En medio de una gran expectativa, Cristina Fernández de Kirchner regresará mañana a la presidencia

Se espera que la mandataria reciba en audiencia este lunes a ministros y funcionarios en la residencia de Olivos, donde permaneció durante los últimos 40 días cumpliendo un estricto reposo ordenado por sus médicos a fin de evitar situaciones de estrés.

Aún se desconocía si se va a habilitar la sala de periodistas de la quinta de Olivos para los cronistas que concurran al portón principal de la residencia que da a la calle Viyate.

Existe una gran expectativa en torno a los posibles decisiones que adoptaría la jefa de Estado en breve, luego de que incluso dirigentes del oficialismo reconocieran la necesidad de avanzar con determinadas medidas, especialmente las relacionadas al ámbito económico donde comienza a preocupar el descenso de las reservas del Banco Central.

Tampoco se descarta que resuelva cambios de ministros para dar aire a su Gabinete y afrontar los dos últimos años de gestión que restan con un equipo de colaboradores algo renovado.

En el primer tramo de su regreso, Cristina Kirchner cumpliría una agenda suave, desprovista de viajes al interior y de actos con extensos discursos públicos, como solía hacer.

Sucede que aún tiene prohibido realizar traslados aéreos, por lo que el 9 de diciembre, transcurridos dos meses de la neurocirugía, se le hará una nueva neuroimagen y la prueba de movimiento oscilatorio corporal, tras lo cual, en caso de arrojar resultados positivos, recibiría la autorización médica para viajar.

Por eso, se prevé que las próximas actividades de la mandataria tengan epicentro en Olivos, y no tanto en la Casa Rosada, adonde usualmente se traslada en helicóptero, por lo que en caso de realizar una ceremonia en la sede gubernamental deberá movilizarse en auto.

También permanece la idea de realizar un gran acto para que funcionarios y militantes del kirchnerismo celebren el retorno de la jefa de Estado, que aún no tiene fecha ni lugar confirmado, aunque se especula con la posibilidad de que pueda realizarse el 10 diciembre, día en que se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos y que coincide con el aniversario de los 30 años del regreso de la democracia y los seis de su Presidencia.

Con la imposibilidad de viajar por aire, el encargado de visitar provincias para actos de gestión en los próximos días será el vicepresidente Amado Boudou, quien permaneció a cargo del Ejecutivo durante todo el reposo de Cristina Kirchner, y se espera que este martes visite Chaco para encabezar una ceremonia junto al gobernador Jorge Capitanich.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario