Escobar y Rueda, de cara a una velada boxística inolvidable

El primero de ellos defenderá por primera ocasión el título argentino de los súper pluma frente al entrerriano Diego Chaves; mientras que Rueda expondrá por segunda vez su cetro latino de los pluma ante el paraguayo Ramón Esperanza.

Ambos monarcas visitaron la Redacción de El Eco de Tandil para transmitir sus sensaciones previas: 

 

Rueda, por el latino

 

-Matías, nuevamente, te enterás con poca anticipación de quién será tu rival.

-Sí, aunque más o menos sabíamos quién podía ser, se terminó resolviendo hace poco. De eso ya no nos ocupamos nosotros sino Margossian, nos juega un poquito en contra no saber hasta último momento. De todas formas, he tenido una buena preparación, hace casi un mes de mi última pelea.

-¿Qué referencias tomaste de Esperanza?

-Es contragolpeador, y sucio. Sé que cuando le pueda apoyar una mano fuerte me va a empezar a trabar o me la va a devolver, no lo tengo muy en claro, porque los videos que vimos son muy cortos. En la mayoría, trabaja desde afuera hacia adentro, sabe manejar las cuerdas y utilizar los codos.

-¿Es un rival de cuidado en el sentido de que puede hacerte pagar un exceso con una definición contundente?

-Para mí, peligrosos son todos. Encima, éste es zurdo, me agarrará siempre de contra. Tengo que tener una cautela especial, el secreto será trabajar sobre los laterales, haciendo pasos al costado y metiendo manos por dentro.

-Según admitiste, en tu última pelea, ante Tejerina, recibiste castigo como nunca antes. ¿Te servirá como aprendizaje para este combate?

-Sí, todo ayuda, cada pelea te enseña muchísimo. He trabajado duro en la parte defensiva, a la hora de bloquear un poco más, barrer y no confiarme tanto. Estaré atento, sé que hay cosas importantes en juego.

-¿Cómo fue tu preparación tras la victoria ante Tejerina?

-Fueron tres o cuatro días de entrenamientos regenerativos. En el trabajo me dieron 15 días de licencia, por lo que me pude preparar bien físicamente.

-Será tu primera pelea profesional en el Centro Cultural Universitario.

-Sí, como amateur hice algunas allí, pero la verdad es que el escenario no me modifica nada. Me tocó pelear en el Luna Park y a mí ningún estadio me mueve el piso, es realmente así, no lo digo de agrandado. Cuando fui a las Cataratas del Iguazú, dije “¿qué car… es ese chorro de agua?”. Después de la pelea por ahí miro y digo “¡Fuá!, mirá lo que es este estadio”, pero antes no, logro abstraerme”.

-El del sábado será un festival histórico para el boxeo tandilense.

-Seguro, y ojalá algún día podamos pelear los dos por el título argentino, Sergio es campeón y yo estoy bien posicionado en el ranking, así que podría darse.

-Se acaba de consagrar campeón del mundo Cuellar, con lo que el cetro argentino pluma quedó vacante.

-Sí, pero me gustó principalmente el hecho de que se sume otro campeón del mundo argentino. Por supuesto que quiero tener el título nacional, quiero todos los que estén a mi alcance.

-Está claro que, más allá de lo que pase ante Esperanza, el título argentino es para vos un objetivo a corto plazo.

-Sí, las posibilidades ya están. Por mi posición en el ranking, ya tengo derecho a acceder a un desafío. Pero hoy mi idea es derribar a Esperanza y dejar el título en casa.

 

 

 

El análisis de Escobar

 

Sergio Escobar analizó en principio las cualidades de su adversario de mañana: “Lo vimos, es un buen boxeador. Analizamos su forma de caminar el ring y también Matías (Rueda) me explicó algo, porque ya lo enfrentó. También hicimos un trabajo con Sergio (Vega) y Martín González. Sé que vendrá a tomar la iniciativa, es algo que me conviene. Me siento bien física y mentalmente, estoy bien preparado, esperando el pesaje para dar el peso y descansar tranquilo”.

-¿Te sienta cómodo que el rival salga a buscar el protagonismo?

-Sí, me gusta. Sé que él vendrá a buscar la pelea, como lo hice yo el día que gané el título. Me toma en un gran momento mío, estoy convencido de que el trabajo que estoy haciendo es el correcto.

-¿Qué conclusiones obtuviste luego de ver las peleas de Chaves?

-Notamos que baja mucho la mano izquierda, entre sus virtudes vimos que saca bien el cross zurdo, por arriba. Sé que cortándole camino puedo complicarlo, le cuesta mucho girar. Esa será una de mis primeras armas para ir encerrándolo.

-¿Cuándo empezaste un entrenamiento específico, focalizado en las características de este rival?

-Hace un par de semanas, cuando agarro los guantes imagino que lo tengo enfrente y aplico cosas sobre el cuerpo de alguno de los chicos que hacen de sparrings. Más o menos sé cómo trabaja Chaves, no es que voy a pelear contra alguien que no se cómo se mueve.

-Ser campeón argentino es, sin dudas, un punto de inflexión en tu carrera. ¿La pelea siguiente a la obtención, la del club Defensa, te arrojó sensaciones especiales o fue una más?

-Fue una más, porque no ponía el título en juego. Ahora, me toca defenderlo y tendré una presión extra. Sé que en una noche puedo perder algo que me llevó 13 años conseguir. Perder, sería un bajón terrible.

-¿Es sorpresivo para vos atravesar el mejor momento de tu carrera después de hacer 40 peleas?

-No, las circunstancias se dieron así. Encontré cierta madurez, he peleado con muchos boxeadores y me ha tocado ganar y perder. Me siento bárbaro, por la experiencia que tengo y lo bien que estoy mental y físicamente. Ese conjunto me hace sentir muy seguro.

-El triunfo ante Martín Rodríguez fue un batacazo para muchos.

-Y sí, aparte iba a enfrentar a alguien que me había ganado muy bien. Ocurre que esta vez llegué mucho mejor preparado.

 

 

A la balanza

 

Se realizarán hoy los pesajes de las dos peleas profesionales del festival de mañana en el Centro Cultural Universitario.

Matías Rueda y el paraguayo Román Esperanza, contendientes por el título latino de los pluma –versión OMB- que ostenta el tandilense, deberán dar menos de 57,153 kgs.

Mientras que Escobar, quien pondrá en juego el cetro argentino súper pluma, y su retador, el entrerriano Diego Chaves, no podrán ir más allá de los 58,967.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario