“Es un espacio que tiene que ver con el fortalecimiento y acompañamiento de las mujeres”

El Padre Fernando Lede Mendoza estuvo en “Tandil Despierta” y comentó el trabajo que comenzaron días atrás en el espacio denominado “La Posta de las Mujeres” en la Parroquia San José Obrero, Constitución 1350.

Es un espacio que estamos armando con un equipo grande y lindo, ya desde agosto del año pasado, que tiene que ver con el fortalecimiento y acompañamiento de las mujeres. Estamos con mucha expectativa de poder sumarnos de manera activa al tratamiento de esta cuestión tan sensible”, señaló.

“Cuando hablamos de posta, en el campo de antes, se hacía referencia al lugar donde paraban los paisanos a descansar y charlar con otros paisanos. Nosotros pensamos que este espacio tiene que ser un lugar de remanso, de descanso, de generar nuevos vínculos, de fortalecerse y sobre todo un espacio de amistad“, resaltó el Padre.

Mendoza resaltó que se realizará muchas actividades desde “La Posta de las Mujeres“, desde acompañamiento y fortalecimiento de los derechos de las mujeres, actividades relacionados con lo productivo y lo recreativo, entre otras.

Está bueno un espacio que revalorice a las mujeres. Consideramos que las mujeres necesitan cada vez más tener sus derechos y dar batalla a esta cultura más machista”, dijo el Padre Mendoza y relató que “en lo personal comienza la preocupación a partir de la escucha de mujeres con problemas. Una de las tareas que yo hago en la Parroquia es escuchar y allí se acercan personas con diferentes problemáticas. He ido observando esta problemática generalizada, muchas mujeres se acercan a buscar una oreja, un consejo, un asesoramiento a partir de problemas concretos. Luego empecé a tomar a contacto con personas que ya trabajan con la problemática y tienen formación y encuentro que el diagnóstico que hago no es errado y hay mucha necesidad de un espacio así”

Problemáticas

Se reitera con mucha insistencia hoy la falta de trabajo, la necesidad de sostenerse a ellas y a su familia. Eso lleva a la imposibilidad de alimentación, de traslado, de pago de impuestos. También el sufrimiento de la violencia adentro del hogar, con los maridos o parejas, esto es muy reiterado”, afirmó el Padre y sostuvo además que “se ha ganado en visibilización a partir del último tiempo; hay que valorar el esfuerzo de muchos sectores de la sociedad que asesoran, acompañan a las mujeres. Estamos muy contentos y entusiasmados con la Secretaria de Género del Municipio. También seguimos esperando la declaración de la Emergencia de Género en la ciudad“.

El rol de la Iglesia es hoy animarnos a escuchar, es andar entre la gente, meternos en los problemas reales de ellos, en las expresiones populares de los grupos, sino uno se queda afuera de la realidad, sino se queda solo con las ideas”, dijo y añadió que “el segundo rol importante es ayudar a pensar a las personas; lo real es que al menos en Tandil hay una gran cantidad de personas que participan, y nuestra función es ayudar a comprender que el cristianismo y la vida de la fe no pasa solamente por la participación de los sacramentos sino que se completan cuando se trabaja con la gente. También hay un rol de abrir la puerta de la Iglesia para que entren mas personas, este espacio es un ejemplo de ello”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario