?Espero que los padres utilicen todo el dinero de las asignaciones en sus hijos?

?Aunque el hambre está ?dice Cacha- y no es una sorpresa, vemos que en los últimos tiempos se ha incrementado y es una pena que un chico pase hambre, es tremendo. Nosotros hacemos lo que podemos y de aquí nadie se va sin comer?, asegura la mujer que regentea el comedor de Las Tunitas, ubicado en De los Granaderos 269  desde el 13 de marzo de 2001.
-¿Cuántos pibes vienen diariamente?
-190, ¡qué triste! Y son nenes que tienen sus problemáticas familiares. Hay padres que sienten mucha vergüenza de mandar a sus hijos acá, pero se han quedado sin trabajo y no les queda más remedio, por lo tanto nosotros le damos alimento y contención.
-¿El hombre no se siente digno sin trabajo?
-Y, claro? porque si siempre se dijo que es el que debe traer el pan desde siempre y a veces son dos o tres generaciones en un hogar de gente que no trabaja, no se conoce la cultura del trabajo y eso no es bueno para nada.
-También está quien se acostumbró a la cultura del asistencialismo.
-Seguro, pero a nosotros lo que nos importa son los chicos y como le decía recién, de aquí no se va a ir ninguno con la pancita vacía.
-¿Cómo es el sistema de atención?
-Está siempre a full, no es una alegría decir que tenemos casi 200 chicos concurriendo al comedor, los nenes desayunan, almuerzan y les damos una merienda reforzada a las cinco de la tarde, pero vistas las necesidades a pesar de la merienda reforzada hemos vuelto a darles cena también, porque no podemos mirar para otro lado; hay miseria nuevamente.
-¿En algún momento pareció como que la cosa estaba cambiando para mejor?
-Sí, cuando el número de los asistentes bajó a 70, 80, pero ahora es como que todo volvió para atrás y hay muchos chicos muy necesitados.
-¿De qué zonas vienen al comedor?
-De este barrio, del 17 de Agosto, de toda la zona, lamentablemente. Esperemos que con esta ayudita que el Gobierno va a dar a los papás para sus hijos les ayude a sobrellevar esta crisis. Que les alcance un poco más a tantos padres que se han quedado sin trabajo.
-¿Cree que puede especularse con esta asignación universal para protección social y que en algunos casos tal vez no sea invertida en los niños?
-Considero que tendría que haber control para ver si todo el dinero y digo todo, más allá de lo que se deba ahorrar, se va a invertir en los chicos. La realidad es que es para los niños. No sé quién será el organismo que debería controlar que ese dinero llegue a los hijos y no se lo gasten los padres en otra cosa.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario