Entidades locales plantearon su rechazo al proyecto de otro impuestazo provincial

Cravea no dudó en plantear que recibieron “con mucho desagrado” la intención oficial de aumentar el Impuesto Inmobiliario para destinar fondos a seguridad. “Desde enero y febrero que vengo sosteniendo que la presión impositiva se hace intolerable para el comerciante y el industrial”, fueron las primeras reflexiones del dirigente, quien luego cuestionó el nuevo tributo del 18 por ciento “sobre un Inmobiliario que ya está revaluado y sobrevaluado en algunos casos” ya que “siempre tocan el bolsillo de la persona que produce y quiere hacer algo y también de todo aquel que tenga algún terreno”.
El dirigente camarista afirmó que “habría muchísimas maneras más inteligentes de buscar algunos recursos para seguridad, que es una obligación de la Gobernación. Supongo que habrá que reasignar partidas para no volver a tocar el bolsillo del contribuyente”.
Enfatizó que la medida propuesta es “por demás desacertada y abarca al sector agropecuario, en muchos casos ya castigado, que se va a sentir más castigado todavía”.
 
La mano en 
el bolsillo
 
En su análisis, el presidente de la entidad local expresó: “No entiendo por qué le vuelven a meter la mano en el bolsillo a los contribuyentes. Me parece muy desatinado y no estamos para nada de acuerdo con la medida”.
Añadió que el rechazo va cobrando fuerza en los diversos ámbitos, al punto que “hemos hablado con todas las cámaras patronales y hay una reunión de presidentes de sociedades rurales este jueves en La Plata”.
Es que “hay que mostrar de alguna manera nuestro desagrado y nuestro desacuerdo total con las medidas”, enfatizó.
Cravea no dejó de lado que el país sufre “la segunda o tercera mayor presión impositiva mundial, mientras que los servicios distan mucho de ser de los primeros a terceros del mundo” y cuestionó que “ los organismos recaudadores de todos los niveles -nacional, municipal y provincial- le buscan siempre la quinta pata al gato al que está trabajando y tratando de cumplir”.
También advirtió que “el Estado ha tomado una magnitud tan grande que habrá un momento en que no se podrá pagar más. Esa es la realidad a la que nos están llevando”.
En cuanto a las acciones inmediatas, además de abordarse el tema en la asamblea de anoche, Cravea adelantó que se comunicarán con el senador Carlos Fernández para conocer su opinión. “Trataremos de juntarnos con algunas cámaras regionales, pero no vamos a dejar de demostrar nuestro importante descontento y rechazo a una medida totalmente infundada”, cerró. u
 
———-
 
El sector agropecuario se
moviliza ante el aumento
 
Mariano Harguindeguy, presidente de la Sociedad Rural de Tandil, dijo que “la noticia de un nuevo tributo no se toma de la mejor manera, porque en nuestro sector tuvimos un cambio de las valuaciones el año pasado, que tuvo un impacto muy grande”.
Explicó que “en campos de Tandil hay casos del 300 al 400 por ciento de aumento en el año 2012 porque si bien no salió por el Congreso, hubo un decreto del Gobernador que lo llevó adelante. Además, a comienzos de 2013 se creó otra nueva imposición para los productores mediante la unificación de partidas con el mismo CUIT, por lo que las dimensiones son más grandes y cambió de escala, con aumentos que en algunos casos de Tandil llegaron a otro ciento por ciento”.
Dichos incrementos se mantendrían el año próximo “junto a una nueva tasa con fines supuestamente para seguridad. La ley dice que ese 18 por ciento no es coparticipable, sino que queda todo en las arcas provinciales”.
Advirtió que “en el mismo proyecto encontramos que también se modifica la alícuota del Impuesto de los Sellos, que aumenta aproximadamente un 20 por ciento. Ese tributo abarca a casi todas las operaciones, desde las que realiza el sector a cualquier usuario de tarjetas de crédito”.
Harguindeguy transmitió que “el productor no lo toma bien, creo que nadie. Ahora veo que otros sectores, no sólo el agropecuario, están bastantes sorprendidos con esto” y mencionó como ejemplo los contactos mantenidos la semana pasada con la Cámara Empresaria.
 
Voracidad fiscal
 
En otro momento, el dirigente cuestionó “el seguir sacando cuando teóricamente la seguridad es algo de la Provincia y tiene presupuesto. Sabemos que el Municipio colabora y mucho con las fuerzas policiales en el suministro de insumos; también lo hacemos los productores en la parte rural ; e incluso algunos municipios tienen una tasa específica para seguridad. Pero sobre la misma seguridad van a poner otro impuesto”, criticó.
Añadió que “el productor no está pasando una buena situación, porque gran parte de la producción se maneja con valores internacionales. Lo que se exporta de la Argentina se hace con el dólar oficial menos la retención, mientras que los insumos van por el camino del dólar no oficial”.
Otro factor que perjudica el ingreso del sector es la inflación, “ya que si bien la carne en el mostrador ha subido, al productor hace tres años que le pagan lo mismo”.
Más adelante, el dirigente declaró que “nuestra entidad superior, Carbap, se reunió hace diez días cuando se sabía de la modificación y la semana pasada hubo encuentros en La Plata con los distintos bloques”.
Confirmó que el jueves “nos reuniremos todas las entidades de la provincia en La Plata para tratar de entrevistarnos con legisladores, asesores y con gente vinculada al Gobierno con la intención de hacerles ver, números en la mano, que la situación es compleja”. u
 
 
 
Menor competitividad
 
La semana pasada, la Mesa Agropecuaria Provincial había rechazado “enfáticamente el aumento impositivo y el impuesto inmobiliario complementario” al entender que “sólo contribuirá a restarle más competitividad a un sector estratégico de la provincia como es el agropecuario”.
Hizo referencia a una presión fiscal “insoportable para todos los bonaerenses, en especial para los productores, y bajo el encuadre de contribución especial afectada a la seguridad se vuelve a incurrir en un zarpazo a los contribuyentes, sin señales claras por parte del Señor Gobernador de tener intenciones de racionalizar el gasto público de la provincia”.
Advirtieron que “se intenta justificar la suba con el falso argumento de aplicarlo para mejorar la seguridad de los bonaerenses. Otro relato más que se cae solo, ya que a la fecha se ha subejecutado de manera importante el presupuesto asignado al área”.
Tras recomendarle al Gobernador que reclame al Ejecutivo nacional “los fondos que le corresponden a los bonaerenses por coparticipación”, la Mesa Agropecuaria pidió a las fuerzas opositoras “hacer fiel cumplimiento a lo comprometido en la campaña electoral, en la que la población mayoritariamente le ha concedido la confianza con su voto”. u
 
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario