En un mes, más de 2.500 personas viajaron en tren

Entre los pasajeros que viajaron en la formación entre el 30 de junio y el 29 de julio, luego de 15 años de suspensión, hubo 1.912 mayores y 541 menores, detallaron.
Por su parte, el secretario de Turismo, Ignacio Crotto, destacó los beneficios del sistema para la ciudad y remarcó que “gracias a la iniciativa de reactivar la llegada del ferrocarril, el turismo se verá aún más favorecido”.
En tanto, Antonio Maltana, interventor de Ferrobaires, sostuvo que “cuando el gobernador Scioli me designó en la intervención de la empresa me dio tres prioridades: la seguridad, el confort y la reactivación de los destinos suspendidos; este tren combina los tres objetivos”.
La formación está compuesta por cuatro coches y una locomotora con capacidad para 280 personas, con personal de bordo como guardas, jefe de tren, azafatas, personal mecánico, de limpieza y conductores.
Los coches de primera clase fueron rehabilitados en la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín, bajo la dirección técnica e industrial de ingenieros de Ferrobaires; los pullman y clase turista se repararon en instalaciones propias de la empresa.
El servicio cuenta con dos frecuencias, desde Constitución el tren sale los martes y viernes a las 13.20 y desde Tandil los miércoles a las 13.45 y los domingos a las 14. Cada una tiene sus detenciones en Cañuelas, San Miguel del Monte, Las Flores y Rauch.

Piden el servicio para Vela y Gardey
 
Los alumnos de 3er. año del bachillerato de adultos de la Escuela de Educación Media 5 de María Ignacia Vela junto a Alicia Corsi, presentaron una nota al concejal Eduardo Ferrer con más de 250  firmas de vecinos de Vela y Gardey quienes solicitan el servicio ferroviario para ambas localidades.
Según el edil, los fundamentos esgrimidos por los demandantes son que el transporte “ha sido históricamente el eje fundamental del surgimiento de la comunidad y su posterior desarrollo socioeconómico”.
También es “considerado parte del patrimonio histórico local y la llegada del servicio, no sólo implicaría recuperar la identidad de los pueblos que crecieron a la vera de las estaciones de trenes, sino que posibilitaría mejorar e impulsar otras actividades vinculadas a las comunidades rurales”.
También manifestaron que las localidades tienen “un progreso agrícola ganadero importante, un turismo rural que necesariamente debe expandirse y el ferrocarril le posibilitaría mejorar el circuito de comercialización con localidades vecinas”.
En cuanto a las posibilidades turísticas, resaltaron que “ofrecen distintas alternativas y el transporte ferroviario sería un elemento relevante para la puesta en valor de todos los recursos patrimoniales”.
En este marco, el concejal Ferrer señaló que ya presentó junto al bloque del PJ – Frente Para la Victoria un proyecto de resolución para que “la requisitoria sea elevada a las autoridades de Ferrobaires y al Gobernador de la Provincia a los efectos de considerar la solicitud de extensión del servicio ferroviario a las localidades de Vela y Gardey”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario