Entrevista a la artista Susana Rodríguez

Sobre sus inicios en la pintura y los lenguajes artísticos Susana confesó: “Pinté toda la vida. Excepto escultura, trabajé en todas las otras técnicas como dibujo, grabado, monocopia, pintura, entre otros. Y lo que prefiero es la técnica mixta, como en la vida misma”.

-¿Qué importancia tiene en el desarrollo de su obra la representación de la memoria?

-Es una importancia esencial la idea del tiempo y de la mutación en mi obra.  La memoria representa los recuerdos, lo que uno vivió, de donde viene, etc. y es la manera de partir hacia el futuro viviendo el presente, como una línea de la vida. De ahí la Serie Fragmentos (recuerdos de los veraneos infantiles, los paseos, entre otros), y las Sombras (que trata acerca de las relaciones humanas, familia, separaciones, soledades, amistad, por citar algunos).

-¿Por qué su obra es autorreferencial?

-Creo que contando mi historia cuento la de otros seres humanos. Reflexionando sobre lo vivido, la gente ve y compara sus propias reflexiones. Jean Cocteau decía que hasta una naturaleza muerta es un autorretrato. El artista es autorreferencial siempre, aunque no quiera o no lo piense. El artista representa lo que es y lo que vive pero también sus grandes temores, fantasmas o lo temido.

 

 

 

Luces y sombras

-¿Qué sentido metafórico o simbólico tienen para usted las sombras?

-Son muchas cosas. Una de ellas es la idea que en las grandes ciudades la gente se está convirtiendo en sombras de sí misma, donde se olvidan de la naturaleza, del otro.  Eso lo sentí viviendo en Nueva York donde todo es tan cambiante, tan movedizo, y la gente parece no existir. Lo otro de las sombras fue empezar a desarrollar la idea de los vínculos, la familia, las relaciones con los otros. En las pinturas está muy presente la idea de una mujer comenzando un camino dejando atrás sus padres, su familia básica, o sus anteriores relaciones.

-¿Sus obras representan algún momento particular de su vida?

-Sin lugar a dudas. Aquí podemos mencionar lo explicado en la pregunta sobre lo autorreferencial. En el caso de Fragmentos trabajé con fotos de mis vacaciones con mis padres, para dar una idea de lo fragmentado de lo que se pierde en los recuerdos.

En las Sombras desarrollé mis propias separaciones de los anteriores vínculos, tratando de reflejar lo que otros seres humanos pueden sentir o vivir.

-Si un día no se siente inspirada, ¿tiene algún ritual para reconectarse?

-Trato de trabajar sobre cosas anteriores, o retocar cuadros que tengo que terminar. Es decir, vuelvo a algo ya hecho. Y si no me inspiro por lo menos soluciono otros problemas (risas).

-¿Algún guía o maestro espiritual?

-Creo que en mi carrera fue muy importante Juan Carlos Romero, profesor y amigo, y Luis Felipe Noé. En el extranjero admiro a Louise Bourgeois, porque trabajó en temas muy psicoanalíticos y femeninos.

-¿Cuáles serán sus próximas exposiciones?

-La que viene es en la importante Galería Rubbers, en Capital Federal inaugurando el 15 de julio. Y luego en Nueva York en octubre.

 

 

Para agendar

La muestra está abierta al público en general y a las instituciones educativas (con previo turno al teléfono 443-2067 o al e-mail direccionmuseo@tandil.gov.ar) a compartir y conocer de “Sombras en la Memoria” de martes a viernes de 8.30 a 12.30  y de martes  a domingo de 16  a 20.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario