En un emotivo acto se depositó el baúl de la memoria de Villa Italia

El baúl de la memoria contiene objetos, elementos y mensajes, que describen la realidad de Villa Italia y fue trasladado hasta la plaza en un colectivo antiguo, custodiado por la guardia de honor que integran jóvenes de todas las instituciones educativas del barrio.
Luego de tomar juramento a los integrantes de la guardia y de entregarles un diploma y un pañuelo identificatorio el intendente Lunghi resaltó “la importancia de Villa Italia para la ciudad, un barrio de familias, de gente de trabajo y que ocupa el 18% de la población de Tandil”.
“A fines de 2010 comenzamos a trabajar, como debe ser junto a la comisión de vecinos para los festejos del bicentenario, junto a las instituciones del barrio y pudimos organizar una gran cantidad de eventos culturales, talleres, charlas, cenas y lo único que nos faltaba era depositar este baúl e inaugurar el arco de ingreso”, agregó.
El jefe comunal también enumeró las últimas obras para esa zona de la ciudad, “pudimos cumplir desde la Municipalidad, lo que ustedes se merecen, como la repavimentación de Quintana, la apertura de esa calle entre Pujol y Buenos Aires, la ampliación de la Escuela de Artes Visuales 2, tan importante para esta barriada con muchos chicos y adultos que hacen pintura, plástica y cerámica”.
“En este baúl ustedes han depositado vivencias de cien años, cartas, fotos, documentos, historia de las instituciones y dentro de cincuenta años, estos chicos que integran la guardia ya estarán grandes y vendrán con sus familias, sacarán el baúl lo llevarán hasta la biblioteca y lo abrirán para ver todo lo que pasó y pasaba en estos cien años”, manifestó.
Además invitó a todos los vecinos de Villa Italia, “a seguir trabajando juntos, como hasta ahora, para fortalecer este barrio que tiene un progreso extraordinario, con un gran centro comercial en la calle Quintana y un gran número de instituciones que lo hacen grande”. 
Por su parte Daniel Fernández, integrante de la comisión vecinal, agradeció al Municipio por el apoyo en la organización de todas las actividades que se llevaron adelante como parte de los festejos y afirmó “hoy para nosotros es un día muy especial, de mucha emoción ya que nos toca depositar este baúl de la memoria donde pusimos nuestros mejores recuerdos, como así también los mejores augurios de felicidad para nuestro barrio”.
“Estos niños que hoy conforman la guardia de honor, tendrán la posibilidad de ser testigos vivientes y comprobar por sí mismos y se han logrado cumplir sus objetivos personales o el crecimiento de este barrio”, añadió.
Fernández también destacó “la importancia de contar con un arco que marca el ingreso al barrio, gracias al trabajo del Municipio y de la Usina que lo iluminó”.  
Por último los presentes se dirigieron hacia la esquina de Quintana y avenida Del Valle, donde se inauguró el arco de ingresó y su iluminación, con un pequeño show de fuegos artificiales.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario