales se reunieron con empresarios de la firma proveedora de este servicio en Bahía Blanca, como así también con algunas empresas de Tandil que poseen máquinas que serían de utilidad. 
Integrantes del Ejecutivo viajaron la semana pasada a Bahía Blanca “para interiorizarse del funcionamiento del boleto electrónico, la venta de tarjetas, los controles. Está hecho a partir de una especie de ente municipal autárquico”. 
 
La inversión
En cuanto a la inversión, manifestó que “hay distintas modalidades. Seguramente el Municipio va a hacer la inversión mayoritaria. En Bahía Blanca funciona de una manera, en otras ciudades de otra, también se está evaluando una sociedad anónima con participación mayoritaria del Estado, que ahí también puede estar la Cámara de Transporte integrando esa sociedad”. 
“Hay distintos modelos y se están evaluando, lo que sí es cierto es que la parte más importante la va a hacer el Municipio”, recalcó.
En el caso de Bahía Blanca, “las empresas tienen que pagar un canon mensual, un porcentaje mínimo de los boletos totales mensualmente para que funcione el sistema. El boleto electrónico es una instalación de máquinas lectoras en todas las unidades, desaparece el manejo de dinero y todo el mundo va a poder comprar una tarjeta como Sube, la va a poder cargar con el dinero que quiera”.  
“Cada vez que vos pasás la tarjeta por un lector magnético, te va debitando de la cuenta. Esto tiene una serie de ventajas importantísimas como no manejar dinero, que es mucho más ágil, se puede tener boletos diferenciales que directamente se debitan de la tarjeta. A su vez, estas máquinas tienen un GPS que permite saber todo el recorrido de los colectivos y las frecuencias”, detalló.
Y añadió que “en algunos casos, con una tecnología un poco más avanzada se puede saber la cantidad de pasajeros que suben y que bajan. Se puede tener un control total sobre el sistema de transporte. Esto es una inversión para mejorar, que además era una de las propuestas de campaña de nuestra lista”. 
 
Mejorar el
transporte
 
Por su lado, el secretario de Gobierno, Matías Civale, explicó que “hay dos cuestiones que van en paralelo, por un lado todo el equipamiento que se coloca sobre el transporte público y la habilitación de las tarjetas magnéticas en algunos casos podrían llegar a servir para la carga de horas de estacionamiento medido”. 
“Es una tarjeta que se puede recargar en todos los kioscos, por lo tanto hay que hacer un trabajo de venta en los diferentes comercios y un sistema de cobranza que permita al gestor esta cobranza. En forma posterior hay que hacer las transferencias por el uso a cada una de las empresas de transporte”, sostuvo.
Y destacó que “en su momento el Intendente lo ha planteado como un proyecto para mejorar el transporte público y nos parece que es un punto importante, no sólo por cuestiones de seguridad con los propios transportistas sino también de facilidades para los usuarios”. 
Por último, aseguró que la implementación de este sistema no afectará de ninguna manera al costo del boleto, que se rige por otras variables. u
 
NOTA SECUNDARIA*************
 “La gran discusión es el costo
 operativo”, remarcó Albanese
 
El presidente de la Cámara de Transporte de Tandil, Daniel Albanese, evaluó que “el Municipio se ha reunido con una firma de Bahía Blanca. Nosotros hemos tenido conversaciones con dos empresas, una de Mar del Plata y otra de Buenos Aires, pero estamos analizando cuál sería para Tandil el sistema que más se adecua, porque hay muchísimas variaciones”. 
Destacó que “son adelantos tecnológicos que indudablemente mejoran la calidad del servicio”, pero advirtió que “más allá de la instalación del sistema que se amortiza en el tiempo, el gran problema y la gran discusión es el costo operativo”.
Indicó que eso se debe a que “el sistema con el que está trabajando la gente del Municipio de Bahía, el costo operativo lo realiza el mismo servidor y es de entre 5 y 8 por ciento que, indudablemente, esto se termina trasladando a la tarifa”. 
“Estos dos sistemas que estamos analizando nosotros permiten que el consorcio que administra el sistema lo manejemos nosotros, con lo cual el sistema operativo estaría entre el 2 y el 3 por ciento. Esa diferencia es sustancialmente importante porque más tarde o más temprano se termina trasladando a la tarifa”, aseguró. 
Y remarcó que “en el modelo más desarrollado que hoy se conoce que es el Sube, todos los costos fueron asumidos en su momento por el Estado”. 
Y detalló que se trata de una tarjeta que en su interior tiene un chip con una memoria de alrededor de 124 bites que le permite hacer carga de muchos datos. Además, hay distintas modalidades de recarga, puede ser a través de tarjeta de crédito, débito, tarjetas de raspadita tipo telefónica, a través de instituciones que hagan cargas virtuales, incluso arriba de las unidades”. u
 
 
FOTO 6 LOC

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario