Exigen que el Ejecutivo decida qué va a hacer con la casa de Panocetti

Desde la asociación civil Terapia para Niños Tandil expusieron su preocupación por la falta de definición del Ejecutivo comunal acerca del destino de la casa que fue donada recientemente por Azucena María Iluminada Panocetti, situada en 9 de Julio al 1300, y que desde la agrupación solicitaron para que funcione allí la casa hogar para familiares de niños internados en terapia o en neonatología.

Cabe recordar que hace tiempo que la ONG lucha por tener una casa hogar para contener a pacientes en recuperación y sus familias, procedentes de localidades de la zona o de barrios periféricos. En un principio, el Municipio les donó un inmueble situado en 9 de Julio 1250, pero la propiedad debe ser demolida por las falencias edilicias que presenta y además no reúne las características del espacio que necesitan.

A fines de septiembre el bloque del Frente para la Victoria presentó un proyecto de resolución solicitando al Ejecutivo que dejara sin efecto el contrato de comodato suscripto entre la Municipalidad y la asociación civil Terapia para Niños Tandil, con el cual le cedía un inmueble municipal ubicado en 9 de Julio 1250. Y pidió que cediera en comodato la casa recibida por legado de parte de la señora Azucena María Iluminada Panocetti, situada en la calle 9 de Julio 1320, con el objeto de implementar en el mismo su proyecto casa hogar.

Sin embargo, hasta el momento no tienen respuestas y algunos rumores comenzaron a generar preocupación entre las integrantes de la ONG.  Por otro lado, juntaron ya mil firmas en apoyo del proyecto y aquel que lo desee puede apoyar la causa en la página Change.org/casahogartandil.

 

Sin respuestas

 

Sandra Bruno contó que solicitaron la Banca XXI en el Concejo Deliberante dos semanas antes de las elecciones pero hasta el momento no tuvieron novedades.

“No tenemos respuesta, pero sí escuchamos rumores de que se va a trasladar la Secretaría de Salud y Atención Primaria, que no dejan de ser oficinas. Es discutible que el fin sea el que quería Azucena, porque se trata de algo a nivel político y no humano de lo que es el Hospital en sí”, manifestó.

En tanto, Irene De los Santos contó que hizo un pedido a la Comisión de Salud para que les den una respuesta a su pedido.

“Nosotros queremos que se expidan para saber cuál es la resolución que van  a tomar con la casa que donó Azucena. Lo que queremos es que nos den por escrito cuál es la resolución, porque hay varios rumores pero no hay una notificación por escrito de qué es lo que se va a hacer”, afirmó.

En ese marco, confió que están “muy angustiados” debido a que están “detrás de la casa desde el momento en que nos enteramos”.

 

“Estamos en la nada”

 

“Es una casa que fue, como el nombre de su propietaria, una iluminación para nosotros, que veníamos peleándola, y en realidad ahora estamos en la nada de nuevo, angustiadas porque la verdad que nos habíamos ilusionado un montón, por la ubicación, por las condiciones de la casa, porque sabíamos que se podía hacer realidad el sueño que teníamos de brindarle un lugar a los papás tanto de la terapia como de la neo y resulta que todavía no tenemos respuestas. No sabemos qué pasa”, lamentó.

En esa línea, remarcó que “sentimos que la intención de Azucena al momento de donar algo tan preciado como su casa es para hacer un bien al hospital, a la gente que realmente lo necesita. En este caso, nosotros humildemente justo estamos con un proyecto que encaja con el deseo de Azucena, entonces no podemos concebirlo de otra manera”.

“A nosotros nos pone mal esta situación porque pensamos que hay muchos lugares que se podrían destinar a la Secretaría de Salud, y no la casa de Azucena que está a una cuadra del Hospital, que justamente cuando uno necesita a un papá porque tiene al hijo grave o lo reclama porque se despierta y está en terapia, lo podés llamar y el papá está a 5 minutos ahí. Eso no sucede en cualquier punto de Tandil, y además nos da la posibilidad de acomodarla y ponerla ya en funcionamiento”, argumentó.

Y lanzó que “es un proyecto que ya se podría hacer realidad solamente con una decisión política”.

 

El proyecto

En cuanto a la propiedad que el Ejecutivo les había otorgado anteriormente, Sandra Bruno aseguró que “no sería viable nuestro proyecto por las dimensiones que tiene el terreno, que es de 8 por 17, queda un patio de menos de 2 metros, sólo podría haber 4 habitaciones, con un baño de hombres y uno de mujeres. Van a ser dos plantas donde no se puede poner un ascensor y podría haber personas discapacitadas o mayores. Hablamos de inclusión, pero eso no se respetaría acá”.

Irene de los Santos explicó que “nosotros no teníamos nada y nos pareció un buen gesto del intendente habernos cedido este lugar, pero luego descubrimos que el proyecto no termina de ser lo que debe ser allí”.

“La casa que donó Azucena tiene patio, es espaciosa, luminosa. Tiene un quincho en el fondo donde la idea es brindar talleres para las mamás desde el cuidado de la higiene de un hijo, que lamentablemente hasta eso tenemos que enseñar hasta talleres de nutrición, cómo es el manejo de las mamaderas, que a veces las mamás no saben cómo prepararlas. El proyecto no implica solamente darles una cama para que duerman los papás”, sostuvo.

 

La asistencia

 

En tanto, Sandra Bruno lamentó que hace un par de meses que no reciben información desde la dirección del Hospital de Niños acerca de las familias que necesitan ayuda. “antes teníamos contacto con los médicos de la terapia que nos llamaban para avisarnos pero en la última reunión con la doctora Marta Brea nos dijo que no podemos tener un vínculo directo con ellos, sino que debemos esperar a que desde la dirección nos avisen de los casos”.

“No sólo ayudamos a los papás que no tienen obras social sino también a los que sí la tienen y lo necesitan porque sabemos que la hotelería en Tandil no es nada económica”, aclaró.

Y de los Santos aclaró que más allá del requerimiento de la casa hogar en terapia en neonatología “la necesidad es ya” y en ese caso las madres deberían permanecer alojadas por muchos días e incluso en algunos casos por meses.

Aseguran que en la terapia del Hospital de Niños faltan enfermeros

 

La enfermera Irene de los Santos contó que actualmente los médicos que trabajan en la terapia del Hospital de Niños vienen de Mar del Plata y Azul, mientras que las enfermeras vienen de Mar del Plata y Juárez.

“En la terapia intensiva faltan enfermeros, siempre. Ahora están cubriendo con una guardia mínima de una enfermera cada 24 horas, que viene junto con el médico de Mar del Plata, y una que viene de Juárez tres veces por semana y cumple 12 horas”, indicó.

En ese sentido, enfatizó que “los turnos de terapia intensiva por el nivel de estrés y de cuidado que necesita el paciente tiene que ser de seis horas, acá el recurso humano se está extremando bastante y la verdad es que no habría necesidad si nosotras pudiéramos formar enfermeras de acá”.

“Dos de las enfermeras que trabajábamos ahí no sabemos porqué cuestiones nos sacaron de la terapia y ahora estamos cubriendo el piso. Pero éramos las únicas dos enfermeras terapistas de Tandil y no estamos justamente trabajando en la terapia en este momento. No sabemos si eso va a continuar así o no, el préstamo nuestro es hasta enero, no sabemos si en ese entonces tendremos que volver a nuestro hospital de origen que es el Garrahan o si nos quedaremos acá”, manifestó.

Si bien aseguró que a nivel mundial siempre faltan enfermeros “nosotros tenemos la suerte de que tenemos dos institutos que forman enfermeras y además nosotras tenemos ganas de formar gente. De hecho, vinimos a Tandil con la idea de formar recurso humano”.

“En una terapia intensiva la enfermería es la columna vertebral del sistema de salud. El médico viene, ve al paciente, indica y el que está al pie del paciente es el enfermero, es quien ve los signos de alarma, llama al médico y ve la evolución o involución de cualquier paciente”, remarcó.

Finalmente, subrayó la importancia de formar “un pool de enfermeras que sean de Tandil, la idea siempre fue formar gente para sostener la terapia desde acá. Hay muchos enfermeros que quieren trabajar en la terapia intensiva del Hospital de Niños”.

 

Eventos para recaudar fondos

La asociación realizará tres eventos este mes para recaudar fondos. El primero será un encuentro de fútbol solidario que se llevará adelante el próximo domingo 8 de noviembre y es organizado por Tandil Sports y el CEF 403. Se podrá alquilar un turno de cancha para ir a jugar al fútbol entre amigos, de cada turno el 50 por ciento va a ser donado a la asociación. Para inscribirse pueden llamar al 154-323255.

El segundo tendrá lugar el 12, 13, 14 y 15 de noviembre (Caballos Criollos) y se buscarán padrinos para la ONG. “Se le va a ofrecer a empresas o también a la gente que la idea es juntar 500 padrinos que aporten 100 pesos mensuales cada uno y ese dinero será destinado a sostener los gastos de la casa hogar, el personal que trabaje, la comida”, indicó Sandra Bruno.

Y por último el 18 de noviembre se presentará el grupo de Salta Saravia con Alma, para lo cual ya están las entradas en venta, que salen 80 pesos anticipadas y el día del evento en el Teatro del Fuerte a las 21, 100 pesos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario