Esparcieron en Granja Los Pibes las cenizas de un joven asesinado durante la dictadura

 
La lluviosa mañana no logró opacar el profundo sentimiento de los familiares y amigos de Gustavo, de los militantes y autoridades nacionales que participaron de la ceremonia.
Estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, los diputados nacionales Mario Oporto y Eric Calcagno, el titular de la Anses, Diego Bossio, el candidato a concejal en Tandil por el Frente para la Victoria, Pablo Bossio, el fiscal federal, Daniel Adler, y Rodrigo Caprotti director de la película “La Escuelita”. 
 
“Traeremos cada huesito 
de nuestros compañeros”
 
Los pequeños de la Granja Los Pibes con globos celestes y blancos y la leyenda “con ternura venceremos” permanecieron durante la mañana participando de la ceremonia. 
Walter Fernández, director de la Granja y amigo del desaparecido, expresó que “en noviembre del año 75 la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) de Tandil nos despedimos con un abrazo, un ‘hasta la victoria’ y algunos nos fuimos a La Plata, otros a Mar del Plata, Gustavo y otros a Bahía. Algunos volvimos, otros están llegando hoy y a otros todavía no los encontramos, prometemos que vamos a seguir buscándolos, vamos a traer cada huesito de nuestros compañeros para que vuelvan a descansar a esta ciudad”. Sus palabras desataron un sentido aplauso. 
“Gustavo hoy nos viene a decir ‘cuidado, sigamos trabajando’. Los titulares, como dice la Presidenta, están unidos y pensando y vienen por todos nosotros. Tenemos que seguir dando la batalla, peleando para que la Asignación por Hijo siga estando en este país, que cada vivienda Procrear le llegue a cada uno de los trabajadores, que en esta ciudad no quede un metalúrgico más sin empleo, que cada uno de nuestros pibes tenga acceso a la educación y a las computadoras”, argumentó. 
Y manifestó el deseo de que “el sueño de Gustavo, de todos mis compañeros de los 70 que andan por ahí, hoy con la nueva dirigencia podamos plasmarlos”. 
 
Un abrazo
generacional
A continuación Jesús Rodríguez, integrante de la Juventud Peronista, movimiento que integraba Gustavo Yotti, resaltó que “este día es histórico y expresa claramente un abrazo generacional con los compañeros de aquella JP nacida al calor de la proscripción”. 
“Para nosotros Walter y el resto de los compañeros que dieron la lucha son un ejemplo y les queremos agradecer por tenernos en cuenta y guiarnos con su experiencia. Ejemplos como el de Yotti y de tantos compañeros que lucharon por la patria nos van a llenar el corazón de fuerzas para seguir militando día a día, para construir la Argentina de la justicia social y no dar ni un paso atrás”, sostuvo. 
 
“No podemos seguir
enterrando el dolor”
Luego, los hermanos de Gustavo Yotti, María del Carmen y Ricardo, brindaron algunas palabras que lograron emocionar al público presente (ver aparte).
A su turno, Julián Domínguez afirmó que “Gustavo debe estar muy contento de ver de la manera que ustedes tomaron su lucha y su sueño que, como los de 30 mil compañeros más, no fueron en vano”. 
En esa línea, afirmó que “no hay crecimiento si no hay memoria, y si no hay justicia en nuestra sociedad. No va a haber crecimiento en la Argentina hasta que no sepamos dónde están cada uno de nuestros hermanos, que el propio Estado los mató por soñar, por querer una nación para todos con igualdad de oportunidades”. 
“Un importante dirigente político, candidato a diputado nacional, decía que no hay que mirar por el espejo retrovisor -criticó- pero no podemos seguir enterrando el dolor, la falta de justicia, las aspiraciones de los argentinos como si todos los días tuviéramos que volver a empezar. Tenemos 200 años de historia, de memoria, de lucha que no los vamos a regalar”. 
Y concluyó que “la sangre que se derramó por soñar un país más justo no puede quedar en manos de quienes quieren mirar la historia sin el espejo retrovisor, lo mejor que tenemos es nuestra historia. Tenemos que ir a fondo con nuestra propia argentinidad, con los valores de nuestro pueblo. Esta patria la parimos en el dolor, en la sublevación”. 
 
El momento
más emotivo
 
Por último, se concretó el momento que, sin duda, fue el más emotivo de la jornada. Sin poder contener las lágrimas, familiares y amigos de Gustavo Yotti esparcieron las cenizas del joven asesinado en el predio de la Granja Los Pibes, junto a una piedra que lleva su nombre y que se encuentra junto a otras con los nombres de Ricardo Cuestas, Omar Marocchi y Andrea Calvo, los mejores amigos que también desaparecieron durante la dictadura.
Los hermanos de Gustavo y Anahí Marocchi se fundieron en un abrazo, expresando a través de sus lágrimas una mezcla de dolor por todo lo vivido y la irreparable pérdida y emoción, por tener la posibilidad de esparcir las cenizas en el lugar que el joven habría escogido, reivindicando su lucha. 
 
DIJO LA HERMANA DE GUSTAVO YOTTI
“Este es el mejor lugar”
 
María del Carmen Yotti, hermana del joven asesinado, lo recordó como “un pequeño grandote, porque parece mentira que tenía 18 años por todo lo que hizo por la justicia social. Era muy responsable, parece una persona más grande por los intereses y la lucha que tuvo. Nosotros no nos dábamos cuenta de que era tanto el riesgo que corría, pero él lo hacía como algo natural”. 
Y rememoró aquellos momentos en los cuales perdió a su hermano: “El estaba viviendo en Bahía, mi mamá lo visitaba en secreto por el miedo. Nosotros estuvimos con él la última vez a fines de enero en Mar del Plata, también estaba allí su pareja María Elena, a quien también asesinaron”.
Y continuó relatando que “como no respondía los llamados, mi mamá fue los primeros días de marzo (de 1977) a Bahía Blanca, a la pensión en la que él vivía. Le comentaron que ya hacía un mes que el Ejército se lo había llevado”.
“Comenzamos a buscarlo, después nos enteramos que él estuvo desde el 5 de febrero hasta la madrugada del 13 de abril en el centro clandestino hasta que le dieron una inyección de pentotal y lo fusilaron. Yo retiré el cuerpo, tenía un brazo mutilado, entonces cuando me lo entregaron, la policía me decía que lo habían matado en un enfrentamiento, y les dije: ‘Yo no sabía que en los enfrentamientos le podían sacar un brazo’. Nos costó años asimilarlo, porque el terror que teníamos era increíble”, confió.  
En cuanto al descanso final de sus cenizas, aseguró que “el mejor lugar es con Walter, porque él sigue en la lucha. Es como que mi hermano va a seguir en la lucha junto a él, creo que es lo que él estaría haciendo”.
“Ellos eran amigos, yo me contacté con Walter después de muchos años. Veo su lucha, no es fácil perder a un familiar pero ser sobreviviente creo que es muy difícil también. Para mí Walter es un hermano, y éste es el mejor lugar, porque creo que mi hermano estaría haciendo lo mismo que él”, recalcó.
Finalmente, afirmó que “Gustavo va a estar contento acá, va a estar feliz”. u 
 
Una mezcla de sentimientos
 
Anahí Marocchi es hermana de Omar, otro desaparecido muy amigo de Gustavo Yotti, pero hasta ahora sus familiares no pudieron encontrar su cuerpo.
“El sentimiento es entremezclado pero fundamentalmente de alegría, porque siento que están acá los chicos, hoy además están los restos de Gustavo pero están ellos en la obra que se está haciendo en este lugar, en el cariño de los compañeros”, expresó. 
Recordó que “los chicos eran muy jóvenes, ahora nos damos cuenta de la inmensidad del compromiso, de la actitud que tuvieron y que más de una vez nos hemos preguntado si no los idealizábamos en nuestra búsqueda, en nuestro dolor y constantemente llegan anécdotas que los describen tal como los recordamos, generosos, comprometidos. En este momento nos hemos abrazado con ese dolor que va a estar con nosotros hasta el último de nuestros días, pero con mucha alegría porque están acá”. 
“Los restos tanto de mi hermano como de su compañera que también era de Tandil, Susana Valor, los seguimos buscando. Ellos fueron secuestrados en Mar del Plata. Mi hermano tenía 19. Se ha encarcelado a los que estuvieron directamente involucrados con el secuestro. Eso es importante no por si se les da más o menos años, sino para que no queden impunes estas barbaridades”, fundamentó. u
 
ASEGURO JULIAN DOMINGUEZ
 
“Sueño con un país que 
se parezca a Tandil”
 
Julián Domínguez y Diego Bossio realizaron una recorrida por las instalaciones de la Escuela Granja antes de asistir a la ceremonia en Granja Los Pibes. 
Al respecto, el presidente de la Cámara de Diputados afirmó que la institución “es un modelo del sueño de los argentinos, de la producción primaria a la góndola, del valor agregado, de la formación, de los valores, y acabamos de ver el umbral del desarrollo tecnológico alcanzado por nuestro país en materia de producción y este otro rostro social de compromiso, de testimonio de amor, de memoria”.
“Esta es la Argentina en la que estamos viviendo y de la cual nos sentimos orgullosos. Tandil lidera un modelo de futuro de la Argentina. Yo sueño con un país que se parezca a Tandil”, resaltó.
Y añadió que “estoy muy contento, casi emocionado. Yo soy papá de un hijo de corazón, así que siento que todo lo que se haga por la niñez en la Argentina es la deuda pendiente que como sociedad tenemos, no podemos crecer y tener todavía chicos en la calle”.  
Por su parte, Diego Bossio expresó que “estamos con Walter que es un fiel ejemplo de formar a los chicos, de sacarlos de la calle, de efectivamente darles un horizonte distinto, de la cultura del trabajo, de darles oportunidades”. u
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario