En medio del dolor, un trabajador y cuñado de una de las víctimas de Metalúrgica rompió el silencio

Francisco José Donini, conocido como “Pancho” para la mayoría de sus amigos y compañeros de la fábrica, expresó que después de compartir estas ideas “quizás sea uno de los próximos en encabezar la siguiente lista de despidos en Metalúrgica Tandil, pero sinceramente me interesa muy poco después de la desgracia que tuvimos que soportar donde perdieron la vida de una manera muy injusta mis tres compañeros de trabajo Juan Cruz Andrade, Luciano Vargas y mi queridísimo cuñado Lucas Oscar Seren por los motivos que ya son de público conocimiento”.

Contó que ingresó a trabajar en la firma el 11 de abril de 1991 y está cerca de cumplir 23 años de servicio. “Me parece que tengo un poco de conocimiento del desastre que están haciendo con la empresa desde que la empezaron a manejar ‘gerentes’ mandados por Renault, ya hace aproximadamente 5 años, y que cada uno que estuvo en el cargo ya viene con el libreto armado por Renault para hacerla desaparecer de a poco”, consideró.

Para el trabajador, “otro de los puntos claves del porqué se llegó a esta situación es que la empresa ha sacado a toda la gente capacitada y que sabía de verdad que ocupaban los puestos de la jefatura -llámese jefes de planta, jefes de producción, jefes de mantenimiento-, y en su lugar han caído personas que no están capacitadas para cumplir su trabajo y están en esos lugares no por mérito propio sino por andar siempre con chusmeríos y arrastrándose como víboras para conseguir un cargo, con mucha ambición desmedida y cero sentimiento hacia los operarios”.

 

Comunicado de la empresa

Donini, quien trabajó en Metan (la planta de aluminio que cerró en 2011) y hoy pertenece al sector de prerrebabado, se mostró molesto porque el último martes recibió en su casa un comunicado de la fábrica “narrando con detalles los hechos ocurridos el día del accidente y dando los nombres de los tres chicos fallecidos, como si nosotros no supiéramos como fueron los hechos donde perdieron la vida estos tres angelitos. Allí también dice, y no les creo absolutamente nada, que el Grupo Renault se encuentra muy consternado y muy triste por lo sucedido”.

El trabajador también citó que las autoridades del Grupo Renault y de Metalúrgica Tandil les informaron que “la gerencia general y recursos humanos están acompañando a las familias de los chicos damnificados, poniéndose a disposición de ellos y de los demás operarios de la empresa que así lo deseen”.

Por el contrario, el empleado expresó que “a las familias de esos chicos los estamos acompañando nosotros que somos integrantes de esas familias -en mi caso de Lucas-, los amigos y compañeros de trabajo. Ustedes, Grupo Renault y Metalúrgica Tandil, ocúpense de lo que les compete, como por ejemplo poner los lugares de trabajo y equipamientos de MT en óptimas condiciones para que los operarios sólo tengamos que preocuparnos por hacer nuestro trabajo”.

 

El futuro y los temores

Por otro lado, cuestionó que desde la empresa “también dicen que van a iniciar todas las verificaciones técnicas necesarias para garantizar la seguridad de todos los trabajadores, asegurando que las cosas estén bien para su correcto funcionamiento, sin riesgos, con el aval de los especialistas en mantenimiento y seguridad e higiene”.

Donini lamentó que “tarde se acordaron. ‘Después del niño ahogado, María tapó el pozo’” y recomendó que “se fijen en quién depositan la confianza, porque tanto el jefe de mantenimiento, como el responsable de seguridad e higiene, no sé si porque la empresa no les entrega los medios necesarios o por inoperancia, dejan mucho que desear”.

Por otro lado, realizó un pedido a los responsables de la firma: “Basta señores empresarios de seguir mintiéndoles a los obreros. Nosotros tenemos mucha antigüedad y sabemos cómo viene la mano. Con esto que desgraciadamente pasó creo que es hora de que se dejen de joder y hagan las inversiones necesarias, que hace bastante las estamos pidiendo para trabajar en condiciones normales como lo exige la ley. Y si no fuese así, que nos indemnicen con el total de lo que nos corresponde a cada uno y nos vamos a nuestras casas antes de que pase otra desgracia”. 

 

“Que el Intendente se saque la careta y no mienta más”

“Le quiero decir al señor intendente Lunghi que se saque la careta y no mienta más. ¿Ahora viene a decir que el obrero no es algo descartable? Si cuando estuvo de visita en Metalúrgica Tandil, hace algo de cuatro meses atrás porque la UOM denunciaba el vaciamiento de la empresa, no fue capaz de pararse a hablar con ninguno de los operarios que estaban en producción para interiorizarse en las condiciones en las cuales se estaba trabajando”, expresó Francisco José Donini.

También le reclamó que “ahora viene a decir que en Metalúrgica Tandil faltan inversiones en seguridad y modernización de planta. ¿Se olvidó que cuando estuvo en Metalúrgica Tandil dijo que se había llevado otra impresión de como se encontraba la fábrica y que estaba más que bien?”.

Molesto con las apreciaciones del jefe comunal, indicó que “no hay que ser tan hipócrita y hacer declaraciones para la gilada y querer quedar bien con Dios y con el diablo”.

Agregó que “quizás ahora, después de esta desgracia que seguramente le vino bien a más de uno, incluida la misma empresa para terminar cerrándola y dejando más gente sin laburo, (Lunghi) pueda hacer algún paseo turístico nuevo”.

Con ironía, sugirió que el nuevo lugar se podría llamar “paseo turístico ex Metalúrgica Tandil” y se ofreció como guía turístico “porque como trabajo hace 23 años ahí dentro, me conozco muy bien todos los rincones de la fabrica”. 

 

Impotencia y bronca durante el sepelio

El cuñado de Lucas Seren también contó un episodio que vivió durante la despedida de sus restos mortales y que lo tuvo como protagonista. Manifestó que vivió ese momento con “mucha angustia y dolor”, y cuando salió de la sala velatoria “sentí una sensación de impotencia y bronca al ver de mucha charla en el lugar al gerente Mauro Iacovone con todas las mujeres que trabajan en la parte administrativa de la empresa”.

Francisco Donini expresó que “a mi parecer a esas chicas las hicieron ir al velatorio obligadas, porque estoy seguro de que la mayoría no sabía ni conocía a la persona que estaba dentro del féretro”.

Sumado a esto, el domingo “ya en el cementerio parque donde despedimos a Lucas, en un momento donde yo me encontraba muy compungido, los vuelvo a ver haciendo acto de presencia y es ahí donde reaccioné y le dije al gerente si eso que estábamos observando era parte de las inversiones que tenía Metalúrgica Tandil para el año 2014, más un montón de cosas más que en verdad no recuerdo”.

Donini relató que el gerente “me respondió medio asustado que no tenía la culpa, que hacía poco que estaba, que la culpa era de Renault, culminando todo con un insulto al aire porque me fueron a sacar unos compañeros y familiares de ese lugar”.

El trabajador explicó que “uno puede aguantarse muchas cosas, como por ejemplo la forma deplorable en que se estaba trabajando desde hace mucho tiempo en Metalúrgica Tandil, pero todo tiene un límite y ese día descargué todo lo que tenía atragantado desde hace bastante tiempo atrás”. 

 

Lucas, pura alegría

La tragedia golpeó fuerte en la comunidad toda. Se cobró la vida de tres personas jóvenes, que querían su trabajo, luchaban por salir adelante y tenían muchísimos sueños.

Lucas Seren compartía su casa con su mujer Analía y estaba construyendo una habitación más para recibir a su abuela, que vive en la zona rural. Entre sus familiares más cercanos, también dejó a sus padres, su hermano gemelo y una hermana.

El viernes pasado, cuando el joven de 27 años luchaba por su vida en terapia intensiva, su mujer les contó a los familiares más íntimos y a sus amigos, que estaban esperando un bebé ya que transita las primeras semanas de embarazo. 

Lucas era “un pibe sano, buenísimo, alegre, de gran corazón, a disposición de todo el mundo, solidario. Le gustaba mucho el trabajo”, recordó Francisco Donini.

Había ingresado a Metalúrgica Tandil al terminar el secundario y disfrutaba su labor en la fábrica, pese a que permanecer ocho horas en el sector de los hornos de fundición es sacrificado.

El terrible accidente del horno seis lo sorprendió junto a sus compañeros y amigos. Con ellos compartía las largas horas que pasaba en la planta. 

 

Marcha de la memoria, en silencio y con velas

Familiares, compañeros y amigos de los tres jóvenes fallecidos tras la explosión en Metalúrgica Tandil convocan a toda la ciudadanía a una marcha pacífica, en silencio, con velas, y despojada de toda bandería política, en memoria de Lucas Oscar Seren, Luciano Vargas y Juan Cruz Andrade.

La movilización tiene como consigna que “el hecho acaecido no quede impune y que nunca más vuelva a ocurrir una catástrofe de esta magnitud por no escuchar a los obreros, hombres de bien que trabajan para llevar el sustento a sus familias”.

La concentración será a las 20, en Rodríguez y Montevideo, en la sede la UOM. La columna caminará hacia la parroquia del Santísimo Sacramento y a la Municipalidad.

“Es importante la presencia de cada uno de ustedes”, indicaron en la convocatoria a través de Facebook. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario