“La división de un bloque legislativo no significa una fractura política definitiva”, evaluó Carrillo

En la mañana de ayer, el referente del Movimiento Evita en Tandil Nicolás Carrillo rompió el silencio y habló sobre la decisión tomada por los seis diputados nacionales de esa agrupación política de abandonar el bloque del FPV y conformar el espacio Peronismo para la Victoria. Si bien admitió que fue un “cimbronazo”, aseguró que en Tandil seguirán trabajando en el marco del kirchnerismo.

Así lo ratificó en el desayuno de “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). En principio, reconoció que la noticia tuvo “gran trascendencia” porque se trata de una fuerza territorial asentada en todo el país.

Sin embargo, Carrillo sostuvo que “la división de un bloque legislativo no significa una fractura política definitiva, como tampoco dejar de reconocer los doce años de vinculación con el kirchnerismo y, a futuro, la articulación de políticas para frenar el ajuste que se está viviendo”.

Pero sí reconoció que tiene un significado y es que en estos meses de gestión “hubo un gran avance de las políticas del macrismo y, desde el FPV, las medidas políticas que se venían tomando no ayudaron a frenarlo”.

En consecuencia, el referente del Movimiento Evita admitió que “tuvimos muchas complicaciones porque no hay conducción política. Entonces, una serie de debates no resueltos y cuestiones acumuladas llevaron a esta determinación de conformar otro bloque”.

Evaluó que la decisión estuvo fundada en la necesidad de enfrentar el ajuste “estando en la calle con los ciudadanos afectados, no solo hablando de los 12 años que pasaron, sino mirando hacia el futuro”.
Y agregó que “desde la política, entendemos que hay que tener una gran apertura con todos los sectores, con aquellos que entiendan que el ajuste que está llevando adelante el macrismo va en detrimento de la mayoría de la población y que no había que encerrarse en una cuestión estanca del FPV y endogámica, sino de empezar a hablar para afuera con otros actores políticos y sociales”.

“Se mancha
la política”

Insistió luego en remarcar que, la ruptura en Diputados se dio a raíz de “una serie de debates no resueltos”, a lo que se le sumó “la cuestión de José López y (Julio) De Vido, donde nuestros diputados pedían el desafuero de todos los diputados que estaban implicados, cuestionados o señalados porque se necesitaba dar un mensaje de transparencia porque era la mejor forma de defender lo que hicimos”.

En ese sentido, planteó que el Movimiento Evita no puede “estar implicado en los casos de corrupción” porque reconoció que cuando uno va a un barrio y habla con alguien “es una mancha sobre la política y cuando eso ocurre los que ganan son los grupos empresarios”.

Por lo tanto, desde la agrupación subrayó que “lo que queremos es revalidar la política y ponerla en valor, entonces, hubo un punto de inflexión ahí, pero hubo otras cuestiones”.

El trabajo en el
marco del FPV

A nivel local, el referente del espacio confirmó que vienen trabajando “en el marco del FPV. Estamos trabajando mucho con la concejal María Eugenia Poumé y vamos a seguir en el mismo camino”.

Además garantizó que, como venían haciéndolo, mantendrán el diálogo con “otros sectores políticos y sociales de Tandil”. Por ejemplo, señaló que “concejales del FPV se han reunido con sus pares del Frente Renovador por la Tasa de Seguridad, y eso no implica una traición ni un desvío de nuestra política, sino que en la democracia parlamentaria hay que hablar con todos los actores”.

“Ampliar el
esquema político”

De cara al futuro, Carrillo apuntó a pararse en el “gran piso” que dejaron los doce años del kirchnerismo y “mirar para adelante” para seguir “ampliando este esquema político”, atentos a lo que suceda en el nuevo mapa nacional.
Por lo tanto, aspiró a “tener una política de mucha amplitud para el año que viene poder ganar y retomar una senda de un país con mayor justicia”.

Tras la decisión de los seis legisladores nacionales del Movimiento Evita de dejar el bloque del FPV, advirtió -ante las críticas de algunos sectores- que desde el espacio “vamos a poner la otra mejilla. A los que nos llaman traidores, los seguimos llamando compañeros porque entendemos que tenemos una perspectiva de futuro en común”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario