Encontraron sana y salva, en Córdoba, a la niña Kiara Romero, desaparecida en San Nicolás

El fiscal de San Nicolás, Ariel Tempo, confirmó que Kiara fue encontrada en Dean Funes, al noroeste de Córdoba, en poder de Marcelo Ezequiel Lemos, conocido como “El Tucumano”, el hombre que era intensamente buscado como sospechoso de haberla secuestrado.

El fiscal confirmó que se dispuso que Kiara fuese restituida en Córdoba a la abuela de la nena, ya que la madre es menor de edad, previo chequeos médicos de rutina.

Con la detención de Lemos, ya son cuatro los arrestados por el caso como sospechosos del delito de “sustracción de menor”, con penas de hasta quince años de prisión.

Según indicó el sitio Noticias de Dean Funes, la familia Moyano había alojado al sospechoso junto a la niña -dijo que era de su hija-, desde el sábado último.

Uno de los hijos del matrimonio Moyano encontró a Lemos y a la niña en la ruta 60, mientras iban camino a Tucumán, y se dio cuenta que el hombre tenía mal aspecto y la pequeña también, dado que estaban sucios.

Lemos afirmó al principio que era el padre y que la madre “estaba presa hace tres años, y él estaba yendo a dedo hasta Tucumán, para llevar a la niña a su madre”, explicó Ana María Moyano.

Los anfitriones habrían reconocido a la nena por la difusión del caso por televisión y dieron aviso a la Policía local.

“Cuando esta mañana lo vi medio nervioso dije 'éste no es el padre'”, explicó Carlos Moyano, el padre de familia. Nélida, una de sus hijas, indicó a su vez que tras dar aviso a la policía de Dean Funes, llegaron y lo detuvieron.

Tempo, quien está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UF) número 4 local, había confirmado antes del hallazgo de la niña y la detención de Lemos que había otras “tres personas aprehendidas”, en alusión a la joven a la que la madre le dio a la niña a su cuidado y a dos limpiavidrios.

El fiscal, en declaraciones a radio Vorterix, dijo que existía contradicciones entre lo sostenido por la detenida, llamada Carla, de 26 años, y otros testimonios recogidos.

Siempre según el instructor, la joven aseguró que tras recibir a su cuidado a la pequeña, permaneció bajo esa responsabilidad unas dos horas, y que finalizado ese lapso se la devolvió a su madre, una adolescente de 15 años.

El fiscal indicó que varios testimonios, entre ellos el de un remisero que afirmó que llevó a Carla, la nena y otros jóvenes por varios puntos de la ciudad, contradijeron esa hipótesis.

Según el fiscal, a la nena se la llevaron los integrantes de un grupo de limpiavidrios -dos jóvenes que habían sido detenidos este fin de semana-, y por “El Tucumano”.

Tempo señaló que los dos jóvenes detenidos “reconocen que estuvieron en la plaza con la beba y que si bien estuvieron en contacto con la misma nunca se hicieron cargo de su cuidado” y comprometieron la situación de “El Tucumano”. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario