Enterraron el Baúl de la Memoria y se tomó jura a la Guardia de Honor de la Historia

Los eventos programados por el Municipio para celebrar el Bicentenario llegaron ayer a su fin, con el acto en que quedó oficialmente depositado el Baúl de la Memoria con el legado para los tandilenses del 2060 en la Plaza Independencia, donde también se tomó la jura del compromiso a la Guardia de Honor de la Historia.
Pese a la fría tarde de domingo, una importante cantidad de vecinos se acercó al lugar para presenciar el momento histórico frente a la pirámide en que se enterró el cofre plateado, que contiene documentos, mensajes, objetos entre otros elementos que dan cuenta de la vida actual de la ciudad.
Encabezó el acto oficial el intendente Miguel Lunghi, junto a los miembros de la comisión conformada especialmente para llevar adelante el proyecto. También participó el jefe de Gabinete, Juan Pablo Frolik, el presidente del Concejo Deliberante, Marcos Nicolini, funcionarios municipales, concejales de los tres bloques que integran el cuerpo, representantes del Consejo Escolar y de instituciones educativas locales, entre otros.
El acto comenzó a las 17.30 cuando se trasladó el baúl desde el palacio comunal hacia la pirámide a cargo de miembros de agrupaciones tradicionalistas y de la guardia del Regimiento de los Patricios, representada por integrantes de la Peña El Cielito.
Frente a la pirámide de la plaza, estuvieron los 54 niños y niñas de 10 años de las escuelas primarias de Tandil que conforman la Guardia de Honor de la Historia, concretamente los responsables de custodiar y de realizar la apertura del Baúl de la Memoria exactamente en 50 años.
El propio Intendente tomó el compromiso a los jóvenes, quienes asumieron la responsabilidad del mandato cívico y en carácter de carga pública de asistir el 30 de mayo de 2060, junto al intendente del momento, a la apertura del cofre.
Tras la lectura del decreto de constitución de la guardia y la toma de la promesa a los niños, se procedió a la entrega de un certificado y de un pañuelo celeste y blanco a cada uno de ellos.
Con la caída del sol llegó el momento de enterrar el baúl, que será sellado con una placa que da cuenta del lugar específico en que fue depositado.

?Una suerte de
fotografía social?

A su turno, Ricardo Pasolini, integrante de la Comisión de la Memoria, hizo referencia a los primeros pasos que tomó el grupo, conformado a mediados de marzo de este año a partir de la iniciativa del propio intendente Lunghi.
En el camino, el proyecto también fue ?sumando dificultades?, dijo Pasolini, como la necesidad de ?discernir qué elementos debía contener la materialidad de ese baúl, mientras que era necesario pensar en el soporte tecnológico con que se iban a conservar los materiales actuales?.
De allí que la comisión decidió refugiarse en la elaboración de los documentos en papel, en lugar de recurrir a los soportes digitales actuales que ?se volverían perecederos a los ojos de los habitantes del 2060?.
En cuanto a la elección de los elementos que se depositarían, pensaron en la recolección de datos y objetos que abordaran tres instancias, ?lo institucional y asociativa, la que refiera contrastes sociales y la de objetos que identifican como íconos la producción de Tandil?.
Así ?se relevaron aspectos de la sociedad con el deseo de constituir para el futuro una suerte de fotografía social de la comunidad actual?, junto a la elaboración de libros con mensajes que los tandilenses ?le dejarían a sus conciudadanos futuros?, acotó.
Destacó que ?los estudiosos del futuro podrán contar con una muestra bastante representativa de las motivaciones, sensibilidades y tópicos que animaban a parte de los tandilenses de 2010?.
?Todos nosotros estamos orgullosos de haber participado del proyecto, sobre todo porque parte de un principio desinteresado que plantea una suerte de conciencia histórica altruista, un deseo que piensa en los otros que aún no conocemos. Por eso esperamos que en mayo de 2060 se pueda recuperar con emoción el legado de prosperidad, paz e identidad que nuestro presente ha imaginado para el futuro?, cerró Pasolini.

?Más de
600 legados?

?Hoy traemos el Baúl de la Memoria para depositarlo en las entrañas de la Plaza, que tiene un pasado, presente y una esperanza de futuro en su interior?, destacó el intendente Lunghi.
También contiene ?más de 600 legados, que, cuando se abra, la mayoría va a estar diciendo que queremos tener un país en unión, fraterno, con diálogo y consenso, federal y una democracia social donde exista más salud, educación y no haya pobreza ni hambre?.
Lunghi hizo referencia a la importancia del nombramiento de la Guardia, conformada por niños de 10 años que ?serán los responsables de cuidar el Baúl? y quienes tendrán ?la obligación moral del 30 de mayo de 2060 de estar aquí y ser los responsables de subir este baúl hacia el palacio comunal?. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario