Estudiantes-Argentinos, con la final como premio

Estudiantes recibirá  hoy a Argentinos Juniors en el estadio Ciudad de La Plata con la ventaja cierta de que un empate sin goles lo depositará en la final de la Copa Sudamericana de fútbol, luego de igualar 1 a 1 en el partido de ida disputado en el estadio Diego Armando Maradona.
El encuentro se jugará desde las 21 con el arbitraje de Sergio Pezzotta, que en la víspera fue designado en reemplazo de Héctor Baldassi, afectado por una distensión en la rodilla derecha que se le produjo en el encuentro entre Tigre y Godoy Cruz, el sábado.
El partido encierra para ambos equipos muchos condimentos que tienen que ver con el futuro mediato y van más allá de la final.
Para Estudiantes un intríngulis difícil de descifrar, porque sus principales aspiraciones para este semestre pasan por clasificar a la Copa Libertadores 2009.
Y para alcanzar esa meta, el equipo de Leonardo Astrada necesita imperiosamente lograr un buen resultado el domingo ante uno de los punteros del Apertura, Tigre.
Los de Victoria están a cuatro puntos de Estudiantes en la tabla acumulada y pugnan por alcanzarlo, ya que entre ambos está en juego la quinta y última plaza disponible para el repechaje de la Libertadores.
Claro que Tigre tiene otra opción para desplazar al “pincha” de la Copa y es saliendo campeón, una alternativa que Estudiantes también podría frenar si el domingo, en el estadio Ciudad de La Plata, al menos no resultando perdedor.
Claro que ese cotejo se llevará a cabo apenas 72 horas después del desgastante juego de hoy con Argentinos Juniors, lo que complica de por sí las chances estudiantiles.
Por eso fue que en algún momento los dirigentes del club platense especularon con solicitar la postergación del partido con los dirigidos por Diego Cagna, ya que si clasifican a la final les asiste derecho para solicitarlo.
Pero finalmente los directivos desistieron de hacerlo y ahora el técnico Leonardo Astrada tendrá que afrontar los dos frentes con lo mejor de lo que dispone, ya que no puede ceder nada ni hoy ni el domingo.
Para Argentinos, en cambio, la ecuación es más sencilla pero el compromiso es mayor para hoy, ya que no tiene otro motivo por el que luchar hasta fin de año y también está muy lejos de acceder a cualquier certamen internacional.
E incluso llegando a la final, tendría que ganarla para, al menos, como campeón poder jugar nuevamente la Copa Sudamericana el año próximo.
Además, su entrenador, Néstor Gorosito, suena hoy entre los principales candidatos a la dirección técnica de River Plate, un viejo anhelo suyo que siempre prometió hacer realidad.
Así las cosas, el enfrentamiento de hoy tendrá aditamentos que inclusive no se condensarán tampoco con la resolución del juego, sino que repercutirán en el futuro de ambos de manera muy especial.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario