En marzo del año que viene se realizará el juicio por el asesinato de ?Marito? Maciel

Su hermana, Marcela Aranda, expresó que “me dieron la fecha del juicio, tarde pero llegó al fin. Yo soñé que llegara ese día y hoy me toca empezar a tachar los días del almanaque y creer un poco en la Justicia para que Marito pueda descansar en paz. Ahora espero solamente que se haga justicia y que caigan todos los que tengan que caer”.

En cuanto al juicio, se prevén seis días en los que se intentará determinar el grado de responsabilidad penal de los dos imputados. Por un lado, Matías Concha, que confesó haberle asestado algunas puñaladas a la víctima pero se defendió asegurando que lo hizo en defensa propia. A su vez, manifestó que él no fue quien lo mató, sino que abandonó el lugar dejando Marito en el suelo herido y que cuando se alejaba en moto vio que otras tres personas lo rodearon.

Cabe recordar que Marito recibió siete puñaladas. Un par de días después fue detenido Angel Jesús Molina, el otro imputado, quien finalmente quedó en libertad. Molina siempre reconoció haber presenciado la pelea en la que murió Maciel, pero negó haber participado de ella.

En este momento, Concha permanece detenido y está imputado de “Homicidio simple”, en tanto, Angel Molina se encuentra en libertad pero acusado de “Homicidio agravado por alevosía”, por considerarse que pudo haber sido quien le asestó las últimas puñaladas de muerte cuando se encontraba en estado de indefensión.

 

Justicia

 

Marcela Aranda sostuvo que “sabemos que fueron más personas, seguramente en el juicio aparecerán otras cosas importantes, los testigos tal vez ya no tengan tanto miedo como antes para poder declarar y decir la verdad. Muchos vieron lo que pasó pero nadie quiere hablar. Tienen miedo porque saben qué clase de personas son, tienen miedo a las represalias”.

“Yo los quiero presos y a su vez quiero que caigan las otras personas porque no nos olvidemos que entre estos asesinos hay un núcleo familiar donde están casi todos involucrados, hermanos, cuñados. Si tanto dicen que Molina no fue, que salió la madre a defenderlo en los medios, entonces que diga la verdad, a la hora del juicio no se va a querer comer 25 años, va a tener que decir la verdad de quiénes fueron porque él estaba, eso lo sé muy bien”, remarcó en diálogo con El Eco de Tandil.

Y añadió que “no puede ser que hayan matado a una persona que salió a divertirse, que no estaba robando ni haciendo algo malo. No quiero que Marito sea uno más, yo estoy de pie para luchar por esto y voy a poner toda la energía de que se va a hacer justicia”.

Por otro lado, explicó que “vamos a ver si en el juicio podemos hacer imputar a los policías también. Venimos peleando por eso. Igualmente la causa de los policías acá no se movió nada, yo los quiero fuera del cargo o presos porque ellos también tienen parte de culpa. Los de Asuntos Internos (de Provincia) nunca más aparecieron, fue todo un circo entre Lunghi y Scioli, lo hicieron bastante bien”.

 

“Necesito

mi duelo”

 

“Ahora estoy más fuerte que antes, pero necesito mi duelo. Yo pensé que este año iba a ser el juicio, me lo habían prometido. Luego del juicio voy a hacer mi duelo y cerrar esta etapa que es muy dolorosa, en el sentido de esta lucha, de pelear contra todo, los policías, políticos. Después de que los condenen voy a poder hacer el duelo que no pude hacer hasta ahora”, expresó.

Por último, confesó que “muchas veces pensé en hacer justicia por mano propia pero tengo que pensar en mi familia y no le puedo agregar más dolor al que ya tienen, quiero creer en la Justicia”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario