En un verano caluroso, 1200 chicos disfrutan del agua y las actividades de la Colonia Municipal

“¡Que abran, que abran!”, cantaban ayer a la mañana ansiosos los cientos de chicos que asisten a la Colonia Municipal de Vacaciones, en el Balneario del Sol. En total, el primer contingente, que arrancó el 5 de enero, cuenta con más de 1200 niños descentralizados también en Ferro, Unión, Uncas, El Remanso y el Hogar de Varones. 

La propuesta que lleva adelante el Municipio de Tandil, a través de la Secretaría de Desarrollo Social y la Dirección de Deportes, está destinada a chicos de entre 4 y 12 años, ofreciéndoles un espacio de encuentro e integración para el aprendizaje de la natación y propuestas recreativas, deportivas y educativas.

Y así se vivió ayer en el balneario del Dique. Una jornada a pleno sol que invitaba a los más pequeños a disfrutar de los espejos de agua que dispone el predio. Todos y cada uno de ellos con sus mochilas, trajes de baño y el protector solar puesto, ya se preparaban para divertirse y aprender junto a sus profesores.

Mientras tanto, Lourdes Martínez, una de las coordinadoras de la colonia, dialogó con El Eco de Tandil. Celebró la positiva respuesta de la comunidad, realmente con “una expectativa colmada”, dijo. Compartió además las actividades que se realizan de lunes a viernes, a cargo del director de Deportes, Carlos Ilero, y la coordinación de Alberto Ferraggine, Miguel De Lucía, y ella.

En principio, recordó que el viernes 5 se puso en marcha el primer contingente de la colonia con más de mil chicos, como también se dio inicio a la colonia de adultos y de adultos mayores, que suman a otras 250 personas.

En el caso de los más pequeños, detalló que todas las mañanas, a las 9, arrancan el recorrido en cada parada, son 17 micros que llevan a los casi 1200 niños a la colonia. “Trabajamos bien con los choferes, hay muy buena predisposición de su parte, en cada colectivo hay un profe coordinando, anotando cuántos suben y bajan, quién se baja en cada esquina, y gracias a Dios estamos organizados”, garantizó.

Una vez en el Balneario del Sol, alrededor de las 9.45, los chicos se organizan en su grupo, ya con un profesor de referente designado desde el primer día, y comienzan con las actividades. 

Contó que los días como el de ayer, de mucho calor, los chicos ingresan a las piletas desde temprano, lo que permite trabajar en los conocimientos de natación porque “el slogan que tenemos es `la natación es un seguro de vida´, y eso es lo que nosotros estamos fomentando”, resaltó Martínez.



Las actividades



Supervisados por los profesores, contó que los niños realizan actividades acuáticas, luego se les da un descanso en el agua y vuelven a la enseñanza de natación. 

En tanto, los días que se presentan un poco más frescos y dudosos para ingresar al agua, “la idea es -después de tomar asistencia- hacer una actividad de campo, con juegos o deporte, según la edad de los chicos”. 

“Después, toman la merienda todos juntos para fomentar la integración. Esto es lo que nos permite que los que traen puedan compartir y los que no traen, no sientan que no traen”, remarcó Martínez.

En este sentido, valoró que “la colonia es una oferta para toda la comunidad y hace que vengan chicos de todos lados”.

La labor de los profesores



Por otro lado, resaltó la labor diaria de los profesores de educación física que están a cargo de los colonos. “La idea de la colonia es que el profe tenga ganas, se quiera comer el verano y tenga ganas de trabajar con todos los chicos porque hay profes que estamos todo el año, ustedes lo ven, y esa energía nueva que traen los chicos contratados en el verano hace que todos nos volvamos a contagiar y arranquemos de cero con todas las ganas”, dijo.

Señaló que “además, los chicos lo están esperando 10 meses a esto, hay nenes que ya el primer día quieren entrar al agua porque a lo mejor el único ingreso que tienen al agua, lo tienen en la casa pero con una pelopincho, hacen pie y quieren venir a las piles largas”. 



Las precauciones por el calor



Seguidamente, se le consultó por los recaudos que toman a la hora de exponer a los chicos al sol. En este sentido, indicó que cuando realizan la reunión de padres se les pide que envíen a sus hijos con un gorro, le apliquen protector solar y les den mucha agua. “Como profesora de educación física puedo decir que el secreto es el agua, el nene que está bien hidratado no siente el golpe de sol. Lo que hacemos es meterlos al agua y está fresco todo el día el nene. Además, una buena alimentación, todo lo que hace que no haya deshidratación y no sufra el sol el nene, los cuidados que tenemos todos porque estamos en una hora pico del sol, pero es la hora que nos permite a todos poder trabajar en el agua también”, explicó.



El segundo contingente



Por último, anticipó que el segundo contingente va a estar arrancando el próximo 3 de febrero. “Hoy lunes se hizo la inscripción de Uncas y mañana martes empieza la inscripción al Balneario hasta cubrir los 600 cupos en la Casa del Deporte porque a esos 600 cupos hay que agregarles todos los centros comunitarios que todos tienen su lista aparte para que no todos tengan que acercarse hasta la Casa del Deporte”, anunció.



“La trabajadora social lleva el listado hasta de 20-25 chicos para poder anotarse, ese listado llega a la Casa del Deporte, ahí se emite el carnet y los chicos de los barrios también pueden venir a la colonia. Eso es lo que hace –aclaró la coordinadora- que sea tanta cantidad porque uno dice tiene 600 personas para inscribirse, pero a eso hay que sumarle a los chicos becados, de Pajaritos en la Calle, Fantasía de Colores, El Hornero, lugares que están lejos de la Casa del Deporte, pero lo que se hace es llevarles una planilla para que se puedan anotar”.



La colonia de adultos



Por otro lado, se refirió a la colonia de adultos y adultos mayores. Informó que de lunes a viernes de 13.30 a 14.30, asisten adultos de 35 a 65 años a Unión y Progreso y a El Remanso, con profesores de la Dirección de Deportes, divididos por niveles inicial, intermedio y avanzado. 

Garantizó en este caso que “es un proyecto que viene dando muchos frutos porque los adultos nos siguen y cuentan historias que de chico se cayeron en un estanque o lo empujaron en el mar, lo que le pasa a muchos adultos que hoy no confían en el agua y después empiezan a nadar. Empiezan con miedo en lo bajito y terminan zambulléndose de cabeza”. 

A su vez, trabajan con los adultos mayores en el complejo Hacer de Tandil, en Figueroa 840, donde asisten de lunes a jueves, de 15 a 17.30, con los abuelos de distintos barrios, que también tienen micros que los trasladan. u



“Estamos con muchas ganas de mucho”



Por último, la coordinadora Lourdes Martínez manifestó ante la positiva respuesta que la expectativa “está colmada, estamos trabajando súper bien, sabemos cómo trabajamos, pero nos gusta que esté la devolución de la gente, del otro. Creo que la Colonia Municipal de Vacaciones es una pata muy importante para el Municipio local porque estamos atendiendo a gran cantidad de chicos, nos gustaría atender muchos más, pero hay que trabajar con las leyes de seguridad, y eso lo estamos cumpliendo”.

Anunció que “ahora arrancamos con actividades nuevas en El Hípico, a la tarde de 18 a 20, de lunes a viernes, con profes con actividades para niños o adultos para hacer la parte de campo, hockey, fútbol, vóley, y si los adultos se quieren acercar a hacer caminatas, es decir, estamos con muchas ganas de mucho”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario