En una elección histórica, el bunker del espacio Cambiemos en Tandil se transformó en una verdadera fiesta

Desde muy temprano, gran cantidad de personas comenzó a congregarse en el bunker de Cambiemos, ubicado en España 555 que, con el correr de las horas y al ir obteniendo datos más precisos, se convirtió en una fiesta.
Con una pantalla gigante proyectando las informaciones vertidas por los medios nacionales, el público presente se encontraba expectante a los primeros resultados del escrutinio, mientras que ya se empezaba a conocer que en Tandil Mauricio Macri ganaba la elección por una amplia diferencia.
Con música y aplausos, los presentes fueron celebrando los primeros números que ya resultaban favorables al candidato presidencial de Cambiemos, mientras que el fervor también se podía sentir y palpar en los automóviles que pasaban tocando bocina con gran entusiasmo e incluso algunos con la Bandera argentina colgada.
Con el correr de las horas, la emoción y alegría fueron incrementándose, a medida que se agrandaba la brecha entre los resultados obtenidos por ambos candidatos y el porcentaje de votos escrutados era mayor.
Cerca de las 20 arribó al local partidario el intendente Miguel Lunghi acompañado del jefe de Gabinete Marcos Nicolini, el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik y demás funcionarios y concejales del bloque radical, que se acercaron a festejar junto a sus aliados del PRO, el ya inequívoco resultado en favor de Mauricio Macri. Los presentes recibieron con un ferviente aplauso a Lunghi y sus funcionarios, que felicitaron a Claudio Ersinger y su equipo.
También arribó al local el senador radical Carlos Fernández, quien felicitó a los referentes del PRO en esta ciudad y festejó el resultado obtenido.

Pura alegría

Mientras en la pantalla gigante ya se podían ver imágenes de una multitud celebrando en el Obelisco, en paralelo, el bunker de Cambiemos en Tandil se transformó en una verdadera fiesta.
Minutos después, alrededor de las 21, el líder del PRO en Tandil, Claudio Ersinger, pronunció la victoria de Cambiemos, lo cual desató aplausos y cánticos que festejaban “se siente, se siente, Mauricio presidente”.
Un momento muy esperado llegó cuando alrededor de las 21.30 Daniel Scioli reconoció su derrota, cuyo discurso fue atentamente escuchado por los presentes que, fervientemente, gritaban “chau, chau” cuando el Gobernador bonaerense finalizaba su alocución.
Eso levantó aún más los ánimos del público, que sólo esperaba con ansias las palabras de su líder, Mauricio Macri. Minutos antes de las 22, la vicepresidenta electa Gabriela Michetti dio su discurso y fue ovacionada por los tandilenses que se encontraban en el local de España 555, al grito de “Vamos Argentina”.
A las 22 llegó el anhelado pronunciamiento del presidente electo Mauricio Macri y cuando finalizó su discurso, el bunker estalló en plena algarabía, con música, risas y baile.
En tanto, los automóviles que pasaban por la avenida continuaban tocando bocina y celebrando una nueva etapa que comienza luego del histórico balotaje con el nuevo presidente que comenzará su mandato el 10 de diciembre próximo

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario