En su paso por Tandil, el ministro de Desarrollo Social bonaerense habló de la crítica realidad social de miles de niños y jóvenes

En horas de la tarde de hoy, el ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Daniel Arroyo, participó en Tandil de la apertura del servicio de Promoción de los Derechos del Niño.

Del acto participaron el intendente Miguel Lunghi y el secretario de Desarrollo Social comunal, Julio Elichiribehety.
El funcionario provincial mostró su preocupación por los indicadores negativos en materia social pese al crecimiento de la macroeconomía de la Argentina.  ?Hay un millón de chicos que aún viven en hogares pobres y 500 mil jóvenes que no estudian ni trabajan? remarcó
Tanto Arroyo como Lunghi coincidieron en la necesidad de concretar acciones de trabajo mancomunadas en favor de la minoridad, en el marco de los cambios de la legislación específica, con el objetivo de que ?los chicos se recuperen junto con la familia?.
Elichiribehety solicitó a la Provincia la ayuda para la construcción del edificio dónde funcionará este servicio (por ahora lo hará en la sede de Pellegrini 1654).que ?hoy está en esta casa que se nos cedió en comodato?. Al decir del ministro provincial, los fondos para tal fin serán aportados  por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

 

 

Un nuevo sistema

 

El cambio sustancial que introduce el nuevo sistema provincial que se articula con los Municipios es que impide la judicialización directa de aquellos casos en los que exista vulneración de derechos económicos, sociales y/o culturales. A la vez determina paralelamente la intervención de la Justicia en las situaciones en que resulte pertinente garantizar el cumplimiento de un derecho. Se pretende de esta manera asegurar el acceso a la alimentación, salud y educación sin requerir el auxilio judicial y a través de mecanismos idóneos y oportunos.
Entre las principales características de la legislación se destaca que:

– Considera niños a todas las personas menores de 18 años de edad.

– Desconcentra funciones y recursos en los Poderes locales a través de procesos de corresponsabilidad en el hallazgo de la respuesta que necesita cada familia.

– Genera una nueva institucionalidad que comienza con la creación de una Comisión Interministerial ? que sesiona mensualmente-, y que es la puerta de acceso al cambio de prácticas y de funcionamiento de los organismos de gobierno de la Provincia. La Presidencia de esta Comisión Interministerial, así como la Autoridad de Aplicación de la ley es el Ministerio de Desarrollo Humano.

– Se crean los Servicios Locales de Promoción y Protección de Derechos. Son los gobiernos locales, por convenio con el Ministerio de Desarrollo Humano, los equipos interdisciplinarios en contacto primario con las familias, y virtual boca de acceso a los diversos programas municipales y provinciales para satisfacer las demandas. En todos los casos, la actuación del Servicio será a modo de resolución alternativa de conflictos, y con pleno consenso de las partes involucradas, no pudiendo tomarse decisión coercitiva alguna. 

– Los Servicios Zonales de Promoción y Protección de Derechos, complementan regionalmente a cada uno de los Servicios Locales, coordinado y apoyando sus tareas, asumiendo la representación política de la autoridad de aplicación en territorio.

– Los Consejos Locales por su parte son los encargados de diseñar y planificar la política de infancia local, deben ser convocados por el gobierno local y están integrados por todas las áreas del gobierno municipal, los organismos provinciales con actuación en el territorio y las organizaciones sociales que directa o indirectamente se desempeñen en el campo de la infancia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario