En Tandil, Jorge Macri cuestionó la nueva ley de nocturnidad y el proyecto sobre contravenciones

El reelecto diputado bonaerense por la Tercera Sección, Jorge Macri, cuestionó ayer en Tandil la nueva ley de nocturnidad y el proyecto para modificar el Código Contravencional en la Provincia de Buenos Aires.
Macri se reunió con los concejales electos por Unión PRO, Mario Bracciale y Claudio Ersinger, y con los adherentes locales de la fuerza, en un encuentro que formó parte de sus giras por el país para iniciar el armado e instalar definitivamente a Mauricio Macri como candidato presidencial en 2011.
?Nos queda poco tiempo antes de asumir a todos los que queremos consolidar esta alternativa. Por eso le pedí a nuestros referentes locales el encuentro. Juntarnos, intercambiar ideas y escuchar cómo se preparan para la asunción?, le dijo a este Diario.
-Sin embargo, se sabe que el PRO repartió el país entre sus principales dirigentes para comenzar a trabajar en ?Macri 2011?.
-Hemos tomado una decisión política de consolidar el PRO a nivel nacional; por eso nos hemos fusionado con Recrear, con el que ya somos un único partido. Eso nos ayuda, porque supone un crecimiento, sobre todo a nivel nacional, porque en provincia el PRO ya está consolidado. Mauricio (Macri) tomó la decisión de que el PRO sea parte de las alternativas en el 2011. Si él va a ser o no candidato, lo decidirá después. Yo trabajo para que sea el próximo presidente, como otros lo hacen para que lo sea Felipe (Solá). El tiempo dirá quién nos tiene que representar.
-La reforma política los obligó a este paso. ¿Cómo encaja el espacio y la candidatura de Macri con Unión PRO?
-Desde que esta fuerza política nació, convivieron dos personas de trabajo y vocación muy fuerte, como lo son Mauricio (Macri) y Francisco (De Narváez). Y en 2009 se sumó Felipe (Solá). En febrero, cuando se presentaron, les preguntaron cómo resolverán la existencia de dos candidatos a presidente en un mismo espacio. Y ellos contestaron que lo harían en el futuro.
Más allá de todas las especulaciones que hubo, este espacio sigue unido. Los que pensaban que se rompería son los que se separaron, porque el Acuerdo Cívico y Social hoy quedó dividido en cuatro bloques en la Legislatura bonaerense.
-Donde es tiempo de negociaciones y usted ocuparía la vicepresidencia primera?
-Hoy somos el segundo bloque en Diputados. Lo habitual es que la segunda minoría ocupe la vicepresidencia primera, y yo podría ocupar ese lugar. Es probable que (Alfredo) Meckievi lidere el bloque de senadores y faltaría definir quién encabece el de diputados. No es fácil poner de acuerdo a 19 personas, encontrar un consenso entre tres espacios, pero estoy convencido de que lo vamos a lograr, como lo hicimos cuando tuvimos que hacer una lista y nos mantuvimos unidos.

El caso James
y el atentado

El caso de las escuchas telefónicas del agente Ciro James y el atentado que sufrió el cuñado del jefe de Gobierno porteño, Daniel Leonardo, convulsionan por estas horas a la familia Macri.
Sobre este último suceso, el diario Clarín consignó ayer que ?el juez (Norberto) Oyarbide contradijo al conductor de PRO, que había hablado de un intento de robo. ?No le tocaron la billetera ni un reloj muy cuantioso. No sé dónde está el robo?, indicó?.
Además, ?el magistrado había dicho que no era ?casual? el ataque, lo relacionó con las internas de la familia Macri y con las escuchas telefónicas del presunto espía porteño, Ciro James, que actualmente está detenido?.
El matutino porteño señaló que ?en el macrismo comienzan a mirar cada día con mayor tensión el rebote mediático. Se mezclan asuntos públicos, como el del espionaje, y familiares, por la aparición de Leonardo (que también fue una de las víctimas de las escuchas), quien dijo que Franco Macri le había ofrecido plata para que disolviera el matrimonio con Sandra?.
En su paso por esta ciudad, Jorge Macri sólo vinculó al hecho con un episodio más de inseguridad.
-¿Cómo atraviesa por estas horas la particular situación que vive su familia, por el caso de las escuchas y el atentado al esposo de su prima?
-Existe una manipulación de información. En el caso del espía, nosotros nos vamos a presentar a la Justicia para que el tema se investigue y se aclare. Y lo que ocurrió con el marido de Sandra, lo leemos como una más de las situaciones de inseguridad que ocurren en el Conurbano. No hacemos una lectura política ni un mensaje mafioso. La realidad es que en el Conurbano hoy hay cientos de hechos como esos. A veces le toca a (Fernando) Cáceres, otras a gente desconocida y esta vez al marido de Sandra.
-Pero no le robaron nada?
-A Cáceres tampoco (hace una pausa). Fueron y le dispararon. De la manera que hoy reaccionan los delincuentes, uno no la logra entender. Es impensada. Antes, quien delinquía tenía un objetivo claro. Hoy te disparan a quemarropa porque tienen ganas.

En la Legislatura

-A propósito de la inseguridad, ¿qué evaluación hace de las modificaciones al Código Contravencional que presentó Daniel Scioli?
-Los bloques de la oposición todavía no recibimos el proyecto. De cualquier manera, me parece que es una de las medidas que se debería haber tomado de entrada, como parte de un plan integral. Que después de dos años lleguen a la conclusión de que el problema que tienen es la creación de un nuevo Código Contravencional, me parece medio escaso, hueco. Además, corremos el riesgo de que la policía vuelva a cometer errores graves, porque algunas de las figuras que se plantean corren el límite de demasiada subjetividad para hacer efectiva una detención.
-Lo último de la Legislatura bonaerense fue la sanción de la nueva ley de nocturnidad, ¿le parece viable?
-Es una declaración de intenciones, una ley muy linda que se rompe por el eslabón más débil, que es la capacidad de fiscalizar. La provincia de Buenos Aires tiene 140 inspectores, y más de 6 mil boliches (en los que hay un millón y medio de chicos todos los viernes y sábados) y una absoluta incapacidad para controlar la venta de alcohol. Es una declamación para dar una respuesta mediática.
Desgraciadamente, y en el nuevo presupuesto se nota, no hay inversión para fiscalización. La Provincia necesita, por lo menos, 2 mil inspectores que fiscalicen esa norma. Podría tenerlos, porque tiene 537 mil empleados públicos. Seguro que hay 2 mil que se podrían capacitar, pagárseles un poco mejor y hacer cumplir esta norma. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario