Ersinger reconoció que “no es fácil competir con una gestión prolija”

El precandidato a intendente por la Lista 1 Amarillo del Frente Cambiemos Buenos Aires, Claudio Ersinger, analizó los resultados de las elecciones primarias y, si bien admitió la derrota frente al lunghismo en la interna, priorizó sobre ello la captación importante de votos que obtuvieron en Tandil el candidato a presidente y líder del PRO, Mauricio Macri; y la candidata gobernadora, María Eugenia Vidal.
Optimista a pesar de haber captado sólo el 15,85 por ciento del 57,31 de lo obtenido en total por el frente y no haber llegado al piso que le dejaría vía libre para ingresar a un concejal de su lista en la ganadora rumbo a octubre, se mostró “conforme” por la elección que vivió y ratificó que, más allá de ello, continuarán desde el macrismo local trabajando para los vecinos de la ciudad.
Admitió que ya sabía a lo que se enfrentaba en la interna y que el actual intendente Miguel Lunghi tiene la ventaja de poder demostrar “hechos y no promesas”; por lo que admitió que “no es fácil competir con alguien que tiene una gestión”.
En estas PASO, en cambio, el electorado tandilense se inclinó por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, los candidatos del frente Cambiemos, dejando relegado en el segundo plano de manera “contundente”, a los candidatos del kirchnerismo, trazó.
Por lo tanto, sostuvo Ersinger que desde ese punto “nosotros nos sentimos parte de ese resultado también, ya que somos el PRO en Tandil, los que representamos esta fuerza política, y los que hemos propuesto que se instale ese cambio que queremos en la Argentina”.
Y remarcó que “no haber logrado la meta local también tiene sus explicaciones y su sentido, justamente compartimos con el actual Intendente, que termina su tercera gestión y va por una nueva, los dos candidatos que más votos sacaron en la Quinta Sección Electoral. Así que, desde ese punto de vista, estamos conformes por haber alcanzado esos objetivos”.
“Para mí la explicación está ahí, no es fácil competir, al menos en los números, con alguien que tiene una gestión y una gestión ordenada y prolija. La gente en Tandil es conservadora a la hora de votar, ha quedado claramente demostrado, al menos para la gestión local, que la gente vota a la persona y en este caso Lunghi ha sabido seducir a la tercera parte del electorado y con eso le alcanza para poder conseguir repetir y repetir mandatos”, concluyó Ersinger.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario