Espionaje: cuñado de Macri ratificó los intentos de la Ciudad para que desvinculara al jefe de Gobierno

Además, Leonardo afirmó en el juzgado que el ataque sufrido el 11 de noviembre pasado tuvo como objetivo atentar contra su vida, horas después de haber declarado por primera vez en la causa como una de las víctimas del espionaje telefónico hecho por el detenido espía Ciro Gerardo James.
Al ampliar su declaración testimonial en la causa, Leonardo entregó a Oyarbide copia de un correo electrónico que recibió de una secretaria de Macri, donde se le indicaba qué decir para separar al jefe de Gobierno del caso, informaron a Télam fuentes judiciales.
“Nunca he vinculado al señor jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri en presuntas acciones de espionaje”, consignaba el comunicado que llevaba la firma de Leonardo y que le fue enviado por intermedio de su esposa Sandra Macri.
En el texto se le indicaba aclarar que Macri “nunca estuvo involucrado en acciones tendientes a vulnerar mi intimidad” y se le indicaba que debía remarcar que “siempre” tuvo con él “un trato cordial y respetuoso”.
Según explicó el parapsicólogo a Oyarbide, su esposa recibió un llamado de una secretaria de la familia Macri que ahora trabaja en el gobierno porteño, Ana Moschini, donde le pedían que él se comunicase con el funcionario y se habría coordinado el envío del mail.
Posteriormente Sandra Macri le habría entregado al marido el texto, que él se negó a difundir y ahora entregó a la Justicia.
En ese “comunicado” el cuñado de Macri debía admitir “situaciones controversiales” con su suegro Franco Macri pero desvincular de todo a Mauricio.
El correo electrónico fue enviado al de Sandra Macri desde una casilla del gobierno porteño por Ana Moschini, según declaró el parapsicólogo.
Leonardo contó que después de declarar por primera vez ante Oyarbide el 11 de noviembre invitó a su esposa a tomar un café para hablar del tema y ella le contó que había recibido llamados en “tono agresivo” de sus hermanos Mariano y Mauricio.
“La llamaron para decirle que cómo era que yo lo había involucrado, y ahí me dijo: esto te lo da Mauricio, mandalo por la prensa”, refirió.
Dos días más tarde, el testigo afirmó que recibió un llamado de la secretaria de Macri, quien le dejó un mensaje para que se comunicara con él, algo que hizo pero nunca recibió respuesta del Jefe de Gobierno.
Por otro lado contó al juez en detalle el ataque sufrido en su casa de Ituzaingó la noche del 11 de noviembre, horas después de declarar por primera vez en el juzgado.
El parapsicólogo había sido convocado luego que su nombre apareció en el listado de teléfonos intervenidos desde un juzgado de Misiones en una causa por el homicidio de un odontólogo en esa provincia, a pedido del espía Ciro James.
Esa tarde -contó Leonardo al juez- regresó a su casa y cruzó a cenar a lo de unos parientes domiciliados enfrente, pero olvidó los cigarrillos y volvió.
Fue entonces, a las 20.30, cuando tres individuos lo interceptaron en la puerta, encapuchados y uno le gritó “te vamos a matar”.
Leonardo refirió que forcejeó con dos de ellos, que el tercero escapó y que lograron ingresar a la casa, donde le dispararon y huyeron.
“No me robaron nada, tenía 6.000 pesos encima, un reloj marca Cartier”, recordó.
Por ello dijo ante el juez creer que “fue un atentado contra su vida” y afirmó “estar muy asustado y temer por su vida”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario